martes, 2 de febrero de 2010

"No hay sistema"

Cuántas veces nos ha pasado: vamos a alguna entidad a hacer algún trámite, entramos al sitio y vemos que no hay cola. Lo que parece ser el preludio de una gestión rápida y agradable se convierte en frustración cuando desde la ventanilla nos informan: "no hay sistema". La experiencia me ha enseñado que me debo preocupar cuando veo que no hay colas delante de una ventanilla.
No importa que sea una entidad pública o privada. El "sistema" no hace discriminaciones. Se va sin hacerse el más mínimo problema.
Hace más de un mes, me demoré casi una semana completa en obtener una partida que necesitaba para un trámite. La razón era que no había sistema. Durante cuatro días, recorrí cuatro oficinas diferentes del Registro Nacional de Identificación y del Estado Civil (Reniec), en cuatro distritos diferentes de Lima, a razón de una oficina por día. Las cuatro veces obtuve la misma respuesta: "no hay sistema".
Obtener una partida toma más o menos 5 minutos, sin contar el tiempo de espera. Sin contar tampoco lo que demore hacer el pago de la tasa respectiva que también son otros cinco minutos... sin contar el tiempo de espera hasta llegar a la ventanilla. Pero aun así son lapsos tolerables. Pero cuatro días para sacar una partida es un plazo que supera todas las expectativas, y eso que yo ya tenía en la mano el comprobante de mi pago.
La falta de sistema en los bancos es otro clásico. Lo peor es cuando el sistema se va justo cuando a uno lo están atendiendo, después de una larga espera. Además, nunca se sabe cuánto va a demorar el famoso sistema en regresar.

La próxima vez que me digan eso de "se fue el sistema", preguntaré "¿a dónde se fue?" y a ver si lo puedo alcanzar en donde sea que esté y convencerlo de que regrese.

18 comentarios:

  1. El que reniega terriblemente cuando "se va" el sistema, es mi papá. Ye te lo imaginarás. Lo peor es que hace 50 años el trabajaba en el Banco de Crédito, en la época que no habían computadoras, así que cuando quiere hacer un retiro, deposito o alguna otra operación simple y el pobre cajero comete el error de decirle que no hay sistema, el le dice que haga la operación a mano. Si se niega o le dice que no puede, la cosa se pone peor, se pone colorado, le levanta las cejas y le dice que hacia todas esas operaciones a mano cuando trabaja detrás de una ventanilla. Seguro los tratas de inútiles para abajo.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego el sistema nos deja muchas veces colgados, eso es gracias a las nuevas tecnología.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Gabriela:

    Esas veces es cuando añoramos la época pre computación, pero después-como cuando nos contactamos por Internet- nos sentimos arepentidos de ese pensamiento negativo.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela:
    Las nuevas tecnologías van muy bien para muchas cosas, pero... hay que pagar sus "enfados".
    Lo malo es que a veces las personas que podrían subsanar esas deficiencias, como la educación moderna no les ha enseñado a multiplicar, no son capaces de hacerlo.
    Como dice el refrán: "En todas partes cuecen habas y en mi casa a calderadas"
    Cordiales saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  5. Esta respuesta en oficinas de trámites y bancos, me suena !tan familiar!, que ya es parte de nuestra vida diaria. Sin ir muy lejos, el viernes 29 mandé pagar el recibo de teléfono al banco y la chica regresó sin poderlo cancelar y me dijo: "En el banco dicen que se fue el sistema", y mi respuesta fue la que tu dices, ¿ a donde se fué, a la playa, de vacaciones o está en refrigerio?, jajaja.
    Es tan común este suceso que es mejor reir que renegar. Me pregunto sucede en otras latitudes, o somos los peruanos los únicos que sufrimos de la burla del sistema.
    cariños,
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  6. ES UNA VERDADERA FRUSTRACIÓN LA QUE SE SIENTE CUANDO EL "SISTEMA SE VA"...LO PEOR ES CUANDO NECESITAS ALGO PARA AYER...Y LO MÁS REAL, EN MI OPINIÓN, ES QUE AHORA NADIE PUEDE VIVIR SIN EL BENDITO SISTEMA...YA NOS DEJAMOS ENVOLVER POR LA TECNOLOGÍA CIBERNÉTICA.
    PACIENCIA Y BUEN HUMOR...¿Y QUÉ PODRÍAMOS DECIR CUANDO ESPERAS TURNO Y LO PIDES A TRAVÉS DE LOS DICHOSOS "TICKETS" EN LAS CLÍNICAS Y AGENCIAS DE BANCOS?.
    DISFRUTO MUCHO DE TUS BLOGS, MI QUERIDA GABY. SALUDOS

    ResponderEliminar
  7. Hoy mi marido ha ido dos veces a la compañía de seguros....la primera se fue porque la cola estaba larga. Al regresar, sin fila ya, ¡no había sistema!
    Buhhhhhhhh

    ResponderEliminar
  8. Ya me imagino a tu papá, Martín. Pero en verdad esa respuesta de "no hay sistema" saca a cualquiera de sus casillas.

