jueves, 8 de julio de 2010

Lista de nuncas

Acá algunos de los nuncas que tengo como leyes de vida.

1. Nunca le digo a un taxista qué ruta debe tomar.
La única vez que lo hice, el taxista sugirió ir por la Av. Javier Prado. Yo le pregunté si no sería mejor ir por la Av. Canadá, que es una vía paralela usualmente menos congestionada. El taxista me hizo caso. Cinco minutos después, estábamos atascados en plena Av. Canadá merced a unas obras de reparación de pistas. El hombre renegó hasta que me dejó en mi destino.
Me dije: "nunca más le sugiero una ruta a un taxista".
2. Nunca hago cola en las cajas de atención preferente en los autoservicios.
Sin percatarme del cartel que indicaba que era la caja de atención preferente, una vez me dirigí con todas mis compras. Cuando la cajera iba a la mitad de los artículos, se apareció un señor a los que elegantemente se les dice "adultos mayores", y empezó a exigir que cerraran mi cuenta en donde estaba para que lo atendieran a él. Felizmente, la caja del costado se acababa de desocupar y la cajera le dijo que lo atendería de inmediato. Al comienzo, el señor no quería, pero la cajera se impuso muy educadamente y logró que se cambiara de caja.
Me dije: "nunca más a la caja de atención preferente, aunque sea la más vacía".
3. Nunca voy a un shower (cuando voy) sin haber comido algo antes.
Los showers, despedidas de soltera en donde la novia recauda algo de fondos, suelen decir que empiezan a las 6 pm. Lo normal es que las invitadas empiecen a llegar a partir de esa hora, luego de salir de sus respectivos trabajos. Lo normal es que las invitadas no hayan comido nada desde la hora del almuerzo, por lo tanto, lo normal es que las invitadas tengan hambre. Ojalá alguien pudiera decirme cuál es la lógica de este tipo de ocasiones, en que las invitadas que van llegando solamente pueden sentarse y ver de lejos la comida esperando no sé qué. En algunos showers, hay mozos que van pasando bocaditos con cuentagotas. Hasta que horas después, alguna iluminada da la orden, y la marabunta se pone en acción.
Me dije: "nunca más vengo a un shower sin haber comido algo antes".
------------------
Ya quedaron definidos los dos finalistas del Mundial Sudáfrica 2010. El domingo se juega el último partido. Habrá un nuevo campeón. Nuevo de verdad. Se acaba la fiesta del fútbol. La voy a extrañar.

18 comentarios:

  1. "Más sabe el diablo por viejo que por sabio", dice el refrán. Tienen razón. Con la experiencia vamos acumulando listas de ellas, buenas o malas.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  2. FELIZMENTE ME SIENTO LIBRE DE AQUELLAS REUNIONES, SALVO QUE LUEGO DE LA CEREMONIA...IGUAL HAY QUE ESPERAR LA LLEGADA DE LOS NOVIOS...ENTRE OTROS PUNTOS MÁS.

    DICEN QUE NUNCA HAY QUE DECIR NUNCA...NADIE ESTÁ A SALVO DE ELLO...ASÍ QUE ADELANTE COMO LOS BUENOS MI QUERIDA GABY.

    NO HAY CASO...REFLEXIONES Y MEMORIAS QUE MOTIVAN TUS GENIALES RELATOS.

    BUEN MES DE JULIO Y FELICES FIESTAS PATRIAS.
    AFECTUOSOS SALUDOS,
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  3. Hola queria Gaby,

    Hay un dicho que dice: "NUNCA DIGAS NUNCA",la razón, es que uno casi siempre vuelve a cometer el mismo error que dijo que !nunca jamas lo volvería hacer!.
    A mi me sucede siempre, es posible que otros si cumplan sus "nuncas", yo no puedo.

    Me gustó el del taxi, en este caso,yo "nunca"le indico por donde ir, ya que con lo desorientada que soy, segurísimo termino en el lado opuesto al lugar donde quería llegar.

    Termina el Mundial, yo quiero que gane España, este final es entre dos selecciones que "nunca" han sido campeones mundiales, pero como "nunca hay que decir nunca", estoy segura de que ganará, Además lo dijo EL PULPO, JAJAJA.

    Cariños,

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  4. Otra vez... has abierto la caja de Pandora con "nunca", es un tema delicioso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Gabriela:
    Nunca dejamos de aprender...
    Nunca reimos lo suficiente...
    Nunca sabemos ver la belleza...
    Nunca... nunca... nunca...
    Son muchos los "nuncas" que nos acompañan.
    Nunca dejes de sorprendernos!
    Cordiales saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  6. Nunca dejes de escribir.
    Me gusto mucho tu blog de "nuncas". Yo tenia una lista en el Peru de cosas que nunca volveria hacer, pero muchas de ellas se me han olvidado ya, asi que cuando vuelva puedo caer en el mismo error o mejor dicho "horror".
    Un beso muy grande,
    Silvana

    ResponderEliminar
  7. 1.Acá el taxista estaría felíz de meterse en un nudo de tráfico..total el taximetro sigue corriendo.
    2.Perdón, pero que viejo amargado!!
    3.A mi tampoco me divierten mucho mucho los showers..por suerte acá no se estilan.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo que una vez tomé un taxi con unos amigos mayores que yo y uno de ellos hizo una sugerencia similar. El chofer, un señor de edad, se lo tomó a mal y casi nos baja del taxi.. jaja. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Listas de cosas buenas, cosas malas y cosas que no hay que hacer nunca. Gracias por la visita, AleMamá.

