viernes, 1 de agosto de 2008

Jamás una lágrima...

Jamás una lágrima emborronará un correo electrónico - José Saramago

Creo que recibir una carta es una de las mayores emociones que existen. Pocas cosas se comparan con encontrar un sobre con tu nombre y dirección, mejor aún si están escritos a mano, y comprobar que vienen de alguien conocido. Abrir el sobre, y ver lo que su contenido tiene para ti.

En estos tiempos de e-mails, mensajería instantánea, mensajes de texto, celulares y demás, siento que las nuevas generaciones perderán ese instante delicioso que transcurre entre abrir el sobre, sacar la carta y leer lo que contiene.

Es que a veces el progreso atropella en su camino las cosas simples, y solamente nos damos cuenta cuando poco se puede hacer. Estoy convencida de que los e-mails, la mensajería instantánea, los mensajes de texto, los celulares y la Internet en general son inventos fabulosos que nos facilitan la vida de una manera que hace pocos años no hubiéramos imaginado. Pero aún así...

Recuerdo cuando estaba en el colegio, tenía no sé cuántos pen friends y recibía montones de cartas. Aún las conservo. Muchas tardes, al regresar a la casa, veía desde la puerta un sobre en la mesa del comedor. Era lo máximo: podía ser carta de Daniela, de Fabienne, de Nick o de algún otro. Debo confesar que mi decepción era muy grande cuando la carta era para alguno de mis hermanos y yo no tenía nada... por esa vez.

En esos días, el servicio finlandés del International Youth Service (IYS) era quien nos brindaba el servicio de conectarnos con el mundo. Imagino que habría otros, pero yo solamente conocía este. Y hoy me he llevado una triste sorpresa al abrir su página web con la finalidad de rescatar y traducir parte de su contenido para este post: el IYS cierra sus puertas.

Traduzco acá el comunicado:
IYS cerrará este verano, el 30 de junio
de 2008
International Youth Service (IYS) ha estado funcionando desde 1952, por más de 56 años ya. Hemos dispuesto amigos extranjeros por correspondencia para estudiantes entre 10 y 20 años en más de 100 diferentes países.

Internet nos ha llevado a una situación en que mandar cartas comunes es anticuado. Escribir cartas, otrora muy popular, es ahora el hobby de unos cuantos.

Hemos llegado al fin de una era. Como ya no podemos encontrar suficientes jóvenes interesados en la amistad por correspondencia, hemos decidido cerrar esta empresa desde el 30 de junio de 2008.

Agradecemos a nuestros clientes, tanto niños como profesores, de los últimos años y les deseamos tiempos felices. No dejen de aprender diferentes idiomas y sobre otras culturas y mantengan esas amistades por correspondencia que han logrado construir.

El personal de INTERNATIONAL YOUTH SERVICE

Como dice el comunicado, es el fin de una era. Y haciendo caso de su recomendación, mantengo las amistades que logré construir. Hace poco más de tres años decidí rescatar del olvido a mis antiguos pen friends, y con la ayuda de Internet busqué en las páginas blancas de sus respectivos países. ¿Me imaginan buscando en la guía online sueca? Lo gracioso es que los encontré a todos o, por lo menos, decubrí que sus familias vivían en las mismas direcciones de hace años. Mandé cartas, en las que incluí mi e-mail, y al cabo de dos semanas empecé a recibir sus respuestas.

Fue emocionante, y aunque realmente la comunicación no es muy fluida, estamos al tanto de nuestras vidas de manera esporádica: Navidad, cumpleaños y otras fechas especiales. Gracias a este 'reencuentro' he recibido y mandado muchas sorpresas por correo, correo real: chocolates, polos, libros, DVDs y hasta un paquete de manjarblanco.

Recuerdo la vez en que Gonzalo me preguntó: "en los tiempos antiguos -yo esperaba algo relativo a comienzos del siglo XX- cuando la gente se mandaba cartas, ¿cómo era?"...¡PLOP!
Es que en estos días, recibir una carta personal (más aún, manuscrita) es algo tan raro que no me extraña que para él y su generación se trate de algo de lo que solamente oirá hablar. Es raro también recibir e-mails personales, pues casi todos son reenvíos de cadenas (por lo general no deseadas), chistes o alertas de virus. Muy de vez en cuando empezamos la lectura o la redacción con un "¿Cómo estás?"

Tan comunicados y tan incomunicados a la vez. Paradojas del progreso.
--------------
Imagen de Google Images
PD: gracias a Marcela por su mención a este post en su blog.

