jueves, 8 de agosto de 2013

Cuestión de talla

Entre las muchas cosas que no entiendo hay una que amerita especial atención pues mi incomprensión al respecto es tremenda.

No entiendo cuáles son los parámetros de los confeccionistas de ropa, sobre todo de ropa de mujer, al momento de fijar las tallas de la prendas. Estoy convencida de que usan a niñas bajitas de 12 años o menos para determinar las medidas de las tallas S, M y L para adultas.

En parámetros normales, me basta con ropa de talla mediana. Nunca tengo problemas cuando elijo esa talla en prendas hechas con medidas razonables. Debo confesar que son muy pocas las veces que encuentro ropa con medidas razonables.

En realidad, no me molesta mucho. Simplemente reniego un poco de esta característica de mucha ropa que venden por acá, sobre todo en las tiendas por departamentos que tenemos en esta ciudad, y opto por tallas más grandes.

Lo que me genera más de una molestia es pensar en mujeres con baja autoestima, que se sienten mal por estar pasadas de peso. Recordemos que en los tiempos actuales, a las mujeres no se les perdona ser gordas, tener canas ni tener arrugas. Son tres cosas que, a pesar de ser un mandato no escrito, prácticamente todo el mundo evita tener.

Esas mujeres, preocupadas por su exceso de peso, ¿qué sentirán cuando ni la ropa XXL les queda bien? Estoy segura de que son muy pocas las que saben o se dan cuenta de que el problema no está tanto en ellas, aunque tienen su aporte por los kilos extra, sino en las tallas hechas para mujeres con dimensiones que no existen en la realidad. Por lo menos, en la realidad circundante.

El caso se agrava cuando la afectada es una quinceañera insegura de su aspecto porque sabe que tiene sobrepeso. Uno de sus peores temores hecho realidad, pues no encuentra nada que le quede bien. Es muy poco probable que culpe a esta incomprensible escala de tallas de ropa. En un momento de la vida en que los seres humanos enfrentan sus peores inseguridades, casi con certeza su ánimo se va a ir al suelo.

Más allá de expresar mis ideas en este blog, no se me ocurre ninguna solución práctica o útil. Ni siquiera la manera de hacerlas llegar a las instancias respectivas, es decir, a los confeccionistas de ropa de mujer para saber de sus razones.

38 comentarios:

  1. Por aquí existe una ley que obliga a todos los negocios tener ropa de todos los talles, pero la ley pocas veces se cumple.
    Besos Gabriela
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá el problema no es tanto que haya o no todas las tallas, Norma. El problema es que son TODAS muy chicas, al punto que tienes que comprar una y hasta dos tallas más de lo que en verdad usas.

      Eliminar
  2. Hola...como estas?...Hay Gabriela ese tema pica y se extiende.
    Por alguna razón en los ultimo tiempos las tallas S,M,L, se han reducido el tamaño de lo que solía ser un s,m,l años atrás, esta impresión de anoréxica es el hot look de hoy ha generado graves cambios en la mentalidad y psicología de las mujeres de hoy. Recientemente ha habido una gran cantidad de atención de los medios en una campaña denominada "Di no al tamaño cero".
    Por alguna razón muchas chicas piensan que esa imagen es la de "ganadora" en las apuestas de belleza, pero creo que la belleza es mucho más que eso.

    Un abarzote
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es mi punto, Iela, que haya personas (sobre todo chicas) que crean que ser escuálidas es lo mejor que puede pasar. Con el consiguiente grave riesgo de su salud.

      Eliminar
  3. Más que cierto.
    Yo he sido una de las que no entraba en las prendas antes de bajar unos kilos o hasta ahora, que entro en ancho pero no en el largo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina cómo harán las personas a las que les sobran muchos kilos y no unos cuantos, Renata.

      Eliminar
  4. Igual pasa con las tallas de niños. Marcela tiene cinco años; puede que sea un poco alta para su edad, pero tampoco como para usar talla 10!, y 10 es la talla que usa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este paso, los niños de dos años van a usar talla 8. Totalmente ilógico.

      Eliminar
  5. Hola Gabrielita, hace unos dias quise comprarle
    un polito a mi nieto de 2 anos y tuve que comprar
    talla 5. No no es broma talla 5, para un ninito de
    2 anos y para mi, extra large, yo que usaba talla
    12 de ninos. Bueno no se a que se debera. De ver-
    dad es muy confuse.
    Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A este paso, parece que los recién nacidos deberán usar ropa talla 2 y más, Consuelo.

      Eliminar
  6. Hay tallas absurdas que no se corresponden... aveces he leído la noticia de que han de estar unificadas, pero en la práctica no es así... También me gustaría saber la razón...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pueden estar unificadas, Milena, la cosa es cuál es el criterio para unificarlas.

      Eliminar
  7. He trabajado años en el sector. Desgraciadamente la explicación es mucho más simple y a la vez más ilógica. Se hacen esas tallas porque un centímetro en una prenda, supone muchos metros de tela y en millones de prendas, supone cientos de miles de euros ó de dólares.
    Luego está el factor sorpresa, que ocurre bastante frecuentemente. Mandas a fabricar a Turquía, por ejemplo un modelo de pantalón en siete colores y todas las tallas y el turco la caga y los hace mal. Escala mal el patrón y son más pequeños, pues se venden y listo. Yo he vendido pantalones de caballero que no le estarían ni a un niño de 12 años ¡Y se venden! como se venden, se estandariza el tema porque es más barato.
    ¿En serio alguien piensa que las cosas sin forrar y como viejas y con las costuras por dentro es diseño?
    Son errores que se venden y entonces ya es normal y además más barato.
    Las tallas igual, los estándares cedieron a los costos hace años.
    Perdón por el rollo.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una buena explicación, Dolega. Entonces la solución debería ser no poner etiqueta de L a algo que tiene medidas para S. Si el objetivo es ahorrar tela, por lo menos que engañen a los compradores. Sé que pido mucho, pero de nosotros viven.

