jueves, 5 de mayo de 2022

Carrera matutina

Imagen
Todos los días, mi papá me levanta temprano... Ejem, en verdad, yo despierto a mis papás. La cosa es que mi papá se pone su ropa deportiva, me vista con ropa que mi mamá dejó lista en la noche y salimos a correr.
Él corre, a mí me lleva en mi coche delante de él. Vamos por unas calles bonitas cerca de la casa. Las personas que se cruzan con nosotros me sonríen. Pasamos tan rápido que no me da tiempo a contestarles, pero me gusta ver esas sonrisas.
Lo que más me divierte es un grupo grande que baila con música a todo volumen. Su ropa colorida me hace acordar a la ropa que se pone mi papá  para salir a correr. Cuando me ven, me llaman con alegres gritos. A esas alturas, ya voy medio dormido y sus saludos me despiertan. Saco la mano por el costado del coche y así sigo hasta que sus voces y la música quedan lejanas.
Veo muchos perros, de todos los tamaños y colores. Sus dueños me saludan también, y yo tengo ganas de jugar con los perros.
Cuando mi papá completa el camino, regresamos a la casa. Mi mamá nos recibe con besos y abrazos y me va preguntando a quién vi mientras me saca del coche. Son los mejores momentos de las mañanas.
(*) Inspirado en el niñito que pasa en su coche que empuja su papá, justo antes de empezar  nuestra hora de zumba y nos saluda a lo lejos.

Que este domingo tengan todos un feliz Día de la Madre.

27 comentarios:

  1. ¡Es Mikey de “Mira quién habla”! Lo que dice es: qué felices se ven estas mujeres.

    ResponderEliminar
  2. Tu relato me recuerda que todas las mañanas veo a un papá muy bien vestido, y hasta con corbata, que lleva en el coche de paseo y quién sabe a dónde, a su preciada carga. Claro, no corre, pero seguramente se le está haciendo tarde para llegar a su oficina.
    Besos Gabriela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué linda manera de empezar el día, con tan preciada carga a tu lado.

      Eliminar
  3. Lindísimo, Gaby! Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  4. Es muy lindo ver que launion entre padre e hijo se va formando para luego ma tener esa especie de camaraderia cuando el.niño crezca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería lindo saber que esa carrera matutina va evolucionando a medida que el niño crece.

      Eliminar
  5. Es que el niño se queda fascinado con la escena matutina... y el padre también.

    ResponderEliminar
  6. Que lindo relato Gabita! Por un momento, pensé, que recordabas ,los paseos matutinos con tu papi. Porque es muy común ver en los malecones estos bellos cuadros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos paseos entrañables eran diferentes, no había carreras, pero sí mucha curiosidad por todo.

      Eliminar
  7. Unos ojos infantiles descubriendo.Muchas carreras de estas se ven. Dos cosas bien hechas para ambos.
    Buen domimgo Gabriela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a veces, saben ver cosas que, por las primas cotidianas, los adultos pasamos por alto.

      Eliminar
  8. Seguro que ese niño cuando sea mayor también saldrá a correr tempranito . Feliz semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es probable, y seguro también recordará lo que veía al paso apurado de su papá.

      Eliminar
  9. Me encanto ese viaje. No me acuerdo de los viajes que a esa edad mi madre hacia conmigo pero si me he remontado a los viaje que sacaba a mis hijos con sus cochecitos.

    Emocionante y entretenido viaje en cochecito.
    Un placer haberlo leído.
    Un gusto visitarte.
    Saludos desde El Salvador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario y bienvenido por estos lares, José Mauricio.
      Qué lindo haberte traído recuerdos y de haberte llevado a una vista al pasado.
      Saludos desde Lima.

      Eliminar
  10. Bellísimo comentario Gaby. Creo saber quien te lo inspiró. Es muy bello y también nostálgico!😍

    ResponderEliminar
  11. Qué bonita inspiración para tu relato, Gabriela. ¡Pasearse a esa velocidad tiene que ser muy chulo! Siempre hemos sentido envidia de los pequeños que van en un cochecito, sobre todo cuando volvemos cansadas a casa y daríamos lo que fuera por que nos llevaran...¿No lo has pensado nunca?

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar

Por el cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos de la UE (RGPD) 2016/679, al suscribirte a Seis de enero aceptas que se usen tus datos conforme a lo establecido en la política de privacidad. Esta establece los términos en que el blog usa y protege la información que brindan los suscriptores al usar el blog.