viernes, 20 de junio de 2008

Instrucciones de cómo NO tomarse fotos pasaporte

El otro día fui a parar en un blog llamado Polandian, que tiene el subtítulo "la gente que conoce Polonia". Entré a leerlo, y me pareció muy ilustrativo. Como ya conté en un post previo, desde hace muchos años Polonia existe en mi vida de manera relativamente cercana (al menos, es lo que me gusta creer) y por eso mi curiosidad por conocer más de este blog fue mayor.

Finalmente, llegué a un divertido post titulado Cómo no tomarse una foto pasaporte polaca y, previa autorización del autor del post (el blog tiene varios autores), lo traduzco al castellano.

Polonia tiene fama de tener una burocracia de mano dura. Dando vueltas por las oficinas municipales de Cracovia el otro día, como lo haces tú, me topé con un cartel que me dejó paralizado de júbilo.


Ver versión completa en polaco en PDF acá (3.6 megas)

Estas son instrucciones de lo que debes evitar cuando envíes fotos para un pasaporte. La gama de posibles errores es estupenda y, por momentos, desconcertante. El cartel debería tener el título: ¿Nueva fotos para el pasaporte? ¡Que tengas suerte!

Veamos algunas de estas posibles infracciones en detalle ligeramente irónico.



Horrorosa chompita rosada a la vista; ¿qué van a pensar los extranjeros?



Tu cabeza es demasiado grande; considera una cirugía plástica radical.


Posible segunda cabeza no visible en el hombro izquierdo.


¡No estreches así los ojos cuando me mires, jovencita! Pícara de poca monta.


Eres una terrorista. Preséntate en la comisaría más cercana para que te den una soberana pateadura.


Probablemente era una terrorista. Preséntate en la comisaría más cercana donde los policías te mirarán recelosamente por un rato.


Eres norteamericana. Serían $800, por favor. Por cierto, ¿conoces a mi primo en Chicago?

Eres una mala copia digital de ti misma. Regresa a Matrix.

Eres un fenómeno anaranjado. Aléjate del solárium y regresa en seis meses.

Estás poseída satánicamente. Preséntante con tu sacerdote para un exorcismo inmediato.

Eres ciega. ¿Para qué diantres quieres viajar?

Eres una calabacita de Nowa Huta. Como sea, nunca te darán una visa para Estados Unidos, así que para qué te tomas la molestia.

¡Aaaaah el brillo! ¡El brillo está cegándome!

Eres demasiado estúpida como para subirte a un avión.

¡Deja de pensar en eso! ¡Jesús se va a molestar!


¿Qué pasa con todos esos árboles? ¡¿Eres hippy?!


Foto tomada por novio artístico. ¿Podemos ver las fotos en topless?


Hazte un buen corte de pelo.


¡Cuidado! ¡Hay alguien detrás de ti!

Y las aceptables:


Te pareces un poquito a Jodie Foster y se nota a leguas que eres deprimente. Eso es suficiente para nosotros.


Eres un niñito rubio con corte militar. ¡Qué lindo!

No tienes posibilidades, pero tenemos que poner esto porque Bruselas nos dijo que lo pusiéramos.
Como lo dije en post previo, en todas partes se cuecen habas. Sé lo que es lidiar con la mentalidad burocrática en nuestro país. Cada vez que presento una solicitud en Registros Públicos o que me "enfrento" con el Poder Judicial me enfrento con este tipo de normas-prohibiciones absurdas.
Pero es mejor tomarlo a la broma como este polaco autor del post que acá presento. Solamente que, a veces, es un poco difícil...

15 comentarios:

  1. Hola Gabriela, te cuento que si vas a una oficina en Alemania te encontrarás con un cartel prácticamente idéntico. En alemán claro... También me pareció divertido ver los posibles "errores" en las fotos y que tuvieran que explicar de esa forma como debe ser una foto carnet (será alguna regulación de la UE?). Está ligado claro a la burocracia, pero en este caso que te cuento, no a la burocracia lenta y llena de meandros a la que estamos habituados acá. El cartel no lo pude mirar por más de 5 minutos, que ya estábamos afuera y con los trámites listos. Toda una experiencia pasar por una oficina pública limpia, ordenada y eficiente.
    Saludos,
    Marcela

    ResponderEliminar
  2. Realmente, debe ser toda una experiencia pasar por una oficina estatal que sea limpia y ordenada... y con trabajadores que no parezcan estar ahi como castigo por alguna mala accion.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, tampoco te voy a decir que parecían felices y contentos de trabajar ahí... No había sonrisas, pero tampoco mal trato.
    Y sí, para mí fue toda una experiencia. Pensá que en la sala de espera había hasta juguetes para los niños. :O

    ResponderEliminar
  4. Yo la verdad, las últimas veces que tuve que hacer trámites en Lima me llevé muy buenas impresiones.
    En el 97 renové pasaporte y era un lujo la velocidad, el orden y la amabilidad, salí el mismo día con el pasaporte, luego en el 99 tuve que renovar el DNI y mas que una pequeña cola fué todo impresionante de velóz pero para recogerlo en dos días, finalmente en el 2000 tuve que sacar el certificado de la PIP y antecedentes penales (para mis trámites en Bs As) y fué igualmente de rápido y sobre todo la atención de los empleados super atentos....
    Tanta suerte pude haber tenido?? jaja
    Acá en Bs As si que las pasé duro en Migraciones y para sacar el DNI ni te cuento...me casé en el 2001 y recién pude obtener el DNI, con todo tipo de varas, en el 2007.
    Según la visión de mi esposo, en Perú se toman ese tipo de trabajo en serio, cosa que acá lo toman como algo provisorio porque sienten que tendrían que estar de gerentes y no haciendo ese trabajo que no les corresponde..OJO eso lo dice un argentino ...habría que ver que opinan los demás.
    Besos,
    Katia

    ResponderEliminar
  5. How flattering to be translated into Spanish! Thanks :)

    By the way, the google English translation of your translation into Spanish is extremely funny! I might have to write a post about it… this could continue for a long time

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que mis experiencias con los empleados publicos incluyen buenos y malos episodios.
    Tal vez debo aprender a ver el vaso medio lleno.
    Thanks a lot to you, Island!

    ResponderEliminar
  7. Gaby, aclaro que los consulados no entran en mis experiencias satisfactorias ....dejan mucho que desear..
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Nunca he tenido la necesidad de ir a ningun consulado. Pero lo que me cuentan varios amigos peruanos que viven fuera es de terror.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Marta... y a ver quien gana el miercoles.

    ResponderEliminar
  10. qué simpático Polandian! por su comentario!

    ResponderEliminar
  11. Hola Gabriela:

    Te saludo desde Chile, conmovido por la linda historia de Monika, a la cual tuve acceso por el blog de Marta.

    Entonces, entré a tus páginas para saber de ti y descubro que eres abogado, como lo son mi señora y una de mis hijas, por lo que-te imaginarás-estoy bastante al tanto de los avatares que sacuden a las mujeres y los hombres de leyes.

    Mis recuerdos de la atrayente Lima, datan de los tiempos en que yo narraba fútbol, e iban equipos chilenos a jugar contra Universitario o Alianza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Gabriela, Esteban...

    qué bueno que se han conocido!

    dos blogs excelentes!

    ResponderEliminar
  13. Me encanto tu blog, tambien vivo en Polonia desde anios.
    Na razie

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.