jueves, 15 de abril de 2010

Cuestión de números

El otro día, estaba haciendo compras en un autoservicio que queda cerca de la casa y que no es el mismo de los incidentes de los guindones ni el de la tilapia.

En mi lista de compras, lo primero era pan. Así que me dirigí a esa sección.

Una vez ahí, escogí el pan, y lo metí en una bolsa de papel. Caminé hacia la balanza y justo ahí, al costado de la balanza, vi unas canastitas con unos panes chiquitos. Al lado, un cartel anunciaba: PANECILLOS ESPECIALES - S/.10 x KILO. Eran panes recién horneados, de un olor más que delicioso, pero al ver el precio me desanimé porque lo consideré un poco alto. El pan normal, como el que yo estaba comprando, cuesta menos de la mitad por kilo.

A los pocos días regresé, y los panecillos especiales estaban en su mismo sitio. Recordando el delicioso olor de la vez anterior, pensé que bien valdría la pena llevar unos cuantos a pesar del precio, que me seguía pareciendo alto. En eso, me fijé que el cartel decía PANECILLOS ESPECIALES - S/.1.00 x 100 GRAMOS.

Muy feliz, pensando que el precio había bajado, puse 6 panecillos diferentes en una bolsa de papel. Recién ante la balanza me di cuenta: 10 soles por kilo es exactamente lo mismo que un sol por 100 gramos.

El precio no llegó ni a los dos soles. Los mismos dos soles que hubiera gastado dos días antes, con el pan marcado a 10 soles por kilo.

Todo es cuestión de números, y de saber cómo ponerlos para impactar al público.
----------------
Desde este pequeño rincón expreso mi total disconformidad con la mala (por no decir pésima) distribución de las luces del semáforo de la esquina de las avenidas Larco y 28 de Julio en Miraflores, en la parte en que 28 de Julio es de doble sentido. Es largo y difícil de explicar, pero como una de las razones que me llevan a expresar mi disgusto es que los peatones cuentan con apenas 11 segundos para cruzar las dos pistas. Camino rápido, y esos 11 segundos me alcanzan con las justas. Imaginen lo que será para las personas que van más despacio, por no mencionar a los que tienen problemas de movilidad.
La esquina de las avenidas Larco y Benavides es casi el mismo cantar que motiva igual disconformidad.

13 comentarios:

  1. Gaby,
    Cosas de un ingeniero burlón:
    Me doy cuenta que eres abogadamente femenina (!tus amigas me van agarrar a palos!)... te apuesto que a un centavo por gramo hubieras comprado una docena!
    En cuanto a los semáforos de Larco y 28 de Julio, seria mejor pensar que tienes 11,000 milisegundos - así tendrías muchísimo mas tiempo!:)
    Que tengas un día super-duper feliz pero no de 24 horas si no de 86,400 segundos! Cesar

    ResponderEliminar
  2. !Que maravilla de los números!, muy bueno el comentario de Cesar, como se nota que es ingeniero.
    Justo ayer me sucedió algo muy gracioso, tengo una empleada que siempre fue muy mala para las matemáticas y ahora estudia en una Academía para ingresar según dice para estudiar "Ingeniería Industrial",traté de que estudiara una carrera técnica más corta, pero no dio rsultado, quiere ser ingeniera. Bueno aquí la anéctoda, fu a la farmacia a comprarme "ENSURE", un producto que es complemento alimenticio y que siempre tomo, viene en una lata de 1 kilo= 1,000 gramos, regresó sin comprearlo porque según me dijo la lata no decía 1000 gramos, sino 90 gramos, le dije será un pequeña latita, !NO ME DIJO ES GRANDE COMO LAS QUE SIEMPRE COMPRO!, como se de sus dotes matemáticos de la futura ingeniera,comprendí que en lata grande no podían haber 90 gramos, y le dije que volvera a comprarla, al regresar vi que lo que decía en la lata eran 900 gramos, claro como siempre ocurre, el laboratorio, quitaba gramos y subía el precio.
    Le expliqué que 90 no era igual a 900, y me contestó que no pensaba que "un cero importara tanto", es la mentalidad de la futura ingeniera.
    Le he dejado como tarea que me diga que si es igual "UN KILO DE ALGODON QUE UN KILO DE PLOMO", aún no me responde. Realmente es "cuestión de números".
    Me gustó lo del día de 86,400 segundos, jajaja.
    La MARAVILLA DE LAS MATEMÁTICAS.

