jueves, 1 de julio de 2010

La nota

Hace algunas semanas el sitio web Ramennas publicó una historia que les envié. Como estaba en inglés, muchos lectores de Seis de enero no pudieron leerla. Así que a continuación está el texto traducido al castellano.

Rammenas es un blog con historias cortas de ficción en inglés y en holandés. Historias cortas de hasta 500 palabras. En la versión traducida no necesariamente respetaré ese límite, pero lo más probable es que el resultado final tenga más o menos el medio millar de palabras requerido.
----------------------
LA NOTA
- ¡¡¿¿QUIÉN TE CREES QUE SOY??!!
En la cabeza de Andy retumbaban las palabras que la señora Anna le había gritado con su fuerte acento polaco. No había querido incomodar a su casera. Era ese papel... si pudiera entender lo que ahí decía escrito a mano. A juzgar por la reacción de la señora, con toda certeza lo que estaba escrito ahí no era bueno ni nada educado.
Al comienzo, ni siquiera se dio cuenta del papel. Se cayó de dentro de un libro, justo cuando Andy lo estaba devolviendo en la biblioteca de la universidad unos días antes. El papel apareció justo delante de él. Lo recogió y echó un vistazo a las palabras, aparentemente en polaco, muy parecidas a las que había visto en casa de la señora Anna. Por pura curiosidad, decidió averiguar qué significaban.
La señora Anna fue la primera persona a la que recurrió, pero nunca se imaginó una reacción como esa. Era siempre tan amable. "Tal vez le recuerde a alguien muy querido ", pensaba a veces Andy, pero no se atrevía a preguntar. Algunas preguntas traen tristes recuerdos.
Confundido y más intrigado, Andy decidió ir a buscar a Clayton. Tal vez juntos encontrarían una solución.
Andy le contó a Clayton todo el episodio del pedazo de papel, cómo lo encontró y la reacción de la señora Anna. Clayton sugirió regresar a la librería y revisar los registros del libro. Tal vez los usuarios anteriores podrían darles una pista. Para entonces, Clayton estaba tan intrigado como Andy.
Pidieron el registro. El único nombre era el de Andy.
Entonces, Andy recordó a la señora Danuta, la amiga polaca de la señora Anna. Fueron a su casa y tocaron la puerta. Ella no estaba. Jan, el antipático hijo de la señora Danuta estaba solo en la casa. Lleno de dudas, Andy le mostró a Jan la nota. Jan gruñó, se le enrojeció la cara, miró amenazadoramente a los chicos y les tiró la puerta.
Desanimado, Andy dobló cuidadosamente el papel y lo puso en el bolsillo de su casaca.
- ¿Y ahora, Clayton?
Entonces se acordaron del señor Novak, un profesor muy respetado que hablaba un montón de idiomas:
- Espera. La señora Anna se molestó mucho tras leer esas palabras. Jan estaba muy molesto. No quiero que el señor Novak se moleste también. Todos los aprecian, yo también –dijo Andy.
- Yo también. Contémosle toda la historia. Digámosle que eso no lo decimos nosotros. Solamente queremos saber lo que está escrito ahí.
Allá fueron, directamente a la oficina del señor Novak, que saludó a los muchachos. Luego de escuchar cuidadosamente la historia de Andy con apostillas de Clayton, les dijo:
- Bueno chicos, prometo que no reaccionaré de mala manera al papel que tienen. No importa lo vulgares o desagradables que sean esas palabras manuscritas. Ya me han dado curiosidad.
Así que Andy buscó el papel en el bolsillo de su casaca. Nada. Buscó en todos y cada uno de sus bolsillos. De nuevo, nada. Buscó y buscó.
El trozo de papel simplemente no estaba.
-----------------
¿Han visto cómo algunos comentaristas del Mundial confunden Eslovenia con Eslovaquia, y cambian eslovenios por eslovacos como si fueran la misma cosa?


12 comentarios:

  1. Me ha gustado muchísimo, y la forma de narración, a mi que me encantan las historias de misterios, me has dejado con una curiosidad enorme de saber que decía "la nota",pero lo terrible es su misteriosa desaparición.
    Me gustaria seguir ese blog, si no estuviera en inglés, voy a ver si con con un programa de traducción lo puedo leer.

    Gracias querida Gaby, me gustó mucho.

