jueves, 6 de agosto de 2009

Momentos

La vida está hecha de momentos, momentos que agarramos al vuelo o se nos pasan para siempre.
Como cuando te pruebas lentes nuevos y en el espejo no ves reflejada tu cara, sino otra, infinitamente querida y eternamente añorada. Entonces por primera vez en tu vida te das cuenta de que es cierto eso de ser igualita a él.

O como cuando retrocedes en el tiempo y ves esa carpeta amarilla, y ves sentada en ella a una pequeñita sembrando las semillas de los veintes(*) que después cosechaba por montones, que le valían ser recompensada con una cajita rosada de chocolates rellenos que no dudaba en invitar a todos a pesar de ser un preciado tesoro por el que había trabajado duramente el año entero.

O cuando ese quinceañero al que has visto crecer y que adoras con el alma entera te hace una brevísima llamada desde el otro lado de la línea ecuatorial, solamente para decirte que te quiere mucho.

O cuando una personita que no llega ni al metro de estatura y a la que has aprendido a adorar con el alma entera intenta decir tu nombre por primera vez, y lo dice mal y no te importa. Mejor aun cuando esa misma personita te llama a gritos para que vayas a jugar con ella.
O como cuando la mujer más admirable del mundo se anticipa a tus deseos bibliográficos y le pregunta al vecino si puede traerte un libro aprovechando que se va al otro lado del charco, ya que acá nadie conoce ese libro.
O cuando esa otra mujer igualmente admirable moviliza a muchas personas para que, nuevamente, tengas en tus manos un libro que no se encuentra en nuestras librerías por ser ajeno a nuestra historia.
O cuando escoges cuidadosamente el pan que compras prácticamente todos los días, que luego metes en una bolsa de papel marrón y que sabe mucho mejor cuando se comparte.
O como cuando te regalaron una taza hecha tan a tu medida que hasta tenía el asa por el otro lado para poder agarrarla con la mano izquierda. O el calendario también hecho especialmente para los que, como tú, pertenecen a esos pocos seres que prefieren la izquierda.
O como cuando llamas por teléfono a una persona amiga a la que no ves hace años porque vive en otro país, pero que reconoce tu voz inmediatamente, ni bien le dices "aló" y te hace sentir que tus charlas son cosa de todos los días y que ni la distancia ni el tiempo las interrumpieron.
Momentos...
(*) En el sistema educativo peruano, el 20 es la calificación más alta que puede obtener un estudiante.

17 comentarios:

  1. Muy lindo Gabriela.

    Es novedad para mi lo del 20. En Chile la máxima calificación es apenas...un siete.


    Cariños.

    ResponderEliminar
  2. La cajita rosada de chocolates rellenos y la Fanta! Eso también era un gran premio...

    Yo tengo otro momento: los bocinazos del Taunus, viernes en la noche, que anunciaban tres hamburguesas y un hotdog...

    ResponderEliminar
  3. Ahora entiendo, lo acabo de ver! Te veo escribiendo en la mente ese párrafo, ahí parada junto a Marcela, a su jueguito con los imanes de la refrigeradora. Te veo porque fue justo en ese momento que volteaste a preguntarme “Marcela ya mide más de un metro?” mientras ella no se cansaba de llamar “Bibi, bibi”...

    ResponderEliminar
  4. Más que momentos, creo que son hitos, pero que suceden en un momento mágico. Lo lamentable es tantos otros que perdemos por falta de sensibilidad o por desprecio de la maravilla que es la vida corriente.

    ¿El el Perú contestan el teléfono con una "aló"? en Chile también, pero no es lo usual. Ni siquiera en Argentina es así. En España, donde conozco responden con un ¿Digamé? acentuado como aguda.

    Te leo

    ResponderEliminar
  5. SENSACIONES DEL AYER, QUE NOS HACEN SENTIR QUE VIVIMOS POR ALGO EN ESTA VIDA.
    GRACIAS.

    ResponderEliminar
  6. Beautiful moment are so nice to remember and to go over in one's mind. You made me think I should make my own list - something to reflect upon. Thanks, Gabriela, for a wonderful post!!

    ResponderEliminar
  7. La explicación del 20, Esteban, la puse porque sé que el sistema de califaciones varía de país a país. Sabía lo del 7 como nota máxima en Chile, que entre peruanos es una nota francamente muy mala.
    Gracias por la visita.

    Fanta y BBQ. No los tenía presentes hasta leer tu comentario.
    Ya te diste cuenta de la pregunta del metro de estatura.

    Así es, AleMamá, la vida común y corriente tiene tanto encanto que no vemos por estar preocupados por lo "importante".
    Acá contestamos con un "aló". Es raro escuchar otra fórmula en esos momentos telefónicos.

    Claro que vivimos por algo, Antonio. Gracias por leerme siempre.

    Lindos e inolvidables momentos, Eduardo.

    Thank you for dropping by, Isobel.
    I really hope you may post your own list soon!

    ResponderEliminar
  8. Hola Gabriela!

    Hace tiempo que no actualizo mi blog y no he pasado mucho por aquí.

    Preciosa tu entrada.

    Me has dado una gran idea y, cuando tenga un poco más de tiempo, haré una entrada con mis momentos.

    Tengo el examen cerca y debo apurarme para llegar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No es muy diferente a "Kitinita está llolando" o "Pilutitaoso". Allá, en General Garzón cuando éramos tan felices sin saberlo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Gabriela:
    Ahora tengo un "momento" (de regreso de la playa) donde hoy hemos pasado la mañana con unas temperaturas muy altas, para pasarme por tu blog.
    Leer tus "momentos" me han ocupado algo más que un "momento" y como postre te hace recordar otros "momentos".
    Muy interesantes tus "momentos" por los que mereces la máxima calificación, que aquí en España es un "10"
    Un cordial saludo,
    Luis

    ResponderEliminar
  11. Gracias Rosa, por darte una vuelta, sabiendo lo ocupada que debes andar ahora.

    Así es, Lina, así es.

    Gracias por esa máxima calificación, Luis. Y me alegro de haberte hecho recordar otros momentos.

    ResponderEliminar
  12. Lindo.... Nos llamas la atención en apreciar esos nuestros momentos lindos, que muchas veces no apreciamos....
    Que felices eramos sin saberlo....

    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. Gaby... q bello, me has hecho recordar tantas cosas.... gracias por compartir momentos con nosotros los que te leemos... besos

    ResponderEliminar
  14. La vida está hecha de momentos, Alf. Es mejor recordar los buenos, y de los malos aprender para que no se repitan.

    Thanks, Coffeewallah!

    Gracias Úrsula, me alegro mucho de haberte traido buenos recuerdos.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.