23 comentarios:

  1. Yo era una aficionada a las cartas. Fijate que tengo una coleccion en mi casa. Tengo varios bolsos llenos de cartas. Las he guardado todas y las leo y las releo. Son mis recuerdos sagrados.

    Yo me carteaba mucho con la hermana de mi abuelita que vivia en USA. Ella se sentia muy sola porque estaba viuda, no manejaba y dependia 100% de los hijos para que la sacaran. (en el lugar donde vivia, sin auto no sales de tu casa) Pero los hijos trabajaban y no tenian tiempo. Y entonces nos carteábamos todo el tiempo. Yo le mandaba fotos (cuando eran de papel !!!!), pasábamos horas escribiéndonos y contestándonos. Era religioso. Hemos hecho eso durante anos, hasta que murio hace 4 anos, pero para felicidad mía, mi última carta en donde yo le decía cuanto la queria, cuanta falta me hacia verla, le llegó un dia antes de que se muriera y su hija me contó que eso la puso muy feliz. Incluso, antes de morir le dijo que le prometa que me iba a cuidar.

    Bueno, y ahora su hija va a venir a verme en setiembre. Puedes creer?

    ResponderEliminar
  2. Hello Gabriela,

    This is Angelo from Final Haven. First of all, I'd like to pass my greetings from Kuwait to all the lovely folks in Peru. I wish you a lifelong happiness. As for my post, you have my absolute permission to translate my post into Spanish. As a matter of fact, I'd love to see it translated to one of the most beautiful languages in the world. Keep me updated when you finish translating the post, I'd love to see it :)

    Oh, and sorry for the late replay. I was completely caught it up with everything here and kinda abandoned my blog in the past three weeks. I hope I didn't cause any inconvenience to you dear.

    Adiós...

    ResponderEliminar
  3. Puedes creer que para mi cumpleaños, algo retrasado, recibí una carta, si carta, de Jessica M que anda por USA? Me caí de espaldas porque no solo era manuscrita, sino además venía con un dibujo para mi hija pues habían quedado, tiempo atrás, en pintar juntas. Como dices, abrir una carta siempre fue una emoción grande. Hoy por hoy es un privilegio.
    Yo recuerdo que, cuando estuve en Alemania, todos los días buscaba en la mesa de correo del internado si había algo para mí. Eran épocas sin e-mail, sin internet y con comunicación telefónica muy cara, por lo que las cartas eran muy esperadas, con ansias enormes. Debo reconocer sin embargo que estar lejos hoy es más facil que en esa época, pues con estos adelantos te sientes menos lejos. Cada época tiene lo suyo, bueno y malo por cierto, pero a pesar de lo útil que puede ser la modernidad, usarla tanto (y usar tan poco el manuscrito) hace que la mano se atrofie. Si mi letra ya era fea, no te cuento en qué se convirtió. De usarla tan poquito, cualquier párrafo ya se me hace enorme y la mano duele por nada. Qué pena, no?

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón Gaby, el progreso viene con todo. Viví un tiempo en Miami, antes de internet claro, y me escribía casi todos los días con mi familia y mis amigas...por suerte todavía tengo una amiga del colegio que vive en NY y mantiene esa costumbre de escribir cada tanto ... realmente es una sensación especial recibir una carta de puño y letra que un mail.
    Igual no me puedo quejar de los avances cibernéticos porque a mi esposo lo conocí por el ICQ, precursor del messenger :)
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Al leer tu articulo, senti lo mismo que cuando se tiraron abajo la casa Marsano.

    ResponderEliminar
  6. Beatriz: que lindo que pudieras decirle a tu tia abuela con todas sus letras cuanto la querias.

    Ines: me pasa lo mismo con el cansancio de la mano. A veces no entiendo como podiamos escribir tanto y tan seguido sin cansarnos en el colegio y en la universidad.

    Katia: me encantaria tener tambien una amiga con la cual escribirme cartas.

    Eduardo: gran cuota de nostalgia...

    En cuanto a Angelo, se refiere a un post que hare con su autorizacion.

    ResponderEliminar
  7. Hola Gabriela, después de ver todo lo referente a cocina y a recetas nuevas, decidi mirar tu blog con mucho cuidado y realmente leerlo, porque que sentido tiene decirte en el momento ah que bueno, sin saber que hay dentro de el y te digo que escribes muy bello y con muchos detalles que me atrapo tu blog hasta muy tarde y mi esposo me dijo " mujer apaga la computadora se va a incendiar " y es que este mensaje que dices de las cartas enviadas es muy original y me hiciste regresar a mi cuando era una niña que mi papá nos enviaba cositas y carticas diciendo que nos queria mucho y aun hoy en día tengo algunas de estas cartas. Ahora estas cartas son un tesosro en mi cajita.

