jueves, 16 de septiembre de 2010

Verde

Te despertaste ese día con la sensación de estar ante un día especial. ¡Cómo no iba a ser especial! Era la primera vez que él te pedía que le cocinaras algo que le encantaba: tallarines verdes.

Una vez que te quedaste sola en la casa y te organizaste un poco, comenzaste a planificar el día.

Fuiste a la tienda a comprar todo lo necesario. No podía faltar ningún detalle. Todo tenía que ser perfecto. Escogiste la espinaca, un poco de albahaca. Un paquetito de ensalada con el cartel de "todo verde" para estar a tono.

Regresaste a la casa y pusiste manos a la obra. Lavaste bien todas las hojas, preparaste la salsa cuidando el mínimo detalle. Hasta le agregaste un poco de pecanas reservadas para una ocasión importante. Más importante que esta no podía haber.

Por otro lado, cocinaste la pasta y esperaste con paciencia hasta que estuviera a punto. Tapaste la olla, y miraste el reloj. "En cualquier momento llega", te dijiste. Recién en ese momento te diste cuenta de que el reloj que adorna tu cocina está lleno de ilustraciones de verduras y frutas.

Te sentaste a esperarlo. La radio prendida lanzaba las noticias de la hora, pero tú casi no las escuchabas. Hasta que por fin... el ruido de sus pasos, de la puerta. Te le adelantaste y la abriste primero. Ahí estaba, parado con cara de asombro, con su chompa verde oscuro:
- Hola mamá. ¿Te acordaste de mis tallarines verdes?

----------------
Saludos especiales a mexicanos y chilenos, cuyos países cumplen en estos días 200 años de independencia.


20 comentarios:

  1. La comida peruana es muy especial, y las cocineras muy cuidadosas. ¡Con razón el hijo pidió un guiso! la madre debe haber estado contenta.

    Verde esperanza, lindo color para el conjunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. MI QUERIDA GABY...EL VERDE...DICEN...ES EL COLOR DE LA ESPERANZA.
    QUIERA DIOS, EL DESTINO Y NOSOTROS MISMOS QUE ESA ESPERANZA LLEGUE CON BENEPLÁCITO Y CON MUCHO AMOR.
    POR CIERTO UNO DE MIS PLATOS PREFERIDOS ES EL TALLARÍN VERDE...AL PESTO...COMO LO LLAMAN LOS GASTRÓNOMOS...Y SI VA CON SU BISTECK DE HÍGADO...VAYA DISFRUTE!!!.
    SI SUPIERAS TODOS LOS RECUERDOS GRATOS QUE ME TRAE EL LEER EL PRESENTE...NO TENGO FORMA CÓMO SER AGRADECIDO POR TU BUENA FE EN TU ENVÍO.
    BENDICIONES AMIGA...SALUDOS
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  3. Querida Gaby,

    El plato preferido de mis hijos, son los tallarines verdes, yo le pongo vainitas cortadas a la salsa y su queso parmesano al servirlos, el acompañamento es siempre un apanado grueso y tan grande como el plato, por lo tanto debe ir en otro plato. Si el apanado no tiene esas características, protestaban desde niños. El Apanado, para los que no saben de que se trata se trata es hecho a base de carne molida, huevos y pan molido.
    Ya que estas con el color verde esperanza y se trata de comidas, otros platos preferidos de mis hijos son: Sopa de espinacas, tortilla de espinacas, puré de espinacas, y ensalada de espinacas. Yo se los di desde muy pequeños, era la época de Popeye y yo les decía que si comían muchas espinacas serían con Popeye, en su inocencia lo creía a pie puntilla.

    Bueno, ya tienes verde por todos lados, lo lindo es que es el color de la ESPERANZA, que todos debemos tener para no perder la fe.

    Cariños

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  4. Que buen texto. Pero que buen texto.

    Tu post me hace recordar que necesito clases de redacción urgente.

    ResponderEliminar
  5. Hola Gabriela:
    Al verde, le damos aquí, otro significado también!
    Cordiales saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  6. Qué cosa más linda. No esperaba el final y, cuando llegó, me pareció escuchar la voz de mi hijo adolescente hablando.
    Un gusto
    (Además amo el verde...es el color de la música)

    ResponderEliminar
  7. Hay algo más rico que unos tallarines verdes??!! ya me provocaste!
    Con el pesto todo bien pero amo mis tallarines verdes!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me olvidaba, esos amores de madre no tienen límites!

    ResponderEliminar
  9. Realmente, nuestra comida tiene un lugar especial en nuestros corazones... y en nuestros estómagos, AleMamá.

    Soy yo quien te agradece que leas estos escritos, Antonio.

    Nunca me había puesto a pensar en la cantidad de platos "verdes" que existen, Maricamen.

    Vas a hacer que me la crea, Renzo... gracias por el halago.

    Si es lo que creo, Luis, acá les llamamos chistes rojos.

    Bienvenida Mary Rogers. Qué gusto leer que te hice sentir un poquito "en casa".

    ¿Qué te parece un tacacho con cecina, Katy? Ya te hice provocar, ja, ja.

    ResponderEliminar
  10. Lo bueno es que los hijos siempre encuentran riquísimo lo que cocina la madre y eso estimula la creatividad y la autoestima.

    A mi me engañaste, pensé que era el marido y que iba a no venir a comer.

    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Gabriela:

    Comparto los elogios a la comida peruana. Por tanto no tengo dudas que debe haberse tratado de un plato exquisítoooooooooooooooooooooooooooooooooo...

    ResponderEliminar
  12. Brilliant site, I hadn't come across seisdeenero.blogspot.com before in my searches!
    Keep up the fantastic work!

    ResponderEliminar
  13. La cocina y los colores... te comenté ya otra vez de Perec y su libro "La vida, instrucciones de uso"? En una parte describe menúes monocromáticos. :)
    Un beso,

    Marcela

    ResponderEliminar
  14. QUE RICO.TALLARINES VERDES,ESO SI CON HARTO QUESO PARMESANO. PROPOSITO ES LA UNICA PASTA QUE ME GUSTA. Y SI ALCANZA LA PLATITA UN APANADO ENCIMA

    ResponderEliminar
  15. Más o menos esa era la idea, María Jesús.

    No lo dudes, Esteban, es exquisto... más todavía si se hace con amor.

    Thanks a lot! Keep coming!

    Qué bueno verte de nuevo, Nenhari.

    Comida monocromática... interesante, Marcela.

    Claro, el apanado es básico, Cyrano. Y si no, un huevo frito nomás.

    ResponderEliminar
  16. Gabriela! y son de albahaca? espinacas?

    qué ricos!!! vente para acá, yo también quiero tallarines verdes!!!

    ResponderEliminar
  17. Si Marta, son de albahaca con un espinaca. Acá se les llama simplemente tallarines con salsa verdes... pero salsa pesto es un nombre más internacional.
    Cuando quieras me doy una vuelta y hacemos los tallarines juntas. Total, en un mundo globalizado, estás a la vuelta de la esquina, ja, ja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. El tallarin verde, es uno de mis platos favoritos!!! Ya me hiciste provocar, en una hora es mi almuerzo y me voy a buscar mis tallarines verdes y la verdad es q yo lo prefiero con su huevito frito con la yema sin reventar.... Mmmmmm... Se me hace agua la boca!!!

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.