jueves, 24 de marzo de 2011

Cartera azul: misión imposible

Parecía algo fácil. No me imaginé estar frente a una misión imposible.

Lo único que quería era comprarme una cartera azul. Azul marino o simplemente azul. Quienes me conocen saben que mis carteras son pequeñas casi hasta la burla, apenas lo suficiente para llevar una billetera chica, llaves, un lapicero, un espejo y un estuche vacío de lentes de contacto. ¿Mi celular? En el bolsillo, así no pierdo llamadas. Jamás me he acostumbrado, y dudo que llegaría a acostumbrarme, a usar esos sacos gigantescos en donde entra todo pero nunca se encuentra nada.

Repito, ¿qué tan difícil puede ser encontrar una cartera azul del tamaño que para mí es ideal? Descubrí que no es difícil. Es imposible.

Durante mis días en Estados Unidos, busqué y rebusqué en todas las tiendas a las que entré. En todas, las carteras estaban ordenadas por colores. Era fácil llegar de frente a las azules. siempre con ayuda de Mari. Todas sin excepción eran unos tremendos sacos, suficientemente grandes como para llevar hasta las compras del mercado sin ningún problema. Las que eran de tamaño perfecto eran de cualquier otro color.

Hubiera sido más fácil de encontrar una cartera del amarillo más chillón que existe. En verdad, encontré muchos modelos de carteras amarillas. Pero azules, apenas unas tres o cuatro, y todas tamaño gigante.

Como los alquimistas que, al buscar convertir los metales en oro, terminaron haciendo muchos útiles descubrimientos, en mi infructuosa búsqueda por una cartera azul encontré una cartera roja y otra de incierto color entre verde y plomo. Ambas a buen precio y del tamaño ideal. No dudé en comprarlas.

Por lo menos hasta la fecha, nada de carteras azules. Misión imposible total (incluida la música de Schifrin y la cinta que se autodestruye).

23 comentarios:

  1. Y cuando lleguen a los estantes y perchas, serán por miles, todas parecidas para desaparecer por 6 temporadas.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Piensa que eso suele pasar porque es color muy normal, se vende mucho y se acaban pronto ¿ No es eso lo que suelen decir los vendedores? Siento que no la encontrases. un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo uso las carteras según esten de moda, ahora el furor son las muy grandes, ya desaparecieron las chicas o medianas.
    Me gustan las grandes, ya que me gusta llevar un libro, la billetera,y miles de chucherias que pongo y que núnca se porque las tengo, mi mala costumbre la tengo de toda la vida. Como fumo, van los cigarrillos, la que estoy usando y una de repuesto jajaja.
    1Buena entrada, me gustó!
    Cariños.
    Maricarmen

    ResponderEliminar
  4. QUERIDA GABY: VAYA TRAVESÍA, Y TODO POR EL GUSTO DEL COLOR Y TAMAÑO.
    A VECES EL SER CONSERVADOR TIENE SUS BEMOLES.
    PACIENCIA Y SUERTE CON TU BÚSQUEDA "INFRUCTUOSA". SALUDOS
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  5. Bueno, en gustos y colores... Te gustan las carteras chiquitas y para colgar al hombro. Y si son azules, mejor...

    ResponderEliminar
  6. Saludos de USA.
    Gabrielita, muy divertida to mision imposible. Te prometo que te llevare una carterita de color azul. No importa el tono, ya lo se. Me entrego a la tarea.
    Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
  7. Hola Gabriela:
    Es que tienes unos caprichos!
    Color azul... ¡muy raro, no!
    Feliz fin de semana, y que sea de color rosa!
    Saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  8. Longchamp tiene carteras azules, te lo digo porque yo tengo dos (o tres si cuento una que está medio rota; o cuatro si cuento la imitación Longchamp ;)

    También me gustan las carteras mientras más chicas, mejor (tengo dos más grandes donde echo la ropa y zapatillas de deporte); el celular, también lo llevo en el bolsillo ;)

    Saludos colega!