    Cariños,

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  2. QUERIDA GABY:
    Y Y Y Y...QUÉ FUÉ...QUEDÓ AHÍ?????...
    ...LLEGAN A ENTERARSE QUÉ DECÍA LA NOTA?.
    ME QUEDO INTRIGADO.
    ME IMAGINO QUE "CONTINUARÁ"
    ...CIERTO?.
    COMO SIEMPRE ESPERARÉ CON MUCHO INTERÉS TUS NOTICIAS.
    SALUDOS,
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho tu traducción pero sigo intrigada con el papelito jaja
    Con respecto a que confunden eslovenios por eslovacos me trae a la mente como catalogan en Argentina a ciertos extranjeros o simplemente por el origen o hasta únicamente por portacion de apellido. Por ejemplo, todos los españoles son gallegos, los judíos son rusos, los orientales son coreanos y tintoreros aunque estos últimos años tienen supermercados "chinos" jajaja, los árabes son turcos y así...ni te digo de los productos de uso diario que los llaman por las marcas, pero ya me fui a cualquier tema.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela:
    Interesante relato.
    Que tengas un feliz fin de semana,
    Luis

    ResponderEliminar
  5. ¿tu inventaste la historia? Y por otro lado, tienes que contarnos que decía la nota!! mujercita, no puedes dejarnos intrigados jajaja

    Por otro lado me hiciste recordar que yo tenía un vestido con letras orientales y precisamente me decía que nunca me acercaría con el a un lugar donde viviese gente oriental, qué tal si decía insultos jejeje

    Por otro lado, es que con eso que tantos países se independizaron y con nombres parecidos, muchos somos los que confundimos Eslovenia con Eslovaquia :p

    Saluditos. Hilda

    ResponderEliminar
  6. Hola Gabriela:
    ¡Inquietante historia!

    (Acerca de Eslovenia y Eslovaquia, en un Mundial pasado un narrador de mi país decía a los 4 vientos que Saddam Hussein (en esa época líder de Irak) debía estar muy contento con la actuación de su selección. Lo único malo es que quién participaba del campeonato era...¡Irán!).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ay Dios... a todos se nos han perdido papeles como ése alguna vez.

    Lo interesante, además, es que la historia no termina allí. Cada uno de nosotros tiene seguramente historias "de qué pasó después de".

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Historias sin final... abiertas a todo tipo de especulación, ¿no Maricarmen?

    Lamento decirte Antonio que no continuará.
    :D

    Algo así como nuestro entrañable y querido chino de la esquina, Katy.

    Gracias Luis. Espero que le fin de semana haya sido bueno para ti también, sobre todo con el triunfo de la selección española.

    Intriga, Hilda, intriga. Así todos quedan más interesados.

    Qué feo chasco, Esteban, confundir Irán con Iraq. Aunque es comprensible con nombres tan parecidos. ¿Pasará igual en otras latitudes con Paraguay y Uruguay?

    Qué pasó y dónde quedó el papel Isabel. Tal vez nunca se sabrá.
    :S

    ResponderEliminar
  9. Leí ambas versiones Gaby, muy bien logradas. Asi como todos tus lectores me quede con ganas de un epilogo.
    Sospecho que un pericote la robo del bolsillo de Andy antes que llegaran a lo de Novak.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por haberte dado el trabajo de leer y comentar ambas versiones, César.

    ResponderEliminar
  11. Pobre Andy. Pero esas cosas pueden pasar. De ahora en adelante, en un caso así, será más prudente googlear lo que dice el papel. O preguntar en algún foro de Internet. O el traductor de Google, que aunque no es lo ideal, alguna idea puede dar del contenido.

    Simpática historia y bien contada. Que quede ahí el misterio sobre lo que decía el papelito y a dónde fue a parar. Como en tantos buenos relatos.

    Buena pregunta sobre Uruguay y Paraguay en otras latitudes.

    Pero se supone que aquellos que van a cubrir un evento deportivo internacional deben prepararse e informarse. Nada les cuesta conseguirse un atlas o un Almanaque Universal o Mundial. Esos errores se los podemos perdonar al público, pero no a quienes están ofreciendo el servicio de informar. Y si en algún momento, por un lapsus se equivocan (algo que nos puede pasar a todos), pues deben hacer la corrección.

    ResponderEliminar
  12. Hola Gabriela, te saludo desde Lleida.Lerida Cataluña, muy cerca de donde era oriundo tu abuelo del RAJADELL. Estoy en blogueros mayores. saludos -tracia-

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.