martes, 30 de octubre de 2012

Perlitas de aquí y de allá

Después de relatos de peines y zapatos con voluntad aparentemente propia, vuelven las perlitas. Las de esta entrada tienen meses en calidad de borradores. No sé por qué se me pasó publicarlas. Más vale tarde que nunca, así que ahí van.

Pues si, más perlitas, fuente inagotable de asombro.

El tobillo estaba tan ensangrentado que tuvieron que duplicar la palabra para darnos una idea mejor de la situación del pobre Cristiano.


Mmmm... ¿no sería más fácil balancear la vida nomás? No se compliquen con palabras que no existen y consejos raros.

A ver, ¿quién de los lectores es el primero que nota dónde falta una S en este cartel? Es el cartel de una institución pública, que con todo y el error está a la vista de todo aquel que pase por la céntrica avenida donde está ubicado. Lo más gracioso es que un poco más allá hay otro cartel con la palabra correctamente escrita. Además, ¿creerán que si ponen solamente "niños" las niñas van a creer que a ellas no las incluyen? ¿Y qué van a decir las adolescentas (palabra que sé que no existe, por si acaso)? ¿Que una vez que dejan de lado la niñez no tienen policía especializada? Ese lenguaje al que llamo inclusivo, tan de moda en estos tiempos, llama mucho mi atención. Y no precisamente para bien.

Todo sería muy fácil si supiéramos qué es un docigo.

Será que la postura es ambigua nomás, sin diéresis.
--------------

Ya se anunciaron los ganadores del Premio Nobel 2012. El día que alguien invente una licuadora que no haga ruido, deberían nominarlo para Premio Nobel de la Paz del año que fuera. Lo mismo para todo aquel que invente electrodomésticos que no hagan bulla. ¿Se imaginan una licuadora que funcione en silencio? ¿O una aspiradora? La paz total.

44 comentarios:

  1. Las perlitas son inagotables... y los errores también. ¿Es que nadie se da cuenta? Voy a comenzar a fijarme bien en los avisos para pasarte algjunos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces creo que no es que nadie se da cuenta, Mil rostros. Debe ser que quienes escriben eso no tienen idea.

      Eliminar
  2. He leído que en Chile dicen que en el Perú se habla el mejor español... Y, ¿será que se escribe el peor? (Por supuesto que lo digo solo por las "perlas")

    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad sea dicha, Cris, varias de estas perlitas no son de origen peruano. Lo cierto es que en todas partes se cuecen habas.

      Eliminar
  3. Están buenas tus perlitas. Te juntaría con mi marido para que se escandalicen juntos. Éstos ejemplos son palmarios, pero mi pobre viejo debió estar muy enamorado de mi para soportar mis cartas llenas de "tubos" y "estubos" y cosas así. He mejorado mucho, pero me falta mucho también, así es que solicito que mis perlitas me las muestres para mejorar.
    Un beso, Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si supieras cómo reniego cuando encuentro uno de estos horrores en la prensa, AleMamá. Es algo que no tiene explicación, ni mucho menos perdón.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Saludos de USA.
    No sabes como me he divertido con tus perlitas, has-
    ta ahora estoy riendome y lo peor de todo es que es-
    tan a la vista y paciencia de todos y a veces lee-
    mos estas barbaridades y ni nos damos cuenta. Linda
    entrada Gabrielita! Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, pasan por ni sé cuántos ojos antes de salir a la luz, Consuelo. Eso es lo que más llama mi atención.

      Eliminar
  5. Creo que muchas vece no nos damos cuenta porque leemos en forma global.
    Besosss

    ResponderEliminar
  6. Como soy reciente seguidora de tu blog, no conocía tus graciosas perlitas.
    La S que falta es la primera de la palabra adoleScente :-)
    Un docigo? ¡Ni idea! pero se dice escanea, no?
    Es bueno ser observador-observadora, creo que nos hace ser a todos y a todas mucho más conscientes... Jeje! Un post muy divertido, gracias Gabriela!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te invito a pasearte por las perlitas anteriores, Milena. Son sorprendentes.

      Eliminar
  7. ¡¡¡Me uno a la petición del premio nobel de la paz para el inventor de la licuadora silenciosa!!! jajaja
    Besazo

    ResponderEliminar
  8. Tienes una gran capacidad para captar perlitas, a mi se me pasan todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cambio a mí, me jalan el ojo de una manera inevitable, Cyrano.

