viernes, 5 de octubre de 2018

La misteriosa Queca

Imagen
La casa de mi niñez colindaba por atrás con otra casa misteriosa. Desde nuestro segundo piso, podíamos ver un gran patio que separaba la puerta principal de la casa con la casa propiamente. El misterio es que, en todos los años que viví en esa casa, jamás vi a nadie recorrer esa distancia. Nunca vi a nadie entrar ni salir de la casa, nunca vi que la puerta principal se abriera.

Aparentemente, era una casa sin vida. Casi ni siquiera se lograban oír los sonidos habituales que salen de una casa común y corriente.

Lo único que se escuchaba fuerte y claro era una voz de mujer que de vez en cuando gritaba como llamando: "!Queeeeeeeecaaaaaaa!", así, estirando las vocales a su máxima expresión.

Pero Queca jamás respondía.

Entonces la rutina continuaba durante largo rato. La voz de mujer llamaba a Queca con la misma pausada manera, con el mismo tono de voz todas las veces. De otro lado, a Queca jamás se le conoció la voz.

Hasta el día de hoy, no sé si Queca era una persona real o si habitaba en la imaginación de la mujer que llamaba. A estas alturas, tampoco lo sabré.

Una vez en que una tía muy querida pasó una larga temporada en la casa, quedó intrigada por ese misterioso llamado a la siempre silenciosa Queca. Al tercer día de su llegada, en cuanto oyó el ya famoso "!Queeeeeeeecaaaaaaa!", nuestra tía contestó:
- : "!Quiiiiiiiicaaaaaaa!", en el mismo tono y estirando las vocales tanto como en el llamado original.

Pues ni así logramos obtener respuesta alguna. Nunca, ningún otro sonido de la misteriosa casa. Solamente el insistente y nunca respondido "!Queeeeeeeecaaaaaaa!", que nunca cesó.

Tal vez siga hasta hoy.

28 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hace tiempo que no paso por ahí, pero puede ser que la casa siga en pie. Lo que no sé es si el grito de "Queca" sigue vigente.

      Eliminar
  2. Seguramente habrá muchas preguntas para hacernos, quizás detrás una historia, como hay cientos en una ciudad, una triste vida en soledad que se acrecentó con el paso del tiempo.
    Besos Gabriela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta historia hay muchas preguntas que nunca tendrán respuesta y que serán para siempre pasto para la imaginación.

      Eliminar
  3. Es bonito tener recuerdos o anécdotas de la niñez aunque no se haya llegado a aclararlas, pero queda la curiosidad insatisfecha y siempre será... incógnita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre, Yvette, siempre tendremos la duda de ese misterioso grito reiterado.

      Eliminar
  4. es verdad que algunas casas tienen un cierto misterio cuando parece que nadie viva en ellas, pero es como si sus ventanas fueran ojos que nos miraran... tu casa es misteriosa y además inquietante con esos gritos sin respuesta que hacen volar la imaginación de un niño, muy simpática tu tía que quiso comunicar con esa voz, pero nada...
    un abrazo Gabriela hasta Lima, como siempre un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tía juguetona aún se acuerda de su intento de comunicación que quedó sin respuesta.

      Eliminar
  5. Todo un misterio. Son sonidos de la infancia que nunca se olvidan. Yo también tuve una vecina que llamaba a sus cuatro hijos a grito pelao juntando el nombre de todos, era muy gracioso. Que tengas una buena semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué graciosa tu vecina. Supongo que esos cuatro hijos recuerdan con mucho cariño ese grito combinado.

      Eliminar
  6. Se nos ocurre, ¿y si Queca fuera una perrita o una gata? Y la llamara así cada vez que la viera haciendo alguna trastada... Qué intriga, nunca hemos vivido un misterio parecido...

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que fuera una mascota, pero de todas maneras queda el misterio de por qué el silencio ante el grito de "Quica".

      Eliminar
  7. Una casa vacía siempre, una voz que llama sin respuesta.., nunca se conocerá la verdadera historia. Otro misterio sin resolver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peor todavía pues no hay a quién preguntarle ni manera de averiguar.

      Eliminar
  8. Realmente misterioso.
    Ainda mais para uma criança. O mistério nunca foi desvendado?
    Acho que a partir deste episódio poderias escrever um livro.
    Boa semana.
    Beijinhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todo el tiempo que yo viví ahí, nunca supimos quién era Queca, ni por qué esa casa no tenía señales de vida, aunque el jardín estaba bastante bien cuidado.

      Eliminar
  9. Un intrigante relato... Si hay algo que me gusta son las películas de miedo con casas misteriosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, pero también me gustaría saber quién era Queca y por qué no respondía.

      Eliminar
  10. Por lo que cuentas tu tía se fue con el misterio sin resolver. Qué o quién sería Queca??
    Buen martes.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi tía y todos nos quedamos con el misterio sin resolver. De vez en cuando nos preguntamos: "¿qué habrá sido de esa mujer que llamaba a Queca?".

      Eliminar
  11. He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te doy la bienvenida, y me encanta tu entusiasmo. Ahora echo un vistazo a tu rinconcito.
      ¡Ahí nos leemos!

      Eliminar
  12. Creo, Gabriela, que la vocera de aquel llamado te dio las armas para tus creaciones literarias breves, distintas, con un halo de misterio y por lo general de terminaciones felices, aunque en este caso...¿?neutro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Neutro y misterioso. Nunca sabremos quién era Queca y por qué no contestaba.

      Eliminar
  13. Me gusto. Un misterio tipo película con un final abierto sin explicar al público el desenlace. ¡Que intrigante! Quecaaaaaaaaa
    Quedo a nuestra interpretación entonces ¿que hacemos? …fingimos que entendimos, lo olvidamos inmediatamente o buscamos teorías, explicaciones y análisis en Google. Ja ja ja …Un abrazo siempre un placer leerte.

    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo esa intriga casi toda la visa, y a estas alturas ya no tiene sentido indagar. Mejor que quede a la imaginación de cada quien.
      Gracias por detenerte por aquí, Iela.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.