jueves, 18 de marzo de 2021

Pataleta canina

Imagen
Hace pocos días caminaba por el malecón de Miraflores. Es un paseo agradable, al lado del acantilado y desde donde se ve el mar, entre jardines bien cuidados y flores de muchos colores. 
El trayecto es un lugar de encuentro y muy popular entre corredores madrugadores, matutinos y vespertinos, personas que pasean con niños de todo tamaño, que muchas van en compañía de sus perros.
Ese día, todo iba sin mayor novedad. A pocos metros de mí había dos señoras con niños y sus respectivos perros. Aparentemente, se habían encontrado de casualidad y estaban poniéndose al día con sus respectivas novedades.
Ya más cerca, pude notar que se estaban despidiendo. Una agarró la correa del perro y empezó caminar sin prisa, mientras hacía gestos a una niña para seguir el camino. Con ella no hubo mayor novedad.
Lo que llamó mi atención fue lo que ocurrió con la otra caminante y su perro.
Ella comenzó a jalar la correa y a hablarle a su mascota en tono cariñoso "oye, vamos a la casa". Pero el perro estaba sentado, inamovible. La mujer jalaba cada vez con más fuerza y la mascota nada. No se movía. Ni siquiera miraba a su ama. Es más, el perro pasó de estar sentado a echarse en el suelo.
La mujer jalaba la correa mientras decía palabras cariñosas marcadas cada vez más con voz de enojo.
La amiga miraba  todo, entre asombrada y divertida.
Hasta donde alcancé a ver y a oír, el perro seguía sin moverse.
No sé cómo habrá acabado esa pataleta canina.

25 comentarios:

  1. Hola amiga Gabriela, los perros aveces son así jjajja, yo también tengo un perro y cuando se enoja hace sus berrinches jjajja ya lo conozco, pobre señora, el perrito no se quería ir aun.
    Entretenida historia amiga, gracias por compartir, deseo te encuentres muy bien, se feliz

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriela !!! Ja,ja a mi me ha pasado con alguno de mis perros , digan que eran pequeños y al final lo levantaba a upa .

    Lo del tenedor a veces me ha pasado y lo empujo con un trozo de pan . Creo que nadie me ha visto ja,ja .
    Un beso , cuìdate .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este perro no era tan chico, era difícil levantarlo. Pobre la dueña.
      Quién sabe, tal vez había ojos indiscretos.
      :D

      Eliminar
  3. Has abierto una olla de grillos.... todos los que tenemos perros quisieramos contarte anecdotas, pero con mucho trabajo mantendre disiplina y no lo hare

    ResponderEliminar
  4. Simpática escena que pudiste ver durante tu paseo matutino. Qué hermosos son esos malecones miraflorinos, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen un encanto único. Tengo la infinita suerte de vivir a una cuadra del malecón.

      Eliminar
  5. Los perros saben nuestras debilidades, seguramente él sabría por qué lo hacía.
    Besos Gabriela

    ResponderEliminar
  6. ¿En que estaría pensando el can para no moverse de allí? Qué intriga, seguramente nos habríamos quedado a ver como terminaba la historia... Por cierto, que bonito ese malecón...

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena pregunta que, lamentablemente, no vamos a poder responder.
      Es un malecón muy bonito, da ganas de darse una vuelta a cualquier hora por ahí.

      Eliminar
  7. Aparte de haber gozado de esa vista al mar pudiste ser testigo de que las mascotas tambien tienen sus caprichitos para probar a sus dueños y que luego son vencidas por la paciencia y el cariño de sus amos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Capricho, tal cual. La dueña no perdió la paciencia hasta donde vi. Tampoco la sonrisa. Tal vez sea costumbre del perrito.

      Eliminar
  8. É um animal de personalidade. hahah Temos uma assim. Manhosa.
    Bjos, tenha uma ótima semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces entiendes lo que sintió la dueña de este perrito caprichoso.

      Eliminar
  9. Decidió que él quería más descanso. Allí estaba a gusto.
    Buen miércoles Gabriela. Cuídate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez estaba más entretenido mirando la gente pasar por el malecón que en su casa..

      Eliminar
  10. Debe de ser una maravilla pasear por tu malecón con esas vistas.
    Respecto a las historias de perros, tendría para escribir una tesis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un paseo muy agradable, alegra la vista y el ánimo. Cuando esto acabe...

      Eliminar
  11. Parece que el perro está poniendo a prueba la paciencia del dueño, ja, ja, ja ..., o tal vez está practicando teatro porque quiere ser un jugador de cine. Es una historia divertida que también es conmovedora.

    Saludos desde indonesia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El perro era todo un personaje que expresaba muy ben su voluntad.

      Eliminar
  12. Parece que el camino que iniciaba la dueña no era muy del gusto del canino y éste se declaró en huelga. Un abrazo

    ResponderEliminar

Por el cumplimiento del Reglamento de Protección de Datos de la UE (RGPD) 2016/679, al suscribirte a Seis de enero aceptas que se usen tus datos conforme a lo establecido en la política de privacidad. Esta establece los términos en que el blog usa y protege la información que brindan los suscriptores al usar el blog.