      Eliminar
  9. No se que es, pero me gusta la palabra docigo. Tenemos que encontrarle significado! Se abre un concurso.

    ResponderEliminar
  10. Eres buena observadora Gabri, he visto también las perlas de abajo, por lo menos nos hacen reìr un poco. Perlitas de ese tipo abundan. Làstima que muchas veces aparecen estampadas bien en grande. Me pregunto si alguien revisa los escritos antes de publicarlos porque o estaba borracho o...

    Felices dìas amiga,
    Chusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le contesté a Cyrano, Chusa, las perlas me jalan el ojo cuando se cruzan con mis ojos. Se me hace inevitable notarlas.

      Eliminar
  11. Apúntame a la petición del premio nobel de la paz para el inventor de la aspiradora silenciosa :)))

    Muchas veces leemos de corrido y no nos damos cuenta de los errores.
    He buscado en la (RAE) Diccionario dela Lengua Española, la palabra adolescenta por si existía, no viene, y te cuento el por qué.
    Porque aquí los políticos de turno llevan unos años hablandonos como si no existiera el género plural para referirse a ambos sexos...
    Te pongo un ejemplo que te dará risa...
    "Los señores miembros y miembras del congreso"... Esto es verídico, y se quedan tan panchos y así es todo.
    No me enrollo más:))
    Buen fin de semana.
    Un beso.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu ejemplo es cómico, Laura, si no fuera tan tremendamente trágico. Acá también decimos eso de "tan pachos".

      Eliminar
  12. Ay Gabriela, lo que me he podido reir!!!! Me encantan tus "perlitas"

    Con el tema del lenguaje no sexista ¿qué quieres que te diga? Madre mía, es un claro ejemplo de que las cosas llevadas al extremo dejan de cumplir su finalidad. De ridículo que parece en ocasiones se deja completamente de lado su objetivo inicial, que es evitar la discriminación por sexos...

    Un beso guapa, feliz sábado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es justamente lo que intento decir, Laly: que con el afán de no dejar a nadie de lado, el resultado es un verdadero disparate ininteligible.

      Eliminar
  13. También me imagino el premio nobel al político que cuando habla no emite ruido. La verdad es que los políticos son como las licuadoras, exprimen todo lo que cae en sus garras, solo dejan las sobras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor imaginemos un mundo sin políticos, Fernando. Eso si que sería la paz total y absoluta.

      Eliminar
  14. Gabriela, eu avisei que a fronteira é muito ténue:-)!!!
    Beijo

    ResponderEliminar
  15. Gabriela te cuento que mi marido trabajaba como tele maestro en Canal 13 de Bs. As. y me comentaba que hasta hace unos años había un corrector, para todo lo que se mandara al aire. Este hombre tenía como tarea que toda la información saliera sin errores y que el tele espectador no dijera¡ Qué horror!.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me imagino que este hombre tendría cualquier cantidad de trabajo, Norma2. Pero qué bien que haya un medio de comunicación que se preocupe por hacer las cosas bien.

      Eliminar
  16. Reciclar, reciclar, sempre!
    This is the way, this is the future!
    Besitos, guapa!

    ResponderEliminar
  17. Propongo no solo premiar a quién invente uno de esos artefactos que no haga ruido.
    También habría que pensar en homenajear al que consiga que, al contrario de las licuadoras, los zancudos "nos avisen" cuando van a picar.

    ¿Se han fijado que cuando no los podemos capturar se burlan de nosotros con su zumbido y que cuando nos atacan lo hacen en el más absoluto de los silencios?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un mundo sin zumbidos de zancudos sería casi la perfección, Esteban. Casi como un mundo sin polvo, sin bocinas, sin alarmas a medianoche. ¿Será demasiado pedir?

      Eliminar
  18. Hola Gabriela!
    Vengo a devolverte la visita!
    Encantada de que entres en mi mundo.
    Espero que me dejes entrar en el tuyo.

    Un besito

    ResponderEliminar
  19. Te he dejado una sorpresiva en mi blog, Gabriela.

    Un besito

    ResponderEliminar
  20. ja ja nadie se te escapa!! :) Buen ojo hey?
    besos,

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.