jueves, 23 de junio de 2016

Recordando la celebración de San Juan

Imagen
Este relato sobre las costumbres del Día de San Juan en la selva del Perú me lo envió alguien que disfrutó esa celebración en su niñez y, con su permiso, lo publico.
-----------------------
Todo estaba listo desde el día anterior. Estaban preparados los juanes, las yucas, los plátanos, la chicha en botellas, los ajíes charapillos, amén de platos, cubiertos y vasos. Todo en canastas bien acondicionadas y listas para el transporte.

Ese día, a media mañana, salía toda la familia, cerraban la puerta de la casa y partían a algún destino en las afueras del pueblo a celebrar la típica y tradicional festa de San Juan, el patrono de la Amazonía peruana.

Todavía tengo la foto. Gastada y desvaída, pero se puede distinguir bien. Ahí está mi abuelo, alto, delgado, con su sombrero de paja. A su lado, mi mamá y mi papá, mi tía y otras dos señoras. A los pies del grupo, sentados en cuclillas mi hermana y yo, al lado de mi tío, que curiosamente es apenas horas mayor que mi hermana.

El pueblo se quedaba vacío. Se juntaban familias o grupos de amigos que ya tenían algún destino a dónde ir, una chacra cercana, un fundo, o simplemente un ambiente amplio a las orillas de un río o una quebrada.

Los hombres se juntaban para conversar y tomar alguna cerveza, mientras las mujeres deshacían las canastas, acomodaban los juanes y demás alimentos preparados el día anterior.

El juane es un plato típico de la selva peruana, hecho a base de arroz y presas de gallina, envuelto en hojas que le dan color y sabor.

Llegaba la hora del almuerzo y todos se disponían a disfrutar de estas delicias. Ahí las señoras intercambiaban sus juanes y se contaban secretos de cocina.

Terminado el almuerzo, no faltaba algún músico aficionado que, guitarra en mano amenizaba, el momento y hasta hacía bailar a los asistentes. Ya entrada la tarde, comenzaba el regreso al pueblo.

Terminaba la fiesta pero quedaba la satisfacción de haber pasado un día lleno de alegría, de unión familiar y sana distracción.

Así se pasaba la fiesta de San Juan en un pueblo de la selva del Perú en aquellos tiempos. Han pasado muchos años, la fiesta se sigue celebrando, cada vez con mayor entusiasmo y el movimiento propio de esta época. Pero en mi memoria quedan esos días en que las costumbres y las personas eran más sencillas, más confiadas y disfrutaban con pequeños detalles de una fiesta tradicional que pintaba de color y sabor su rutina diaria.

28 comentarios:

  1. ¡Qué interesante!
    Es curioso conocer las costumbres de una misma fiesta en diferentes lugares. En mi tierra se encienden hogueras para festejar el solsticio. Es una fiesta que se remonta a tiempos muy lejanos y tiene tintes paganos.

    En algunas playas de mi Comunidad (La Playa de San Juan de la Canal tiene distinción de Fiesta de Interés turístico) hay costumbre de meterse en el agua a las 00:00h de la noche, en algunos pueblos se saltan las hogueras, se pisan las cenizas aún candentes o se danza a su alrededor. Es una celebración muy mágica. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suena mágico, como dices. Yo nunca he vivido esta celebración de San Juan como la que se narra en esta entrada. Antes era feriado medio día en el Perú, pero desde hace tiempo es un día laborable común y corriente.

      Eliminar
  2. Que legal. Queria conhecer essa festa e comer as delicias de tua terra. Dever ser muito bonito e divertido sair com a família e acontece muitas coisas engraçadas.
    Bjos
    tenha um ótimo dia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que esas delicias se pueden comer en cualquier momento del año, aunque comerlas en San Juan tiene un encanto especial.

      Eliminar
  3. Qué bonita fiesta, no sabía cómo lo celebraban allá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así se celebraba antes en la Amazonía del Perú, aunque imagino que muchas de estas costumbres todavía existen.

      Eliminar
  4. Bonitas tradiciones para celebrar el dìa de San Juan. No sabìa que fuera el patrono de la Amazonìa peruana. En España son fiestas de hogueras junto a la playa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Definitivamente, son bonitas tradiciones. Sin duda, una fecha muy esperada.

