domingo, 23 de noviembre de 2008

Lima en los tiempos de APEC

En el Perú, cada año tiene un nombre oficial. 2008 se llama "El año de las cumbres internacionales en el Perú". Como pueden deducir, el nombre siempre está relacionado con el año en que se vive o con las expectativas que hay para el año que viene porque el nombre es elegido hacia finales de cada año. En realidad no sé si es una costumbre privativa del Perú o si es internacional.

La cosa es que 2008 ha sido, efectivamente, el de las cumbres internacionales en el Perú. Digo cumbres porque en mayo Lima fue sede de la V Cumbre de América Latina, Caribe y Unión Europea (ALC-UE). Y este fin de semana, se llevó a cabo la reunión anual del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC).

Como todo en la vida, ha tenido su parte mala y su parte buena.

Entre lo malo está, en primer lugar, haber tenido la ciudad prácticamente de cabeza los últimos meses debido a las múltiples obras simultáneas con la finalidad mejorar el aspecto de Lima. Sobre todo, mejorar el estado de las pistas, más que lamentable en muchos casos.

Respecto de esto escuché hace pocos día en la radio, en una entrevista que le hicieron a varios escolares que habían ganado el concurso de debates, que uno de los muchachos decía que esto eqiuvale a cuando uno recibe en su casa a un invitado importante: hay que poner la casa bonita para que el invitado se sienta a gusto. Que es así como debíamos verlo y dejar las quejas a un lado.

Irrefutable.

Entre lo bueno, qué duda cabe, que nuestro país ha estado en los ojos del mundo, que hemos sido centro de atención y que nuestra gastronomía sigue volando alto.

En este post no pretendo analizar los efectos y consecuencias que esta cumbre tendrá para el Perú. Eso lo dejo a los entendidos, que obviamente harán análisis más sesudos de los que yo podría intentar hacer. Desde mi punto de vista, haré un resumen de lo que fue Lima en los tiempos de APEC para los ciudadanos comunes y corrientes.

Vivo en Miraflores, a pocas cuadras del Hotel Marriott, donde se alojó el (futuro ex) presidente de Estados Unidos, George Bush, y toda su comitiva. Esto motivó que las cuadras finales de la Av. Larco estuvieran cerradas al tránsito vehicular desde las primeras horas del jueves 20 de noviembre. Había policías en todas las esquinas, en grupos de cuatro o cinco, lo que me hacía tener una extraña sensación de seguridad. Como me dijo uno de ellos con el que consulté, el tránsito de personas no estaba restringido, solamente el vehicular. Por si las dudas, desde el lunes 17 estuve saliendo a la calle con el DNI en el bolsillo, algo que nunca hago pues siempre me identifico con mi carné de abogada. Debo admitir que no tuve ningún problema.

El viernes 21, día de la llegada del presidente Bush a Lima, las calles alrededor de mi casa estaban cerradas para los autos. Las personas siempre pudimos circular, sin inconvenientes. En algún momento de la tarde, lo único que escuchamos durante aproximadamente 15 minutos fue el sonido de helicópteros dando vueltas sobre nuestras cabezas. Eran parte del despliegue de seguridad, como también lo era el acorazado que estaba en el Océano Pacífico, a cierta distancia justo delante del Hotel Marriott.

Acá imágenes tomadas con mi celular la mañana del sábado 22.

El edificio de color verde azulado con franjas horizontales amarillas es el Hotel Marriott. Vean las tranqueras de color verde que impedían el acceso de carros a la Av. Larco. Comparen con las imágenes tomadas en un día normal, que publiqué en un post previo.

Nuevamente acá pueden ver al fondo el Hotel Marriott, y también las tranqueras en la Av. Larco impidiendo el paso de los autos hacia las últimas cuadras de esa avenida. Los carteles con el signo distintivo de APEC Perú 2008 están en los postes de todas las avenidas por donde pasaron las diversas comitivas. En todos ellos aparece la palabra Bienvenidos en varios idiomas.

Pero como Seis de enero no es un buzón de quejas, termino exponiendo la mejor de las ventajas que nos trajo APEC Perú 2008 (como ocurrió en mayo la Cumbre ALC-UE): el gobierno declaró días no laborables el jueves 20 y el viernes 21 de noviembre. Si es así, que las cumbres y los visitantes ilustres pasen por acá más seguido.

PD: si quieren ver un análisis más detallado de APEC Perú con varios puntos de vista, pueden leer el post de Juan Arellano titulado Reunión del Foro de Cooperación Asia-Pacífico.

14 comentarios:

  1. Tienes mucha razón respecto a las incomodidades del cierre de calles y el gran despliegue de seguridad cerca a los hoteles y lugares de reunión de todos los Presidentes, estabamos en la mira del mundo, y si pensamos en lo originales que son nuestros compatriotas, podiamos esperar unas originales manifestaciones democráticas, no de saludo sino de protesta. Pienso que la imagen del Perú no hubiera sido de la mejor.

    ResponderEliminar
  2. Desde Estados Unidos pude seguir casi todos los detalles de la reunión de APEC gracias a que TV Perú tiene señal en vivo en su página web. En los canales para el público hispano si pasaron noticias pero los canales en Inglés muy poco.
    Por supuesto que la seguridad y desvío de calles fueron comentados, pero por lo demás creo que la imagen del Perú fue de las mejores.

