jueves, 28 de septiembre de 2017

Pasos que se acercan

Imagen
Con la inspiración surgida por la entrada anterior sobre el misterio de los relojes, alguien que lee este blog me mandó una historia basada en hechos reales. Con la debida autorización, la publico.
----------------
Como todas las mañanas, salí a comprar el pan y el periódico del día. Para esto camino apenas una cuadra y a veces me encuentro con conocidos del barrio que me saludan.

Esta mañana ocurrió como todos los días, el pan calentito, el amable joven del puesto de periódicos, el camino casi desierto de carros por ser domingo y temprano. Así que volvía distraídamente con mis pensamientos, cuando comencé a escuchar que alguien me seguía. Peor aún, alguien iba a mi lado, muy cerca, paso a paso.

Me detenía y mi acompañante se detenía también. Caminaba más rápido y el intruso se apuraba de igual forma. Comencé a asustarme de verdad, y me animé a voltear para verlo cara a cara.

No había nadie ni cerca ni lejos. Ya no ya, como decimos por aquí.

Fue lo máximo, así que empecé a correr, mientras mi acompañante corría a mi lado. Alguien que pasaba por ahí me miraba sorprendido. No me importó y seguí corriendo hasta llegar a mi edificio, lo único que quería era llegar a puerto seguro. Mejor dicho, a puerta segura. Al mirar hacia mi mano para buscar la llave que abría la reja de entrada lo entendí todo.

Era el llavero que golpeaba metálicamente la bolsa de panes en cada paso que daba.
-------------
Este es mi más reciente artículo para Global Voices.


12 comentarios:

  1. Será que vemos muchas películas sobre persecuciones... ¡Lo cierto es que nos sugestionamos con mucha facilidad!Aunque escuchar las noticias tampoco ayuda mucho,la verdad, cada día hay más violencia en el mundo y eso nos vuelve muy impresionables.

    Besos mil de las dos y feliz fin de semana

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces vamos por la calle con la sugestión de lo malo... pero ya vemos que esta vez, la respuesta es más inocente de lo que una florida imaginación quiso hacer creer.

      Eliminar
  2. Que susto!
    Ainda bem que tudo não passou de uma partida da sua fértil imaginação.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente, la imaginación no ayudó para nada en este episodio.
      Buen fin de semana.

      Eliminar
  3. Realmente que se pasó un buen susto este personaje, que creo saber quien era y también ya me imagino verla correr por esas calles del Señor. La imaginación, nos lleva a crear "fantasmas" que no existen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felizmente, no fueron fantasmas, solamente los que iban en la imaginación.

      Eliminar
  4. La sugestión nos juega malas pasadas... yo soy muy propensa a imaginar cosas terribles con cualquier ruidito.
    Buen fin de semana! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasa eso, sobre todo de noche... ¡Qué miedo!

      Eliminar
  5. ja,ja que bueno lo del reloj , eso pasa por tener tantos .

    Que buena historia y suele pasar esas cosas . A mi me paso cuando iba a trabajar a la mañana muy temprano
    en otoño con unas hojas que volaban con el viento y uno lo pasa mal .

    Un beso , cuìdate y buen inicio de semana .

    ResponderEliminar
  6. Que susto. ahahah Eu sou muito medrosa e se for de noite o medo aumenta. Já começo a ver coisas e assombrações. Como está o clima por aí? Aqui começou as chuvas e tempestade. Espero que tudo esteja bem contigo.
    Bjos tenha uma ótima semana.

    ResponderEliminar
  7. ¡Muy buena, Gabriela! Más vale en todo caso un llavero, que un "pato malo".
    (En Chile llamamos así a los delincuentes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, Esteban. Por cierto, acá les decimos choros o rateros.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.