    Sistemas colgados son la parte mala de la tecnología. Y pasan con demasiada frecuencia.

    Todo es parte del sistema de las compensaciones, Esteban: la tecnología es buenísima por un lado (gracias a ella estamos siempre en contacto), pero a la vez, cuando deja de funcionar, casi colapsamos todos con ella.

    Es que como ahora "las máquinas lo hacen todo", ¿para qué darse el trabajo de multiplicar manualmente? Seguramente esa es la lógica, Luis.

    Por lo comentarios que leo acá, Maricarmen, en otros países esto es bastante común. Mal de muchos...

    Esos tickets de los bancos son detestables, Antonio. Pero al menos ahora esperamos sentados y no haciendo interminables colas. Buscando el lado positivo...

    Por eso es que yo desconfío cuando veo que no hay cola, AleMamá: tanta belleza no puede ser cierta. Tiene que ser que algo no anda bien.

    ResponderEliminar
  9. en México nos pasa un monton!!!!!
    ya estamos acostumbradisimos!

    ResponderEliminar
  10. Hola, Gabriela.

    En España usamos la expresión "caerse": "se ha caído el sistema, se ha caído la red". ¿No es bonito? Uno se imagina al sistema o a la red como algo flotante sobre los edificios, vigilándonos, y que de repente se nos viene encima, como una lámpara mal ajustada.

    Poesía pura, vaya.

    ResponderEliminar
  11. Es que realmente ese trámite no tendría que tardar nada pero cuando "No hay sistema" puede durar días y hasta semanas!!
    Al que hay que buscar es al encargado de sistemas <:))

    ResponderEliminar
  12. jajajajaja estaría bueno que le hicieras la pregunta .

    A mi me paso que por la caida del sistema me quisierón cobrar una cuenta que ya había pago .
    Diga que guardo los recibos por muchos años y lo tenía depués de 5 años .

    Un beso , cuidate .
    Nancy

    ResponderEliminar
  13. Es lo malo, Zocadiz, nos acostumbramos y terminanos aceptándolo como lo más normal.

    Me imagno los carteles, Fernando: "sistema caído". Pobre, que le den un analgésico.
    Gracias por la visita.

    No sé, Katy, tal vez el encargado del sistema se ha ido también.

    Qué bueno que pudiste evitar un doble pago, Nancy. Y con un sistema fuera del sistema.

    ResponderEliminar
  14. Increible Gaby, 3 días se demoro en llegar mi partida de nacimiento a mi casa pidiendola via web. Creo sinceramente que las que mas fallan son las personas y no las máquinas.(en este caso el administrador de la red). Lamentable la "burrocraca" en el país.

    ResponderEliminar
  15. Para mí que un banco, o cualquier otra oficina, en esta era de la tecnología, me diga que no hay sistema, me repatea. Digo, entiendo que la tecnología falle en algún momento pero parece que es el pan de cada día. Yo me pregunto con lo que cobran por los servicios que ofrecen ¿no podrían usar tecnología más actualizada y darle mantenimiento?
    Sí, es para desconfiar de una ventanilla que no tenga cola jejeje me hiciste recordar a una caricatura, en la que una persona se formó en la que solo había una viejecita, pero que que hacía el depósito en centavitos y cuando intentó cambiarse el señor de ventanilla, le cerraron. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
    Saludos afectuosos. Hilda

    p. d. en relacion a eso, yo me quejo por mail en cada oficina que me pasa eso, desafortunadamente me ignoran, en fin.

    ResponderEliminar
  16. Hola, Grupo de Estudios Jurídicos. Bienvenido.
    En verdad, una demora de tres días para un pedido vía web no me parece exagerado: un día para procesar el pedido, otro para dejar el envío y el tercero para que llegue a tus manos.
    A menos que el envío también haya sido vía web. Ahí si que te doy toda la razón.

    No creas, Hilda, yo también me quejo. Pero no sé para qué sirven esos espacios de "comunícate con nosotros". La única respuesta que recibo es una de esas autogeneradas que dicen: "gracias por contactarte con nosotros".

    ResponderEliminar
  17. Exacto Gaby, no sé para que tienen esos espacios de Contáctanos si no lo van a leer. O si van a usar esas respuestas automáticas.
    Que bien se siente cuando uno se queja en un lado, con justa razón por supuesto y te responden al poco tiempo, buscando una solución. Pero no todos lo hacen.
    Saludos afectuosos. Hilda

    ResponderEliminar
  18. pues si la verdad si es asi pero lo que pasa segun he investigado es que como las instituciones son totalmente dependientes de los softweres no se puede continuar y las labores se paran totalmente lo que si es imperdonable es que despues de tanto esperar justamente en el turno dde uno "se va el sistema" si es asi pues que se compren computadoras que si sirvan

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.