miércoles, 25 de junio de 2008

Aventuras de una gringa en Río de Janeiro

Buscando un post para traducir en Global Voices Online, encontré uno de esos posts cortitos (que ahora sé que se llaman roundups) que trataba sobre los diez errores más frecuentes que cometen los gringos al pensar en Brasil.

Eso me llevó al blog llamado Aventuras de una gringa en Río, y tal como me sucedió con el post de las instrucciones de cómo no tomarse una foto pasaporte en Polonia, me pareció muy divertido. Lo primero que llamó mi atención fue que una norteamericana se llamara a sí misma gringa, lo que de arranque me demostró el sentido del humor de su autora, Rachel.

Previa autorización suya, traduzco el post completo al castellano:

Los gringos, en particular los norteamericanos, por lo general saben muy poco acerca de América Latina y cometen severos errores sobre estereotipos de países latinoamericanos, sobre todo Brasil.

Acá vamos:

10. ¡Brasil es una enorme selva tropical! No puedo esperar para viajar a Río y ver a los leopardos y las anacondas.

Aún cuando cerca del 60% de la Amazonía está en Brasil, la mayoría de las principales ciudades están bastante lejos de la selva tropical. Aunque hay otras selvas, las ciudades de Brasil no están en medio de la jungla.

9. Brasil es un país tropical, así que no importa dónde vaya, ¡hará calor y habrá sol!

Brasil puede ser muy caluroso en verano, pero en el invierno, en los estados del sur como, Rio Grande do Sul, Santa Catarina, e incluso Sao Paulo puede hacer bastante frío. Cuando llueve em el invierno en Río, hace verfdaderamente mucho frío porque muy pocas construcciones tiene aislamiento. Y en cuanto al sol, llueve UN MONTÓN en el verano.

8. ¡Las mujeres brasileñas son todas preciosas! ¡Es un deleite puro de damas por ahí!

Esta es una vieja excusa usada por los gringos que, tambaleándose de borrachos, se enredan con brasileñas feas. Bueno, Brasil es un gran exportador de modelos, y hay mucha gente bonita, pero dejénme decirles, hay tanta gente fea acá como en cualquier otro país.

7. ¡Todo es un enorme Carnaval por todo Brasil, a lo largo de todo el año! ¡Juerga!

De hecho, el Carnaval sucede una semana cada año en febrero, aunque se puede ver los ensayos de las escuelas de samba en otras épocas del año. Los brasileños aprecian su tiempo libre y hay mucha vida nocturna en todas las ciudades, pero la real jarana del Carnaval, completa con bandas, fiestas y disfraces empieza a fines de enero y dura una semana o dos después del verdadero Carnaval.

6. Brasil está en América Latina, donde a la gente no se preocupa mucho por la ley. Es totalmente lícito -- o al menos, aceptable, consumir drogas. He oído que la cocaína es realmente barata allá, ¡entonces comprarla debe ser genial!

De hecho, las drogas son ilegales acá, a pesar de su disponibilidad. Comprar drogas en Brasil contribuye a estimular la violencia que abunda en sus principales ciudades, así que en verdad consumir drogas es NO es aceptable. Y aún siendo gringo, puedes estar un tiempo en la cárcel si te atrapan con sustancias controladas.

5. Hablo un poquito de castellano, los brasileños hablan castellano. ¡No tendré ningún problema en comunicarme!

Por el amor de Dios, esto me mata cada vez. Los brasileños hablan portugués. Y aún cuando puedes arreglártelas con un poquito de castellano, los brasileños en verdad detestan cuando les hablas en otro idioma asumiendo que lo van a entender, aún cuando lo entiedan.

4. La mayoría de brasileños son pobres, así que en verdad no espero el mismo nivel de comodidad y cultura al que estoy acostumbrado.

Aún cuando Brasil tiene un nivel pobreza más alto que en EEUU o en el Reino Unido, tiene una significativa clase media de rápido crecimiento y una pequeña pero muy, muy adinerada clase alta. Los centros comerciales son ahora negocios de millones de dólares en Brasil, y las principales ciudades tienen hoteles cinco estrellas y restaurantes, así como museos y salas de conciertos. La gente no vive como indígenas en la mayor parte de Brasil.