    Te colocaré en mis links para poder leer todos tus reportajes diariamente y seguir comunicandonos.

    Saludos y besos xxxxxxxx

    Carolina Alsop

    ResponderEliminar
  8. Gracias Caro. Eres mi primera lectora desde el Reino Unido.
    Gracias por haberte tomado el trabajo de leerme, y gracias por haber comentado. Asi como recibir una carta es una de las mayores emociones que existe, hacer amigos a traves de esta via tambien lo es.
    Y gracias por el link a mi blog en el tuyo. Hare lo mismo con el tuyo. ;)

    ResponderEliminar
  9. OOOOh... que penaaaa.... me he puesto un poco triste al leer la noticia del cierre de IYS...
    yo también tenía montón de pen-friends, pero desgraciadamente perdí cartas y direcciones en uno de los traslados de domicilio...
    No hay nada como recoger del correo una carta con tu nombre, verdad???

    Gracias por tu blog, muchos besos.
    Hilda

    ResponderEliminar
  10. Es muy cierto lo que dices, Hilda: no hay como recibir un sobre con tu nombre.
    Para mi fue una triste sorpresa ver que IYS habia desaparecido. Es mas, les mande una carta a su direccion de siempre contandoles lo importantes que habian sido para mi. Al cabo de tres semanas, me fue devuelta con la anotacion de "destinatario se mudo".
    Me dio mas pena todavia...

    ResponderEliminar
  11. Gabriela, vengo del blog de Marta, y no sé ni como pero vi este post que me llamó la atención dado que yo fui un cliente de IYS. No sabes con que dolor leí que dicha agencia cerrara sus puertas. Quizás como bien dicen ellos el internet les ha ido quitando correo y aunque en lo personal considero un mail tan valioso como una carta porque me ha permitido acercarme a mis seres queridos en la distancia y a más velocidad que una carta. También es cierto que la emoción de recibir una carta no te la quita nadie.
    Gracias a IYS yo llegué a cartearme con gente de USA, Canadá y Egipto. De todas ellas, conservo una amistad que lleva 17 años de existir. Y que de hecho la correspondencia llevó a que mi amiguita me visitara en mi país y me invitara a su boda.

    Es una lástima en verdad que IYS no tenga donde poder decirle gracias, porque estoy segura que somos muchos los que utilizamos sus servicios de pen pal.

    Con tiempo me asomaré a tu blog con más detenimiento, por mientras solo quise hacerte este comentario.

    Saludos: Hilda
    http://lacamaradelasmeditaciones.blogspot.com/ y
    http://aladefensadelavidaydelasalud.blogspot.com/
    pongo los blogs, porque veo que conoces a otra chica que se llama como yo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Hilda: en un primer momento, creí que eras la misma del comentario anterior. Gracias por aclarar que eres otra.
    Mientras escribía este post de las cartas se me ocurrió darle una mirada al sitio web del IYS para ponerlo en en post. Así fue como me di de sorpresa, sin anestesia, que el IYS había desaparecido. Es el fin de una era, y además de eso, cuántos se habrán quedado sin trabajo. Es una labor meritoria la que hacían, sobre todo si tenemos en cuenta que en sus inicios todo era manual.
    Debe haber sido una decisión difícil de tomar.
    Gracias por la visita. Me daré una vuelta por tus blogs también para verlos con detalle.

    ResponderEliminar
  13. Gracias por contestar, efectivamente Gabriela más valía aclarar que yo era otra Hilda, je je
    Yo también lo recibí sin anestesia cuando leí tu post y así duele más je je!! Bien dices, cuantos se quedaron sin trabajo y el esfuerzo que hacían. Recuerdo que pagaba uno un dólar o algo así por recibir creo que 3 direcciones de pen friend y tan delicados que eran en sus cuestionarios y en buscarte alguien de las características de amigos que buscabas. Me pregunto porque no ofrecerían un servicio similar pero con direcciones de mail.

    Con gusto recibiré tu visita en mis blogs, espero pronto ver con más detenimiento el tuyo, por ahorita debo fabricar un examen.

    Saludos desde México. Hilda (mi tocaya no sé de qué país sea)

    ResponderEliminar
  14. Gabriela, It is a shame that the era of "pen-pals" has come to an end. I made a pact with myself, after writing my post, and now reading yours, to try to write a penned letter every now and then just to keep the tradition alive. :)

    ResponderEliminar
  15. Thanks for coming back, Mariyah. As you said, it's a shame that new generations will never enjoy the delight of getting letters from friends all over the world. There is something about letters that makes them irreplaceable.
    I try to keep the tradition alive, too. That makes two of us, and hopefully there are more.

