viernes, 3 de abril de 2015

Formando gente responsable

Publico otro relato prestado, esta vez sobre las tareas del colegio, ahora que estamos en inicio de año escolar por estos lares. Quien escribió esto casi no tuvo ayuda en sus tareas de colegio. Aprendió y se convirtió en una persona súper responsable, y además en sus tiempos escolares, todos los años ocupó el primer puesto de su salón. Ahora enseña a universitarios en sus primeros años de carrera. Sabe de lo que habla.

Yo personalmente no entiendo a los profesores que califican con mejores notas los trabajos donde es evidente la mano del padre del alumno. ¿Qué mensaje se les da a los alumnos que trabajaron solos y sin ayuda?
---------------------
Para mí el colegio, y me refiero a los primeros años de primaria, es un proceso personal: cada grado trae retos nuevos y el niño los asume, irremediablemente aprende.

Hay que supervisar ese proceso, por cierto, mientras supervisar signifique sembrar las ganas de saber. Pero con la distancia debida. Ni tan lejos ni tan cerca. ¿Cómo, si no, formamos gente responsable y segura? Después, cómo les cuesta la universidad.

Estoy pensando en los adultos que siguen ese proceso de aprendizaje, y me refiero a las tareas de sus hijos, como si fuera propio y lo contagian de ansiedad. También pienso en mis alumnos universitarios, en los que se quedan paralizados cuando ante dos caminos válidos les digo "decídelo tú". Hay que supervisar el aprendizaje de los niños, por cierto, mientras supervisar signifique alentar. Con confianza. No con estrés, no con el miedo de quien piensa: "pobrecito, no va a poder".

28 comentarios:

  1. Efectivamente, qué importante es que los niños y jóvenes aprendan a tener responsabilidad en sus estudios. Mejor que ayudarles a hacer sus tareas, es enseñarles a hacerlas por sí mismos. Esa será la mejor lección para su futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Acirema, pero también es cierto que hay profesores que premian con notas más altas los trabajos donde la mano de un adulto es más que evidente.

      Eliminar
  2. Aplaudo a ese profe, yo también soy de las que aprendió sola, supervisada por mis padres, pero nunca metiéndose en mi tarea, ni siquiera ayudada por un profesor particular. Claro, es otra época.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no estoy muy de acuerdo con que es otra época y ahora las tareas son más difíciles, Norma. Estoy segura de que siempre han existido esos padres que creen que ayudar con las tareas es hacerlas.

      Eliminar
  3. Evaluar el proceso y no el resultado es la tendencia actual educativa, creo que ver a un alumno ir por el camino de la autogestión es el mejor resultado que podemos tener como docentes. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para tener un buen resultado el proceso debió haber sido sólido, abril. Sino es como tener una mesa con lindo tablero y patas débiles. Se cae en cualquier momento.
      Gracias por la visita.

      Eliminar
  4. "Aprende. Olvida lo que aprendiste. Ahora crea algo nuevo".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así se aprende dos veces, y de manera diferente.

      Eliminar
  5. Poco ayudé a mis niños en sus tareas si acaso les corregí algún error,pero dejé que ello se desenvolvieran solos. Hoy estoy muy horullosa de ellos.
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Aprender a ser responsable es una de las cosas más difíciles en esta sociedad que sobreprotege a los niños...
    Totalmente de acuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por una parte los sobreprotege, y oir la otra quieren tener adultos cuando todavía son muy pequeños, Marta. Gran contradicción.

      Eliminar
  7. Gabriela, me parece muito importantes que os pais estejam presentes, mas, pouco intervenientes, Assim se cultiva a autonomia e a responsabilidade.
    Feliz Páscoa.
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Autonomía y responsabilidad, dos cosas que hacen tomemos decisiones inteligentes.

      Eliminar
  8. Hasta cierto punto, hacer la tarea por ellos es darles a entender que no se confia en su propia capacidad no? y como bien dices, los profesores saben distinguir lo realizado por el niño y deberían darle mas valor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Soñadora, finalmente los adultos ya fuimos al colegio, ¿no es así?

      Eliminar
  9. Por la sociedad en la que vivimos cuesta mucho que los niños se hagan responsables de sus obligaciones... Esa ha sido nuestra lucha diaria con los nuestros. Y parece que conforme han ido madurando, han asumido que sus estudios, el orden en su habitación, echar una mano en casa o al menos ofrecerse... forma parte también de su vida.

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Darse cuenta, querer hacer las cosas, claro que también cuenta.

      Eliminar
  10. ¡Cuánta razón! Que los demás solucionen las cosas no resuelve nada... Los estudiantes necesitan sentirse alentados pero también aprender a construir su trabajo, a formar su personalidad, su voluntad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Milena. Como dice quien escribió estas reflexiones, después les cuesta tanto pensar y tomar decisiones que hasta da miedo.

      Eliminar
  11. Corto y preciso. Razonamiento irrefutable. Su no acatamiento hace caer directamente en la trampa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peligrosa trampa que solamente se nota cuando el daño está hecho, Esteban.

      Eliminar
  12. En casa Amalia aprende con paciencia...A mí me estresaban mucho cuando iba a la escuela y no quiero que eso pase hacia ella. Firmemente creo que se pueden ensenar a podemos hacer responsables con disciplina y sin estrés.
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Iela. con estrés lo único que se consigue es agarrarlo miedo a las tareas, reforzar la idea de "no voy a poder", con lo que se termina en un círculo vicioso: no se hacen las tareas, el alumno queda etiquetado como malo o flojo.

      Eliminar
  13. Para la responsabilidad no hay épocas, sino ganas de enseñarla y aprenderlas.
    Buen post.
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo, enseñar para mí no es sólo transmitir conocimientos sino transmitir la curiosidad de querer saber más
    Saludos Gabriela, muy buen post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enseñar sería muy aburrido si fuera solamente aprender de memoria. De acuerdo contigo en que es mucho más, Chusa.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.