miércoles, 29 de junio de 2016

Estampas invernales

Imagen
Un hombre que carga un bebé toca el timbre de una casa. Mira su reloj. Parece que lleva buen rato esperando que les abran la puerta. Es temprano en la mañana, hace frío, ha llovido durante horas, y aunque el bebé está bien abrigado, al hombre le preocupa que la espera a la intemperie lo pueda afectar.

Una mujer y una niña de unos seis años caminan de la mano por la calle. De repente se detienen. La mujer se agacha hasta quedar a la altura de la niña y le envuelve el cuello con una bufanda rosada con dibujos de ositos panda. Terminada la acción, se vuelven a tomar de la mano y siguen su camino.

Las calles están llenas de charcos por la lluvia que duró la noche entera. Un hombre avanza por una avenida principal. Va muy concentrado hablando por teléfono en tono algo airado mientras camina a paso ligero. Las personas que pasan a su costado deben hacerse a un lado para no chocar con él. Está tan concentrado en su conversación que no se da cuenta de dónde pisa y termina metiendo un pie en un enorme charco que hubiera visto de haber estado más atento a su entorno.

En la fila de pago del autoservicio, dos mujeres conversan animadamente. Parece que se contaran buenas noticias, pero la cercanía permite escuchar que están compartiendo historias de resfríos de parientes cercanos y hasta de mascotas. Parece una competencia de quién cuenta sobre la peor enfermedad.

28 comentarios:

  1. Gabriela !!! COmo estas??? Gracias or tus visitas y comentarios jocosos :) ...Esta narracion es una dia cualquiera de invierno por estos lados ... me identifico con la mujer que le pone la bufanda a la nena...tipico. Un abarazo.
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre y cuando no nos excedamos en abrigar a los niños, es lo más normal y típico.

      Eliminar
  2. HOLA GABY
    HOY HAY MAYOR ATENCIÓN A TODO TIPO DE REACCIONES ORGÁNICA....ANTES ERAN RESFRIADOS LIGEROS Y UNA QUE OTRA COMPLICACIÓN, ALGUNAS SUPERABLES.
    LA ALERGIA, RINITIS, BRONQUIOS, FIEBRES, AFONÍAS...ENTRE OTRA MUCHAS MÁS AFECTACIONES SON LAS QUE DESTACAN EN LA ACTUALIDAD, ¿SERÁN PRODUCTO DE LA FALTA DE VITAMINAS Y/O DEFENSAS QUE DEBEN SER REFORZADAS CON VITAMINAS?.
    POCOS TENEMOS LA SUERTE DE QUE LAS ANSIADAS VACUNAS LOGREN SU OBJETIVO, HAY QUIENES SUFREN REACCIONES ADVERSAS QUE DURAN VARIAS SEMANAS EN SUPERAR Y MEJORAR; POR ÚLTIMO QUEDAN CON LA PRESCRIPCIÓN MÉDICA DE "DESCANSO VOCAL"...COMO SI FUESE FÁCIL CUMPLIR CON LA INDICACIÓN, MÁS AÚN CUANDO SE DICTAN CLASES.
    SUERTE INVERNAL!, SIN MAYOR COMENTARIO...POR EL DESCANSO:(
    SALUDOS.
    ANTONIO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que más bien es producto del abuso de la automedicación, pues hay gente que estornuda y se atiborra de pastillas sin consultar con nadie más que su propia conciencia.

      Eliminar
  3. Las inclemencias del invierno!
    Yo no paso nada bien el tiempo de frío, porque veo que muchísima gente sufre mucho por ello. Enferman, mueren. Es muy triste el invierno cuando no se tiene un techo.
    Un abrazo abrigador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el Perú, cada año tenemos la noticia trágica de niños pequeñitos que mueren a consecuencia de las bajas temperaturas que hay en las zonas más altas de los Andes.

      Eliminar
  4. Es cierto, por allí ha entrado el invierno. Son estampas muy reconocibles. A mí me encanta esa época. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El invierno tiene su magia particular que a mí me encanta también, Marta.

      Eliminar
  5. Contadas así has fotografiado unas estampas invernales llenas de ternura Gabriela. Qué raro se me hace esa cotidianidad cuando hace tanto calor por aquí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felizmente, el calor horrible que tuvimos este año ya pasó. El Niño nos regaló un verano insoportable.

      Eliminar
  6. Inverno rigoroso no Peru! Nem imagino. Quando aí estive o calor era infernal. Por aqui começou o Verão e está calor.
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de dónde estés. En Lima, el frío es MUY húmedo, pero en la zonas altas de los Andes, las temperaturas llegan a -20°C. Lo triste de esas cifras es que muchos niños no resisten y mueren por enfermedades producto del frío y la pobreza... mala combinación.

      Eliminar
  7. Parece que estamos viendo todas esas escenas, Gabriela. Y por aquí, un calor de espanto.

    Besos a montones de las dos y feliz fin de semana.

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por acá ya pasamos por ese calor de espanto, fue un verano interminable que felizmente ya acabó.

      Eliminar
  8. A mi me encanta el inviero limeño, con su bruma, su garúa, su melancólico cielo eternamente gris. Es que nada es extremo, pero como ni estamos acostumbrados, nos quejamos del frío y asi se pasa la vida hasta que llega la primavera. Feljz invierno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi estación favorita del año, Mil Rostros, por raro que pueda sonar.

      Eliminar
  9. El invierno y sus cosas.
    Menos mal que ahora disfruto el verano, pq el invierno no me gusta nada.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cambio a mí me pasa todo lo contrario, Inma, prefiero el invierno de lejos.

      Eliminar
  10. Lo cuentas de tal forma que nos haces vivir cada historia en presente. Muchas gracias por pasar por mi blog y comentar. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias también por la visita y el comentario.

      Eliminar
  11. Lograste Gabriela una vez más, un reportaje a las cosas simples y cotidianas, con los justos matices de ternura, distracción como para poner el pie en un charco y la típica conversación número uno en caso de mal tiempo, los resfríos. Es la vida en pleno en Lima...y también lo sería en el Santiago de hoy, agravado por nuestra espantosa, inevitable y ampliamente dañina contaminación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que estas estampas se limitan a lo visto en un día, Esteban. A ver si recojo más para otra versión.

      Eliminar
  12. Es increible la cantidad de eventos que nos perdemos por no estar atentos a nuestro entorno...haber si un dia no nos toca meter el pie al charco!
    Besos, me encanto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina meter el pie en un charco en un día frío... El pie se queda congelado todo el rato. Hay que ver dónde se pisa, ja, ja.

      Eliminar
  13. Olá,
    essa vida moderna e individualista nos faz perder as coisas simples do dia a dia e também perdemos a chance de sermos caridosos com nossos semelhantes. Hoje as pessoas estão assim né, aqui também está assim. Se tu tem uma dor de cabeça a outra teve uma bem pior. Tu moras num lindo país, um dia ainda quero conhecer.
    Bjos, tenha um ótima semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá puedas venir alguna vez por estos lados, Anajá. A mí también me encantaría conocer ese precioso sur de Brasil en donde vives.

      Eliminar
  14. Escenas comunes que vivimos todos en invierno. Ahora por aquí "achicharraos" de calor, nos vendrían bien unos airecitos frescos 😉
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Laura, son escenas que ocurren en tantas otras partes del mundo cuando hace frío.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.