miércoles, 29 de mayo de 2024

El tintineo

Imagen
La mujer estaba sola en casa. Todos habían salido, pero ella prefirió quedarse viendo una película y disfrutar de la compañía del silencio.
Se preparó algo de comer y decidió acompañarlo con una copa de vino. Llevó todo al salón, donde estaba en televisor gigante del que nunca podía disfrutar por vivir complaciendo a todo el mundo y postergando su comodidad. Pero esa noche decidió que ella era la prioridad. La oportunidad era perfecta, con el esposo de viaje, despachó a todo el mundo, ya fuera al cine, a la casa de los abuelos, a donde alguna amiga.
Salió de la cocina con una fuente en la que puso una delicia recién preparada y una copa de vino. Se sirvió una porción generosa, no quería levantarse de su cómodo asiento.
Escogió la película, una que le habían recomendado mucho. Y a los pocos minutos  de haber empezado a verla, supo que no se había equivocado. Estaba interesadísima.
De repente sintió un sonido metálico o algo parecido, como cuando algo choca con vidrio. Miró a su alrededor, intentó descubrir qué había sido. Muy a su pesar, paró la película para ver qué pasaba, qué se había caído, qué se había roto.
No encontró nada, así que llegó a la conclusión de que algo había golpeado la ventana por afuera. Pero ese sonido lo sintió tan cercano, tan particular. No quedó convencida del todo.
Reinició la película a la vez que levantó la copa de vino para dar un sorbo. Y sintió que algo le mojaba la manga.
Dio un salto de susto. Al mirar de dónde salía el líquido, vio que la copa se había partido perfectamente en dos con un corte horizontal.
"¡Ese fue el sonido! La copa se rompió de lado a lado", se dijo, entre asombrada y asustada.
Hasta hoy no sabe qué hizo que la copa se partiera así. Y tampoco sabe en qué acababa la película, nunca más intentó verla.

¡Estamos de vuelta!


24 comentarios:

  1. Hola Gabriela, me alegra mucho verte de regreso. Gracias también por tus visitas y comentarios, me encanta encontrar tus huellas en mi blog.
    Menudo susto se llevó tu protagonista y menudo misterio el de la copa quebrada! Con razón no insistió con la película.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Soñadora. Estoy con todas las ganas de ser un regreso para quedarme.

      Eliminar
  2. Qué intriga... El tomarse un descanso de vez en cuando viene bien. Gracias por visitar mi blog y comentar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El descanso le rindió frutos, y lo necesitaba. Hasta llegó con misterio incluido.

      Eliminar
  3. Pues a mí me pasó algo parecido. Escuché un sonido extraño y vi que un vasito con agua en la.mesita de noche se había roto por la mitad, sin derramar el agua. Extraño muy extraño.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaa. Que gusto volver a leerte. Espero que todo esté bien.
    No me extraña que no quisiera volver a la película, no sea que volviera otro espíritu .
    Buen mayo Gabriela.
    Gracias por estar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo está bien, Laura. Y yo tampoco querría volver a ver la película.
      😊

      Eliminar
  5. Bienvenida de vuelta! Me dejas preguntándome que pudo haber ocurrido. Muy interesante caso.

    ResponderEliminar
  6. Que bueno verte de nuevo, gabyta
    No te nos pierdas por tanto tiempo...entiendo muy Bien a la protagonists de TU Ultima historia🤓

    ResponderEliminar
  7. Familiar historia familiar. Esa vez, solo faltó el vino.

    ResponderEliminar
  8. Me alegra volver a leerte!. No creo en esas cosas, pero...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. A veces pasan cosas que nos dan que pensar. En este caso parece que no le toca tener su merecido momento de relax... Gabriela, ¡hay que modificar ese final ;DDD
    Feliz de releerte en cualquier caso

    ResponderEliminar
  10. Gaby,pensé que te habias olvidado y por eso no ponias nada, pero ya estoy contenta de saber de ti. En cuanto al misterio de la copa rota me gustaria desentrañarlo pues siempre me han gustado las novelas detectivescas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había olvidado de mi querido "Seis de Enero", fue solo una pausa un poco prolongada.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  11. Bueno, muy bueno leer nuevamente tus interesantes historias. Esta ultima extraña para nosotros, porque no llegamos todavía a otras DIMENSIONES .

    ResponderEliminar
  12. Un relato interesante e intrigante. Los sonidos de procedencia misteriosa me ponen nerviosa.
    Me alegro de tu vuelta, las dos coincidimos en nuestras pausas y en nuestros regresos.

    ResponderEliminar

Por el cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos de la UE (RGPD) 2016/679, al suscribirte a Seis de enero aceptas que se usen tus datos conforme a lo establecido en la política de privacidad. Esta establece los términos en que el blog usa y protege la información que brindan los suscriptores al usar el blog.