    Nunca digas nunca, Antonio, es cierto. Pero en estos casos siempre digo nunca.

    Tan experta como eres en taxi, Maricarmen, creo que más bien eres la indicada para decirme qué hacer y qué no hacer al tomar uno.

    Ojalá que la esperanza también quede al fondo, Carmen.

    Gracias Luis. Y a ver quién gana hoy día.

    Seguramente tienes ahora tu nueva lista de nuncas, Silvana.

    Hay señores de edad avanzada muy amables y otros como este señor, Katia, que creen que sus canas les dan derecho a atropellar a todos los demás.

    Tal vez les tocó el mismo taxista que a mí, Juan.

    ResponderEliminar
  10. Interesantes "nunca".

    ¡Las veces que decimos "nunca más" y no cumplimos¡

    ResponderEliminar
  11. The post is really Egyptian :)

    Sometimes the taxi here ask you for which route you want, so they don't have no right to speak if the road was crowded.

    It is the same here for the brides thing as well :D

    ResponderEliminar
  12. Hola Gabriela
    Gracias por visitarme y aquí estoy , ya he leído tus nuncas y tienen gracia ....Hay un refrán que dice.
    "Nunca digas de esta agua no beberé" o este otro un poco más ..... "Y nunca digas este cura no es mi padre"
    Un abrazo

    PD. Soy Isabel y Te escribo desde otro de mis blogs

    ResponderEliminar
  13. En mi caso, Esteban, son "nuncas" que cumplo de manera obediente.
    :D

    Maybe Peruvians and Egyptians are not that different, Mohamed.

    Qué gracioso ese "nunca" referido al cura, Isabel.

    Seguramente también tienes tu lista de nuncas con restaurantes, Renzo.

    ResponderEliminar
  14. Según cuenta mi mamá, en el Norte, donde vivió ella un tiempo, siempre se recomendaba ir a una reunión comiendo algo "por si se rompe la olla". :-D

    Una vez, hace muchos años, un amigo vino a mi casa un domingo poco después de mediodía y me avisó que había una parrillada en casa de un pata nuestro que estaba de cumpleaños. Pero me dijo que me apure, que Fulano nos estaba esperando para ir juntos a la casa de Mengano. Justo iban a servir el almuerzo en mi casa. Mi mamá me preguntó cuando vio que iba a salir: "¿no almuerzas?" "No, porque voy a una parrillada", le respondí.
    Total, cuando llegamos, no había parrillada. El pata había hecho una reunión, pero para comer solo había algunos bocaditos y la torta de cumpleaños...

    En cuanto a los taxis. A mí no me gusta que me pregunten por donde debemos ir, ya que se supone que el especialista en rutas debe ser el taxista. Claro, hay unos muy expertos que conocen muy bien la ciudad y eligen el camino más rápido. Otros están en nada, entran por las vías principales en horas punta cuando estas están congestionadas. Bueno creo que indicar o no la ruta depende de las circunstancias, al menos yo he aplicado esto para evitar algunas. Por ejemplo, cuando trabajaba en Santa Anita y tenía que tomar un taxi porque se me había hecho tarde, siempre procuraba que el taxista no vaya por la Javier Prado, porque sabía que ahí nos íbamos a demorar.

    ResponderEliminar
  15. jajajajaja esta bunísimo , lo tendre en cuenta .
    Me muero de la risa con tus anecdotas :))

    Un beso , cuidate .
    Nancy

    ResponderEliminar
  16. Bien dicen, Óscar, que las madres saben lo que nos conviene.
    En cuanto a que el taxista es el experto... tal vez en ciudades como Londres, pero en nuestra querida Lima la cosa es muy diferente.

    Gracias Nancy. Es importante tener en cuenta estas recomendaciones, jha, ja.

    ResponderEliminar
  17. no recuerdo algo que no haga nunca :D
    Lo del taxista está bien, cuando a mí me preguntan yo les digo que elijan la que ellos piensen que es mejor y que confío en su criterio. Y no intervengo a menos que de plano veo que no sabe o quiere abusar.

    las cajas de atención preferente ¿son exclusivas para los ancianos? porque aquí hay cajas "rapidas" para menos de 10 artículos

    Lo que me pasa seguido en los autoservicios es la gente que se recarga en el carrito que traigo y hubo uno que puso sus cosas en el mío y cuando le pedí que las retirara me hizo todo un escándalo.

    A mí también me chocan las fiestas que dicen que empiezan a una hora, y lo hacen dos horas después y te dan de comer tardísimo.

    Saludos. Hilda

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.