    Cariños,

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  3. La respuesta de Cesar simplemte buenísima!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela:
    Números, números..., si son divertidísimos...
    Feliz fin de semana,
    Luis

    ResponderEliminar
  5. Hola Gaby, no te voy a preguntar en que supermercado sucediò esto pero es verdad que segùn como se presenta la oferta, atrae mas o menos al cliente.
    Muy graciosa la historia de Maria de Carmen, lo terrible es que es REAL...
    Besos!
    Katia

    ResponderEliminar
  6. Hola Gabriela:

    Esto es parecido a la sugestión colectiva que generan precios de 12 mil 990 por ejemplo.En Chile, el vuelto de 10 pesos, si es que no te los piden para el Hogar de Cristo, es mínimo.

    Que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Esos que ponen los precios en cosas tan deliciosas parece que juegan con nuestra hambre y nos hacen malas pasadas!!

    Bueno y ¿te los llevaste, estaban ricos?

    suerte con tu protesta víal!

    Saludos cariñosos. Hilda

    ResponderEliminar
  8. COMO SUELO DECIR CUANDO DOY CUENTA DE LOS PRECIOS "INCREIBLES" QUE HAY: GAJES DEL OFICIO, AL FINAL LA GENTE IGUAL LOS COMPRA Y SE ENCIMA SE VANAGLORIAN DE GASTAR MENOS.
    DISFRUTO MUCHO DE TUS INTERESANTES Y OBJETIVOS RELATOS.
    SALUDOS
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  9. En España, la tecnica es bajarlos un céntimo, así ponen 4,99 en lugar de 5 euros y parece que lo han rebajado.

    Buenisimo el comentario de Cesar

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Has hecho que cambie la perspectiva de algunas cosas, César. Visto así, con las tres monedas doradas que tengo frente a mí soy millonaria.
    ;)

    Típica pregunta de tests de genios, ¿no Maricarmen?:
    ¿Qué pesa más: un kilo de plomo o un kilo de plumas?

    El mundo visto por los ingenieros, Eduardo. Mucho más práctico.

    Ahora me parecen divertidísimos los números, Luis. Cuando estaba en el colegio otro gallo nos cantaba, ja, ja.

    Ya me imagino las horas de reuniones dedicadas a decidir cómo poner mejor la información de los carteles, Katy. Pero es evidente que da resultado.

    Acá pasaba más o menos lo mismo, Esteban, con las monedas de 1 y 5 céntimos. Simplemente no los entregaban. Hasta que un diario inició una campaña sacando cuentas de cuánto ganaban las tiendas con ese vuelto no dado. Entonces surgió lo de la donación de las moneditas a distintas instituciones benéficas.

    Los pancitos estaban deliciosos, Hilda, tan deliciosos como su aroma.

    Así es, Antonio, nos hacen creer que pagamos menos.

    Eso de 1,999 también se usa por acá, Maria Jesús. Y después recordamos solamente los 1,000 que gastamos, casi nunca los 999 adicionales.

    ResponderEliminar
  11. Gabriela, it is a shame that you don't "dub" your blog in English. You are a very interesting person, I guess. Good luck.

    ResponderEliminar
  12. tienes razón y... qué bueno que seas buena para las matemáticas :)

    ResponderEliminar
  13. Thanks Sofisticos, but I don't think I'm ready yet to post in English. A challenge for the future, maybe? Who knows.

    No Marta, buena para los números no. Pero me fascina la lógica de las matemáticas y me hubiera encantado que me la enseñaran desde esa perspectiva y no la usual que terminó por hacerme creer que los números era algo a lo que había que ver de lejitos nomás.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.