3. Las brasileñas son tan sensuales. Son todas ninfómanas, y todas deben ser fáciles.

Acá, la prostitución es un problema, en parte debido a su legalidad, en parte debido a la demanda. SIN EMBARGO, las brasileñas no son mujerzuelas, a pesar del hecho de que mucha gente está más cómoda enredándose con extraños de lo que los gringos estarían. De hecho, hablando en general, las brasileñas son bastante menos liberales sexualmente que las norteamericanas. No vayas a Brasil esperando tener una aventura, porque puedes tener una desagradable sorpresa.

2. Brasil está en el "Tercer Mundo", en consecuencia, ¡todo tiene que ser barato!

Entonces te espera un gran impacto. Sobre todo ahora que el dólar está tan débil, Brasil es increíblemente caro, en todo: comida, hoteles, transporte, ropa, libros, artículos electrónicos, gasolina...¿debo seguir? Si quieres ir a un lugar barato, anda a
Argentina.

1. Brasil es un país donde todo vale, y la ley en verdad no importa. Puedo hacer cualquier cosa que quiera, aún si es algo que no haría normalmente en mi país. Como sea, tengo más dinero que mucha gente de por acá, así que me darán trato especial.

Me sorprende la manera en que mucha gente adopta esta actitud, aún si no piensan sobre esto de manera consciente. Aunque desafortunadamente a los gringos se les ve a menudo como forasteros "especiales", esto no significa que tienes el derecho de quebrantar la ley, hacer cosas inmorales o sacar ventaja de los brasileños, y de una manera u otra, pagarás por tus acciones. Esto incluye, pero no se limita: destruir el ambiente para manejar un negocio, entrar en prostitución infantil y hacer contrabando, comprar o vender drogas.

No es solamente Rachel quien se siente sorprendida. Es increíble la cantidad de estereotipos que manejamos en nuestra vida diaria. Nosotros nos sentimos incómodos porque la última película de Indiana Jones está plagada de imperfecciones e inexactitudes... pero tal vez nadie se pregunta cuántos estereotipos manejamos nosotros de pueblos y países que no conocemos.

7 comentarios:

  1. Suele suceder...como a nosotros que en algún tiempo, y sospecho que en algunos lugares hasta el día de hoy, nos imaginaban en pata al suelo, con plumas y taparabos :) Nos debe haber sucedido a casi todos en algún momento, tener un concepto equivocado de algún lugar y hasta de personas...
    Besos,
    Katia

    ResponderEliminar
  2. Bueno, por lo menos ellos no cargan con el prejuicio específico de la carencia de dientes.

    10) Bueno, descartar eso es básico, como quien conoce Tumbes. Fácil se orientan por la canción de Two Man Sound.

    9) Eso es por culpa de las novelas de Globo, donde todos salen medio calatos. Nunca he visto a alguien en casaca ahí.

    8) Eso mismo hacen pensar de las argentinas e incluso de las mexicanas, que son más feas que morder kión.

    7) El carnaval me parece una de las cosas más aburridas de ese soso país.

    6) Aquí también se encuentra pastel en cualquier lado y... bueno, ellos creo que se preocupan más.

    5) Uy, que piña, que aprendan otros idiomas, com los peruanos.

    4) Bueno, es Latinoamérica, el abismo socioeconómico es grande, sólo que nadie les ha contado de Morumbi. Otra cosa es que el libro brasileño que de la vuelta al mundo sea Mi planta de naranja-lima.

    3) Varios puntos menos para Brasil, viva Tarapoto. Viva Asunción.

    2) Claro que no es barato, tal vez gracias al turismo llegado del primer mundo.

    1) Bueno, ese turista debe haber pasado primero por Lima, Guayaquil, La Paz...

    Yo tenía un preconcepto que destruí el año pasado con lo de Ana Paula Oliveira: Que no existía machismo brutal como en países hispanohablantes. Vaya que los hay, parece que los placeres de la libertad sólo son disfrutables para hombres.

    Será de ir a un país condenado por otros prejuicios: COLOMBIA!

    ResponderEliminar
  3. Bueno... todos sabemos quién es la gran responsable de eso de la carencia de dientes.

    ResponderEliminar
  4. ja ja ja! demasiado bueno!

    le pondré un link en mi blog de chistes y pensamientos

    :)

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno tu post. Vengo del blog de martha.
    La verdad odio que estereotipen a México pensando que todos andamos en huaraches, zarape y en burros.
    Y así pasa en muchos lados, vienen al país esperando encontrar adelitas! ja!
    nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Claro Zocadiz, y entonces vienen aberraciones como las que manifeste en este post:
    http://seisdeenero.blogspot.com/2008/06/dale-gracias-dios-que-tienes-gafas.html
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.