      Eliminar
  5. Por aquí ha desaparecido. Mi padre contaba que cuando era chico se hacían fogatas en las que se cocinaban como parte del festejo papas, batatas,.. y se saludaba a todos los Juanes del barrio. Hoy ni el nombre Juan ya existe.
    Besos Gabriela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá tenemos ese plato especial, el juane, que antes no se conocía fuera de la región amazónica. Ahora se ha extendido a más zonas del Perú.

      Eliminar
  6. Fiestas de San Juan, las de antes. Cuando vine a Lima con mi familia, hace ya como 50 años, todavía para esta fecha iba con los juanes y sus añadidos a pasar el día en Huampaní, que ese tiempo era bonito y gozabamos en familia de un día de campo. Pero eso se fue perdiendo por los ajetreos de la vida diaria y sobre todo en la capital, pero de todas maneras aun como juane pero ya no en familia, pues como se dice, las aves volaron del nido y ahora lo hago reuniéndome con amigas. Vale la pena recordar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También se debe haber perdido porque desde hace muchos años que el 24 de junio es un día laborable y no hay ocasión de celebrar como se merece el santo patrón de tan bonita zona del Perú.

      Eliminar
  7. Qué ganas de haber vivido esas fiestas en aquel pueblo de la selva de tu país, Gabriela.Y de haber comido "el juane".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyendo esas historias, a mí también me hubiera gustado vivirlas con esa intensidad, Esteban. Seguro en Santiago se puede encontrar juane.

      Eliminar
  8. Muito interessante! Verifico que o S. João é celebrado um pouco por todo o mundo.
    Aqui, na minha cidade, Oporto, é a festa principal e dura toda a noite.
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que San Juan es un santo universal, por eso lo celebran en muchos sitios.

      Eliminar
  9. El rico juane. Para más datos diré que es un plato que se come frío. Por eso es ideal para llevarlo a paseos y excursiones donde no será posible calentar el almuerzo. Lindos tiempos aquellos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas maneras, yo prefiero comerlo caliente, con rico frejol al lado.

      Eliminar
  10. Nos imaginamos perfectamente esa escena que acabas de relatar, Gabriela... Seguro que era un día entrañable en el que compartir viandas y amistad. Por aquí no existe esa costumbre, es un día más como otro cualquiera...

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino también que era entrañable, de ahí que se recuerde con tanto cariño y nostalgia.

      Eliminar
  11. Los buenos recuerdos siempre perduran Gabriela. En España es noche de hogueras para quemar lo malo ;))
    Buen fin de semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. ¡QUÉ AGRADABLE RELATO!, RECUERDOS DE UNA INFANCIA FELIZ, Y QUÉ DECIR DE LAS DELICIAS CULINARIAS, SOBRE TODO DEL RICO JUANE. DICHOSOS LOS QUE "SON DE SU TIERRA LA SELVA". GENTE CON FORMACIÓN EN VALORES Y VIDA SANA. QUÉ BONITA FAMILIA!!!!!.
    BENDICIONES Y SALUDOS POR EL DÍA DEL SANTO PATRÓN.
    GRACIAS POR COMPARTIR TAN BELLOS RECUERDOS.
    ANTONIO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los buenos recuerdos siempre hay que compartirlos.

      Eliminar
  13. Me hubiese gustado participar en alguna de esas fiestas tradicionales.

    Muchas gracias por pasar por mi blog y comentar.Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. En muchísimas ocasiones he escuchado de la noche de san Juan pero no sabía mucho de su origen. Gracias a tu nota leí un poco y esto aprendí:
    1. Según se cree, en el exacto momento en que el sol ilumina el amanecer del día 24, las aguas de fuentes y arroyos están dotadas de poderes especiales para curar y brindar protección a la gente.
    2. Quien se baña en el rocío que cae esa noche quedará protegido durante todo el año.
    3. Los solteros y solteras que al comenzar el 24 se asomen por la ventana de su casa verán pasar al amor de su vida.
    4. Si se quema un papel donde se haya escrito aquello que se quiera olvidar, se puede lograr bienestar por todo el año.
    Yo me pregunto será!!!!

    :)
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que ver, Iela, tenemos todo el año para escribir todo lo que queremos olvidar.
      :D

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.