    ResponderEliminar
  9. oye y una cartera-mochila, así tienes las manos aún más libres ;)

    ResponderEliminar
  10. Y cuando ya no la necesites vas a comenzar a ver miles de carteras en todas las gamas de azules y en el tamaño adecuado....es así, no falla.
    A mi me pasa que cuando tengo un extra para comprarme algo lindo, salgo a ver y nada de nada...ahora, cuando no tengo un mango, tooodo me gusta.
    Ni modo.
    Besos!! y suerte en la bùsqueda!!

    ResponderEliminar
  11. Me temo que eso ha pasado con las carteras azules, AleMamá. Lo curioso es que la tendencia es internacional, ja, ja.

    Es una buena razón, Chelo.

    En cambio yo, corro de las carteras grandes, Maricarmen.

    Ser convervador en la ropa es muy difícil, Antonio. Encontrar ropa normal es casi imposible.

    Eso, Lina, bien dicho.

    A ver si tu misión es posible, Consuelo. Gracias por la oferta.

    El color azul no es raro en carteras, Luis. Te aseguro que no, no sé qué ha pasado esta vez.

    Gracias por el enlace, Marta. No conocía esa marca Longchamp. Creo que por acá no ha llegado.

    Así pasa siempre, mi querida Katia.

    ResponderEliminar
  12. Ya veo que es el azul uno de tus preferidos, pero es que..... Gabriela , el azul es uno de los colores imposibles o caso imposibles de la naturaleza ¿como quieres encontrarlo en una tienda? :)

    ResponderEliminar
  13. Hola Gabriela:

    Ya la encontrarás en algún momento en que no la busques...y en el lugar menos pensado.

    ResponderEliminar
  14. jaja Gabriela estoy en la misma. Solo busco una cartera azul que sea bonita eso so, puede ser pequeña o mediana (no demasiado grande) pero no la hay por ningun lado ...por aqui aparecieron ahora unas carteras color azul desteñido o celeste cargado, no se como llamarlo. Eso si se consigue pero yo quiero una cartera azul, azul marino, de esas normales!!! Seguiremos buscando o esperando :)

    ResponderEliminar
  15. A veces uno está tan enfocado en lo que quiere que no ve más opciones... Qué bien que compraste las de otros colores... (los bolsos grandes no sirven más que para enchuecarnos la espalda!) jeje
    Un abrazo y cuando vea alguna cartera azul por amazon te aviso.

    ResponderEliminar
  16. Mis carteras son tan grandes que casi me puedo meter adentro yo si no quiero que me encuentren!
    aunque no lo creas Gaby, las carteras y los zapatos azules son muy difíciles de encontrar. Según mi punto de vista es porque la ropa se ha dividido básicamente en tonos afines al negro y tonos afines al marrón. Antes quien se vestía de azul se ponía cartera, correa y zapatos azules, hasta que la moda decidió que no importa cual sea tu ropa, puedes usar cartera de todos los colores! Anda a Casa Moore en 28 de julio pasando la vía expresa 2 cuadras mas. Tienen carteras chiquitas de todos los colores y puedes comprarte incluso una "patchwork" que tendrá todos los colores posibles!

    ResponderEliminar
  17. Mi color favorito es el azul, así que sé que hubiera sido decepcionada si yo fuera de compras hay :)

    ResponderEliminar
  18. Definitivamente, el azul es mi color favorito, Isabel.

    Y cuando eso pase, Esteban, seguramente no tendré ni un cobre. Siempre pasa, ¿no?

    Parece que lo normal es lo más escaso, Ludmila.

    Ya somos dos que no usamos carteras grandes, Cheluca.

    Buen dato, Claudia. Me daré una vuelta. Total, no me queda lejos.

    Pues ya te imaginas mi decepción, Estrella.

    ResponderEliminar
  19. Viste, creo que es mejor entonces comprar lo primero que veas que te gusta y sirve!!!!
    Gracias por pasar por mi blog devuelta!. Las tres crónicas que van a salir publicadas en el libro, ya estan colgadas en el blog
    Gracias

    ResponderEliminar
  20. Coincido contigo, Clari... pero es que nada de lo que encontraba me gustaba. Por eso no compré nada.
    :(

    ResponderEliminar
  21. Ha, sounds like my hunting for white stockings - in the UK they only seem to have them in winter collections, not for summer - but in local conditions I am still freezing in summer too!:(

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.