jueves, 27 de mayo de 2010

Pensamientos color esperanza

Esta puerta a veces se pone tan difícil de cerrar. ¡Slam! Ya está.

Sé qué hay en tus ojos con solo mirar
que estás cansado de andar y de andar

Qué húmedo y frío se siente todo. Hasta la pista parece estar mojada.
y caminar girando siempre en un lugar
Ya abrió la bodega. Si pues, "está de día".
Sé que las ventanas se pueden abrir
cambiar el aire depende de ti
Ajá. Esta vez este caracol no se me escapa. A ver camarita, eternízalo. Click. Está hecho, y sin contar si son catorce.
te ayudará vale la pena una vez más
¡Hola Lolo! Uy, no puedo olvidarme de comprar las figuritas. Más tarde, ahorita no tengo sencillo.

Saber que se puede
querer que se pueda

A veces, ni lo uno ni lo otro, ni sabiendo que se puede ni queriendo que se pueda.
quitarse los miedos, sacarlos afuera
Nunca me había dado cuenta... pleonásmica la canción.
pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón
¿De qué color será la esperanza? ¿Por qué dirán que es verde?

Es mejor perderse que nunca embarcar
mejor tentarse a dejar de intentar

Todos los días paso por acá, pero no puedo decir que he visto en qué momento construyeron este edificio. Ni siquiera recuerdo cómo era la casa que estaba ahí.

aunque ya ves que no es tan fácil empezar
Más difícil que empezar es decidirse a empezar. Como el momento en que el dueño de esa casa que acabo de pasar decidió venderla.
Sé que lo imposible se puede lograr
Imposible es lo que logran estas mujeres... caminar con esos tacos imposibles. Como dijo un diseñador de moda una vez: los zapatos deben ser lo más en punta posible y con el taco más alto posible. No, gracias.
que la tristeza algún día se irá
Eso no lo creo. Te acostumbras a la tristeza, a veces no sientes que está ahí. Pero no se va.
y así será, la vida cambia y cambiará
Todo el tiempo, cambia aunque no nos demos cuenta. ¿Y eso? ¿Qué pasó con el chifa que estaba acá? Justamente, todo cambia. Lo que desgraciadamente no cambia es la agresividad con que maneja la gente en Lima. ¿Por qué tocan tanto la bocina?

Sentirás que el alma vuela
por cantar una vez más

Centro Cultural. Ojalá algún día regresen por acá las buenas películas. A ver si el nuevo alcalde hace algo. ¿Será que lograremos tener nuevo alcalde? Mmm... ojalá no me toque ser miembro de mesa.

Saber que se puede, querer que se pueda
quitarse los miedos, sacarlos afuera.
¿Se podrá vivir sin miedo? Como dice Maná, cómo quisiera poder vivir sin aire. Sin aire, sin miedo.
Pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón
Ya son casi las 9:30 am. Ojalá no haya mucha gente. Qué pereza... lunes. A ver si hoy 24 no está tan aburrido.
Vale más poder brillar
Que solo buscar ver el sol
Brillar con luz propia. Algunos no logran brillar ni con luz ajena. Qué bueno, mi número es el siguiente. Ahora falta que justo se vaya el sistema. ¡Nooo! ¿Para qué hablé?

-------------
Gracias a mi amiga Hilda, me enteré de este artículo en el New York Times publicado con ocasión de los 50 años de la publicación de Matar un ruiseñor. A quien no haya leído este libro, lo recomiendo. Y después me cuentan qué tal estuvo.


13 comentarios:

  1. Muy linda tu entrada querida Gaby,

    Este gris y lluvioso otoño, siempre me puso melancólica, la tristeza es parte de mi ser, solo logra animarme un rayo de sol, la sonrisa de mis nietos, el canto de un pajarito.
    Yo también pensé muchas veces porque dicen que LA ESPERANZA ES VERDE, ¿será por el color de los árboles?, para mi la espranza es multicolor como las flores que alegran los jardines, y dornar los floreros. Mi color preferido es el lila.

    Muy lindos los pensamientos, gracias por hacerme pensar en tantas cosas esta mañana algo tristona.

    Cariños,
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriela:

    En todo caso las letras de las canciones, suelen darnos el margen para imaginarnos lo que queramos.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Lindo!

    Se nota que ya está super nublado y frío el clima en Lima... Ponle a tu corazón faros neblineros para estar siempre con el ánimo arriba!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Esta canción de Diego Torres ha sido tomada como la canción de la esperanza, pero cuando uno anda bajoneado no hay Diego Torres que alcance jaja.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Como siempre me haces pensar , y ver que hay diferentes maneras de ver las mismas cosas .

    Para mi la esperanza es verde porque después del brote verde sale el colorido de una flor y de la flor el fruto .

    Yo tb, tengo mis tritezas y los nietos me alegran un poco la vida .

    Un beso , cuidate .
    Nancy

    ResponderEliminar
  6. Qué buena entrada, Gaby, muy especial.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. ME QUEDÉ ABSORTO, NO DIGO MÁS, VOLVERÉ A LEER CADA PÁRRAFO Y LÍNEA.
    VERDAD QUE ES UN LIBRO?. ANNOTARÉ PARA TENERLO. GRACIAS POR ESTE DISFRUTE. MEZCLA DE REALIDAD Y VERDADES.
    SALUDOS,
    ANTONIO
    PD. APENAS PUEDA TE VUELVO A ESCRIBIR

    ResponderEliminar
  8. Hola Gabriela:
    Muy interesante tu relato...
    Feliz fin de semana,
    Luis

    ResponderEliminar
  9. Gaby, te había leído desde el reader y no pasé a comentar. Qué cosa esa de andar notando pleonasmos por todas partes, verdad?
    Yo también creo que la esperanza es verde porque es el color de los árboles, que simbolizan la vida que siempre vuelve a nacer. Últimamente me gusta mucho el verde.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Muy bonita la canción que has elegido para tus pensamientos. Se la cantaron los jovenes en España a Juan Pablo II la última vez que estuvo aquí.

    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Hola! soy también abogada y Argentina, eso referido al tema de Diego Torres, encontré el blog por casualidad. Me resultó muy interesante.

    ResponderEliminar
  12. En cambio a mí, Maricarmen, me encanta Lima así, húmeda, lluviosa y gris. Tal vez porque la asocio con la sensación de estar en casa.

    Tienes razón, Esteban, para imaginarnos y para recordar todo lo que se nos ocurra.

    Linda frase la de los faros neblineros, Renata. La tomaré prestada.

    No Katy, ni Diego Torres ni George Clooney, ja, ja.

    Es lo bueno de "ver" desde el punto de vista de otros, Nancy: descubrimos otros ángulos.

    Gracias por la visita, AleMamá.

    Acá hay más pensamientos que realidades, Antonio.

    Gracias por lo de interesante, Luis.

    ja, ja, ja, Marianne, yo ando notando pleonasmos y otras cosas que a veces se me de por poner en este espacio.

    Esta canción es muy especial, María Jesús, por muchos motivos.

    Bienvenida, Saltar del tren. Date una vuelta cuando quieras.

    Lo de diferente me gustó, Carmen.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.