martes, 2 de octubre de 2012

Lo que una entrada me trajo

Hace algunas semanas, contaba de una misión imposible con la que estaba lidiando: encontrar un gorro de baño. Algo tan simple, cotidiano y trivial como un gorro de baño, que a lo largo de mi vida he usado y reemplazado tantas veces, se me resistía. En cada tienda en que busqué, que fueron varias, no los tenían. No los vendían. Hasta casi me hicieron pensar que los que recordaba eran producto de mi imaginación.

Dentro de los comentarios que recibí en esa entrada, algunos lectores me ofrecieron hacerme llegar un gorro. Pues bien, pasados algunos días comenzaron a llegar sobres a mi buzón, a mi buzón de verdad, ese que se cierra con un candado de verdad y que se abre con una llave real. Sobres de los lugares más diversos, conteniendo la promesa hecha por esos lectores.

Y para que lo vean con sus propios ojos...

Más de un modelo para escoger.
A quienes se dieron el trabajo y el tiempo de hacerme llegar estos gorritos, les agradezco infinitamente. Me hicieron sentir como Elizabeth Lane, de la película Navidad en Connecticut, de 1945. Es una comedia de enredos, donde Lane es una columnista de consejos para el hogar que contaba que escribía sus columnas sentada en una mecedora. Una vez mencionó que la mecedora se le había roto... y la oficina de Correos cercana a su casa casi colapsa por la cantidad de mecedoras que le mandaron sus lectores para reemplazar la que había quedado inservible.

Después de esto, que nadie me diga que tener un blog no tiene sus recompensas.
--------------------
Hace algunas semanas, me inscribí en Postcrossing.com, un proyecto de intercambio de postales de todo el mundo. El servicio es muy fácil y si te gusta recibir correo real, como a mí, te va a encantar Gracias a Madame Web por la recomendación.

40 comentarios:

  1. Hola Gabriela,

    Me alegra saber que ya cuentas con lo que te era necesario.

    Soy de las que se impacientan cuando no hallo lo que busco... ja ja ja

    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me alegra contar con personas buenas y atentas, Cris. Y debo confesar que también me impaciento en ciertas circunstancias.

      Eliminar
  2. Por lo menos tienes el tema resuelto por una temporada... Lo de las mecedoras ya tendría mérito, jeje...

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Y yo a ti, Madame Web. Gracias por la recomendación.

      Eliminar
  4. Bien dicen que el que busca, encuentra. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el que tiene un blog, tiene ayuda de sus amigos y lectores, Acirema.

      Eliminar
  5. jejej que gracioso, de necesitar un gorrito, te llegaron muchos más,,,yo mantengo siempre por muy pequeña que sea la convicción de que hay mucha gente buena en este mundo, que de manera desinteresada te brinda su mano y ayuda,,,,,buen post,,,,,saludos

    http://www.evanidades.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Yadira.
      Yo también creo que hay mucha gente buena en el mundo. Es más, creo que son la mayoría. Lo que pasa es que se hacen notar menos que las otras, por eso creemos que ya no existen.

      Eliminar
  6. Invitación

    Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
    Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
    Fuerza, Alegría y Amizad.
    Ven para acá.

    http://www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la invitación, José María.
      Pasaré a visitarte.

      Eliminar
  7. Que todavía queda gente desinteresada dispuesta ayudar nunca lo dude.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me alegro infinitamente con la solidaridad de los amigos "virtuales" (dicen). Lo que no termino de entender es cómo supieron tu correo REAL (dicen también).
    Besos, Gaby, te mereces ese cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preguntando se llega a Roma (dicen) o a Lima. Al fin y al cabo, la diferencia son dos letras.
      Gracias por tus lindas palabras, AleMamá.
      Por mi parte, digo que una bloguera con siete años en el ciberespacio y más de mil entradas merece ese cariño multiplicado.

      Eliminar
  9. Por fin lo encontraste Gabri, has visto lo que hace la red de amigos?. De todas maneras lo prometido es deuda, reconozco que me habìa olvidado del gorrito pero en cuanto lo vea te lo mando para incrementar tu nueva colecciòn.
    Chusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una red verdaderamente increíble, Chusa. Gracias por el ofrecimiento.

      Eliminar
  10. Ayyyy, qué me ha gustado que recibas estas muestras de cariño. Te las mereces sobradamente.

    Un beso, preciosa

    ResponderEliminar
  11. genial.. .ya tienes gorros de baño para montar una tienda¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como para hacerle competencia a las tiendas que no los venden, Miriam.

      Eliminar
  12. Saludos de USA.
    Gabrielita, me he divertido muchisimo con tu en-
    trada. Que suerte conseguir tantos gorritos; La
    proxima vez di que se perdio el auto. Que maravi-
    lla! Cuantos te mandaran. Quisiera estar alli pa-
    ra cuando empiecen a llegar. jaaaaaaa.
    Te quiero.
    Cotiti.


    ResponderEliminar
  13. Gabriela, quando tiveres um bebé, já sabes, recebes um par de sapatinhos!
    Beijo

    ResponderEliminar
  14. Así es Gabriela. Cuando algo nos es escaso (o nulo, en este caso), alguna varita mágica lo convierte en abundante.
    En la actual situación, esa varita corrió por cuenta de blogueros de gran sentido solidario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una abundancia y una solidaridad que agradezco infinitamente, Esteban.

      Eliminar
  15. Que divertido, ya tienes gorros para que no se te rice el pelo en un tiempo, y los que te quedan por llegar.
    Yo te mando un beso, porque ya veo que gorro no necesitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Divertido y conmovedor, Fernando... me encantó recibirlos.

      Eliminar
  16. Excelente! Que curioso y gracioso evento...de haberlo leido te mandaba un gorrito je je
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un envío desde Indonesia hubiera sido todo un acontecimiento, Patricia. Gracias por el ofrecimiento.

      Eliminar
  17. jajaja que lindo detalle de verdad!!! Y no creas que es vangloriarme, pero justo pensaba en enviarte uno hace unos instantes que leí tu post pero no estaba segura que cara pondría la persona del servicio postal. Y ahora leo que ya te enviaron. Que bueno!!!

    saludos. Hilda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cartero de mi cuadra debe estar acostumbrado a dejarme paquetes que no siempre vienen en sobres tradicionales, Hilda. Gracias por la intención.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.