    ResponderEliminar
  16. Soy admirador de Saramago y conozco su frase hace años. La asumi como cierta. He sido amante de las cartas y mi trabajo acadèmico me ha mantenido actualizado en tecnologìas de la informaciòn. Pero la realidad...una muy triste situaciòn personal...me ha hecho ver AHORA que no es totalmente cierta esta frase. Al principio la interpretaba - la frase - como que no habìa emociones al escribir un mail, otra interpretaciòn pudiera ser que SI PUEDES LLORAR ANTE LA COMPUTADORA, lap top o el ordenador pero que no mojaras el monitor. Luego de un exitosa y generosa actividad academica de mas de 23 años en el extranjero
    en nueve meses...tres desgracias....en momentos que debia recibir apoyo emocional
    por el SHOCK POST TRAUMATICO que pasaba (lo supe mucho despues)
    mi "esposa cristiana me abandona, HACE falsas acusaciones y influye en mis hijos contra mi" .
    mE OBLIGARON A RENUNCIAR A UN TRABAJO QUE AMABA, DEJE LA PATRIA ADOPTIVA QUE TANTO ESFUERZO ME COSTO.
    No fui perfecto, pero no fui mal padre, ni tampoco mal esposo. Incluso ella lo reconocia....fue una lucha muy dura de años ..que hice con entusiasmo con valentia.
    Estando lejos al "al escribirles a mis hijos.. NINGUNA RESPUESTA. SU falso credo los hizo creer "elegidos" "bendecidos", "inmaculados"
    No me engaño, si supiera que me lo merecia...lo aceptarìa...FALLE..SI pero no al grado de su cristiana indiferencia
    El monitor, no permite mojar el correo electronico. La emociònes esta en nosotros, no en el medio en que nos comunicamos.
    Perdon..por este triste ejemplo

    ResponderEliminar
  17. Gaby. Se que estoy fuera de fecha pero no podia dejar de comentar algo. Es tan bello lo que has escrito.Claro el internet, los e-
    mails, los cell phones, los mensaje de texto, hay que reconocer
    que todo eso es un gran adelanto
    pero, no tienen ese encanto, ese toque personal y privado de las cartas. Que pena! Que ya estén en
    desuso, que ya nadie las escriba.
    Sabes conservo cartas de tu tío Jorge de mis hijos y tu mama. Las
    guardo como un tesoro. Fue muy lindo recibirlas cuando recien llegue a USA. Pero, bueno ahora estoy en comunicacion contigo a
    través de tu post y es como estar en comunicacion con tada mi fami-
    lia. Te quiero. Cotiti.xooxoxo

    ResponderEliminar
  18. Estimado Árabe: lamento dar respuesta a tu sentido comentario con tantos meses de retraso. Y coincido contigo en que las emociones están en nosotros no en el medio que usamos para expresarlas, sea una carta, un e-mail o una llamada telefónica.

    Como verás, Consuelo, nunca es tarde para recibir un comentario en mi blog. Al contrario, me siento feliz de ver que estás leyendo posts un poco antigos. Bienvenida a seguir explorando. Y gracias.

    ResponderEliminar
  19. Tienes toda la razón!!!!!!!!!!!
    A mí me encantan las cartas, de hecho, en verano, a mis mejores amigas les mando una o dos desde cada sitio al que voy, y a veces pienso: "por qué no me contestan?" pero luego cuando volvemos al cole me dicen que las recibieron todas de golpe el día que volvían, y que era sólo unos días antes de empezar las clases, pero siempre tenían ellas una carta en el bolsillo que no me habían llegado a mandar y me la dan en mano, y me hace más ilusión aún.
    Cuando mi padre viajaba, porque viajaba mucho, siempre me enviaba cartas desde todas las puntas del mundo, y como yo no entendía bien su letra me las tenían que leer, pero me hacía más ilusión cuando entendía unas pocas palabras y yo sola, iba intentándolo.
    Un abrazo, me gusta mucho tu blog.
    PD: yo si que escribo tarde, esque lo he abierto por la otra entrada.

    ResponderEliminar
  20. Espero que no se pierda nunca, el concepto "carta" es distinto que el Mail u otra comunicación (SMS, etc....)... Aunque me doy cuenta que se puede escribir una carta y enviar electrónicamente... Eso si no es manuscrita y le falta el sello!
    Gracias por tus escritos, que pases un buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, Milena, son bastante distintos.
      Gracias por pasar por acá.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.