      Eliminar
  8. Que verdad es. cada fabricante hace las tallas a su bola.
    Si tu vieras el trajín que tengo yo para comparme ropa...Uso la más pequeña de sra, y así hay veces que me está grande.Compro mucho de niña talla 14 y 16, el problema viene cuando tienes que ir más arreglada:((
    Ah y peino canas, Gabriela desde los 40 y algo, me han costado muchos años tenerlas:))
    Buen fin de semana
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también peino canas, Laura, casi desde que estaba en el colegio. Y ahí están, felices ellas y felices yo.

      Eliminar
  9. Gabriela, esse não é um problema peruano. Por aqui, infelizmente,( e estupidamente ...) acontece o mesmo.
    beijo

    ResponderEliminar
  10. Nem me fale em tamanhos, Fico deprimida quando vou a uma loja os tamanhos enlouqueceram, nenhum corresponde mais ao exigido pela lei. Eu era M agora sou GRANDE para minha tristeza. hahaha Esse problema ultrapassa países.
    Bjos e tenha um ótimo domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y si la tendencia sigue, Anajá, no sería raro que pronto fueras XL. Pero no estés triste, es cosa de estas medidas incomprensibles.

      Eliminar
  11. Hola Gabriela,

    en mi caso, afortunadamente, ese tema ya lo tengo superado. Pero tengo en casa una preadolescente que me preocupa un montón. Hace ya dos años que no puedo comprarle ropa en las tiendas de niños y Candela acaba de cumplir 11 años... La ropa de jovencita no es del todo apropiada a su edad y me vuelvo loca buscándole ropa. Hace poco, en una de estas tiendas tipo franquicias de moda, estuve a punto de coger el libro de reclamaciones al ver un pantalón de la talla 38 que no medía más de un palmo de cintura.

    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubieras pedido el libro de reclamaciones, Laly. Quiero creer que hubiera servido de algo.
      Por cierto, acá también tenemos eso del libro de reclamaciones, con el mismo nombre. Pero no hay libro de recomendaciones.

      Eliminar
  12. Cuanta razón tienes, querida Gaby. Soy de las anormales que usan tallas grandes y ya siento que he perdido la batalla de que hagan ropas realistas.

    Otro problema es que diseñan pensando en las niñitas de 12, flacas y sin curvas y luego agrandan los modelos hasta la talla XXXXXXL con el resultado que cualquiera prevé. ¡Ays!
    ****

    El 20 me voy a Alemania de nuevo. No sé cómo iré a estar en los blogs pero espero leer a los amigos allá.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así parece, AleMamá, cuantas más X es emjor.
      Disfruta de los días en Alemania con tu nieta. Pásenlo lindo.

      Eliminar
  13. Ay, me tranquiliza saber que no estoy TAN gorda, pues ahora solo me quedan las tallas XL. ¿Será?

    ResponderEliminar
  14. Olá querida Gabriela! Isso tudo chega a ser triste, porque acaba mexendo com o emocional de qualquer um, principalmente com uma adolescente, sua auto-estima fica desvalorizada, acarretando muitas vezes problemas seríssimos no seu emocional ainda em formação. Aqui também temos o mesmo problema, basta estar um pouco mais cheinha para se ter problemas em comprar roupas. Belo post. Parabéns!
    Beijos com muito carinho e tenha uma linda e abençoada semana.
    Marilene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justamente ese es el detalle peligroso, Marilene, las adolescentes.

      Eliminar
  15. Lo de las tallas es una trafa.
    Antes yo usaba polos medium pero de un momento a otro he tenido que comprar large porque el largo era como para niño de 12 años.

    Después de los 30 no me van a venir con que he crecido.
    Ja ja ja

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy capaces de decirte que has crecido, Renzo.

      Eliminar
  16. Gabriela, acá tenemos una mescolanza de tallas, la única forma es probarse y como tú dices, tener una buena coraza para que no afecte necesitar la más grande, pero no a todos los sienta bien esto último.

    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pues, Soñadora, hay personas que no lo atribuyen a la ropa sino a ellas mismas.

      Eliminar
  17. Los modistos desde hace mucho me tienen en el lado contrario de la vereda de los afectos.

    Súbitamente cambian estilos y nos hacen comprar vestimentas totalmente distintas a las que tenemos, mientras que solamente "por joder" como dicen los españoles, eliminan bolsillos, principalmente el de camisas o poleras que es imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente coincido contigo, Esteban. Estoy convencida de que cambian los estilos cada año para asegurarse las ventas cada año. ¿La solución? Comprar ropa neutra, casi sin estilo. Lo malo es que de esa ropa hacen muy poca.

      Eliminar
  18. Hola,
    que capa por capa se pone en un plato. El orden puede cambiar de acuerdo a su gusto. Usted puede poner el helado en una de las capas.
    Bjos e tenha uma buena noite.

    ResponderEliminar
  19. Yo no me hago paltas, me pongo lo que me queda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que puede llegar a pasar que no te quede ni la ropa XXX, Cyrano.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.