    ResponderEliminar
  3. muy bueno!

    y si nos lo regalas para Planisferio? por supuesto con link a tu blog y muchos agradecimientos...

    sería buenísimo! Un abrazo y mil gracias!

    PS: Buenísimas las fotos!

    ResponderEliminar
  4. Bueno pues, como decimos por estos lares. Yo estuve allí, o sea en la zona del despliegue de seguridad. Debo agregar que los policías simpre se mostraron muy corteses y amables. Larco Mar estaba vacío, aunque no faltaban los consabidos "touristas" con sus infaltables cámaras. Y lejos, allaaaaaaaaaaaaaa en alta mar, frente al Marriot, se veía el acorazado que custodiaba a Mr.Bush. Àhora hay que esperar 20 años para la próxima cumbre en el Perú.

    ResponderEliminar
  5. Bueno yo también soy miraflorina y tenía las rejas justo una cuadra antes de la casa, con lo cual no fui empadronada (como todos los vecinos cerca a los hoteles principales) ni impedida de llegar a mi casa en auto. La tranquilidad en la ciudad era impresionante. Yo salí de Lima el viernes y regresé el sábado por la tarde. Todos los días parecían domingo. Nos fue divertido correr a las ventanas cuando escuchábamos sirenas para imaginar si era la comitiva de Bush la que pasaba. Supe además que el despliegue de seguridad en el Marriot fue aún mayor de lo que presenciamos por TV o en persona. Enviados de la Casa Blanca venían sosteniendo reuniones semanales con funcionarios del Hotel Marriot para ver el tema de seguridad. El hotel se cerró entero, eso incluyó gimnasio cerrado, tiendas cerradas, restaurants cerrados y casino cerrado. El Gobierno Americano pagó U$ 1.5 millones por cerrar 5 días enteros el hotel. La seguridad americana revisó cada detalle, cada rincón del hotel. Solicitaron a Telefónica 50 líneas dedicadas para esos 5 días!!! realmente el tema es tal cual se ve en las películas... ninguna exageración...
    Lo que pude ver por la tele fue el grosor de la puerta del auto de Bush (traen 2 idénticos y 1 se usa como señuelo). Blindadísimo!
    No soy fan de Bush ni mucho menos. Pero como peruana me sentí orgullosa de esta organización y que el Presidente de la nación más poderosa del mundo haya visitado por segunda vez nuestro país... eso nunca se había visto. Exitosa APEC!
    Saluditos

    ResponderEliminar
  6. Como coinciden todos los que han opinado, las calles cerradas fue lo más característico de estos días. Además de, claro, las hordas de turistas paseando. Más de lo habitual.

    Sobre la seguridad de Mr. Bush, de verdad era impresionante. A sus 'security guys' se les veía por todos lados. Inconfundibles por su corpulencia y sus cortes de pelo, que no necesariamente son así para ahorrar shampoo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a mi amiga, Gabriela! I very much appreciate the translation of the article on Global Voices. It means a lot to me!! Its so nice to know someone as enthusiastic as you!! :)

    ResponderEliminar
  8. Como dices Gaby, el lado positivo fué que pusieron lindas las calles y arreglaron las pistas, aunque no habría que esperar este tipo de acontecimientos para hacerlo, igual sirve. Con respecto a la efectividad de la seguridad, creo que para eso los peruanos son una maravilla, pues se toman ese tipo de trabajo muy en serio y funciona.
    Y en la gastronomía se deben haber lucido como nunca...
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Ya he recomendado antes el blog de Mariyah. Para los que entienden inglés, no se lo pierdan.

    Así es Katia. Se lució nuestra gastronomía. El chef de la cena central fue el cocinero del momento, Gastón Acurio.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta que dices Seis de Enero no es un buzón de quejas, la verdad es que yo estaría despotricando, quizás porque ahorita están haciendo un puente cerca de donde vivo y tardo en llegar a mi trabajo casi 45 minutos mientras que antes hacía 10!!
    Además eso de que pongan la casa bonita solo mientras está la visita, mmm
    jajaja, soy yo la quejosa je je
    que bueno que tuvieron esos días de asueto, espero los hayas disfrutado.
    Una pregunta ¿qué es DNI?
    saludos desde México. Hilda

    ResponderEliminar
  11. Hola Hilda:
    Así nos hemos pasado en Lima todo el año: entre obras y más obras. También hemos pasado de los 10 minutos a los 45, y a veces hasta más. Quejarme, me quejé como todos... pero está visto que eso no soluciona nada porque las obras, los desvíos e incomodidades van a seguir.

    DNI es documento nacional de identidad. ¿Cómo lo llaman en México?

    ResponderEliminar
  12. Tienes razón, las incomodidades van a seguir a pesar de nuestras quejas, sniff, sniff.
    En México usamos la Credencial de Elector. La credencial con foto con la que votamos, es desde hace varios años, la identificación oficial como ciudadano mexicano.
    Saludos y gracias. Hilda

    ResponderEliminar
  13. El DNI es, además de nuestra identificación, el documento con el que votamos. Por cierto, dentro de dos meses tengo que renovar el mío.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.