domingo, 15 de mayo de 2016

El mundo en un plato de comida

Imagen
Hace varios años publiqué la entrada titulada "Culinaria internacional", que fue posible gracias a la colaboración de muchos amigos y lectores que contaron cuál era la comida que más les gusta del país en que viven. Algunas referencias ya no son correctas, pero lo transcribo tal como salió publicado originalmente. Creo que vale la pena recordarlo.
-----------------------------
Más de una vez me han preguntado cuál es el plato típico peruano que me gusta, más ahora que la gastronomía peruana está, por fin, encontrando su lugar dentro de la culinaria internacional. Puedo nombrar varios platos, y todos serían una buena elección, pero definitivamente me quedo con el tacacho con cecina. Es una delicia típica de nuestra selva peruana, hecha de plátano verde cocido y cecina de chancho, la carne de chancho más deliciosa que he probado en mi vida.
Creo que vale la pena aclarar que en la selva hay muchísimas variedades de plátano, y prácticamente cada una tiene un nombre diferente. Por ejemplo, el plátano que se come como fruta y que en Lima se llama simplemente plátano, por allá es conocido como guineo. Por eso es importante aclarar que la base del tacacho con cecina es el plátano verde.

Tal como hice hace algunos meses con las ciudades en la que viven diferentes amigos, esta vez la pregunta fue: ¿cuál es tu comida favorita del país en que vives? Acá las respuestas... y más vale no leer lo que sigue con el estómago vacío.

Hilda fue la primera en responder, con enlaces incluidos, y es evidente que no le fue fácil decidirse por una sola opción. Amablemente, proporcionó los enlaces que ven a continuación.
Mi comida favorita de México, es difícil hablar de un solo platillo, creo que México al igual que muchos otros países es rico en gastronomía. Pienso en lo que me gusta comer y pienso en aquellos días de fiesta donde nos reunimos todos alrededor de un rico mole picosito, de todos sabores sea en forma de enchiladas o acompañado de pollo o de guajolote. Y si el mole va acompañado de arroz que mejor. Claro que ese arroz también puede ir acompañado de unos tacos de barbacoa con cebollita picada en cuadros, cilantro y salsa. Pero sí es navidad, nos atracamos de romeritos. En vigilia nos atracamos de pescado en todas sus variedades (empanizado, a la plancha...) o un rico coctel de pulpo y camarones que comemos con aguacate y galletas saladas. En la noche nos comemos tacos de todos los sabores o unas ricas quesadillas de queso, huitlacoche, flor de calabaza... Una rica sopa de tortilla o un pozole. en tiempos patrios. De postre una rica rosca de reyes o un pan de muerto, según sea la ocasión, eso sí, acompañado de un chocolatito o un buen café. O si hace calorcito un rico helado de pistache, vainilla... En fin... eso tan solo es lo que se me viene a la mente y de escribirlo se me hace agua la boca...
Curiosamente, uno de los sabores de helado que más me gusta es el de pistache. Tenemos la promesa pendiente de compartir uno el día que nos conozcamos personalmente.
Katia, desde Argentina, lo tuvo un poco más fácil, aunque contiene un cierto toque de inevitable nostalgia por lo nuestro:
Personalmente mi comida preferida creo que sería un buen bife de chorizo jugoso a la parrilla, acompañado de papas fritas y ensalada verde. También disfruto mucho la calidad y gran variedad de cremas de leche, quesos y fiambres que están al alcance de todos. Hay una variedad mas amplia de empanadas, mis preferidas son la caprese, cebolla/queso y roquefort, pero en empanadas de carne vuelvo a quedarme con las nuestras, principalmente por el tipo de masa, que es suave, arenosa, deliciosa y extraño tanto. Y por supuesto ¡¡los vinos!!... sobre todo el Malbec, mi favorito lejos.
Amila, traductora bosnia que vive en Dinamarca desde los años noventa, nos cuenta de sus platos favoritos, tanto de su tierra natal como de su país adoptivo:
Mi plato bosnio favorito se llama "zeljanica". Es una masa rellena con espinaca mezclada con cebollas y huevos. Es algo complicado de hacer y requiere una harina muy fina para poder estirar la masa a través de la mesa hasta que tenga el grosor de un papel. Después se pone el relleno de espinaca a lo largo de un lado, y todo se enrolla y se mete al horno (lo explico muy mal, pero estoy segura de que una búsqueda en Google lo explicará un poco más). Siempre me han gustado las que tienen la masa más gruesa y que no esté sobrecargada de espinacas, por lo que son un poquito duras. La manera común de comerlo es con un vaso de yogurt. Hasta ahora, para mí el sabor de la espinaca con yogurt tiene algo especial, e incluso tomo yogurt con lasaña de espinaca :)
Mi plato danés favorito se llama "brunede kartofler" y en realidad es una guarnición que se come por lo general en Navidad. Son pequeñas papas hervidas y después fritas en mantequilla derretida y azúcar. Si, azúcar. Me impresionó la primera vez que supe que cómo se hacía porque para mí realmente no es convencional ponerle azúcar a la "comida de verdad", es decir, la que no es postre. Pero es sorprendentemente sabroso, si sabes cómo hacerlo. Si se le pone mucha azúcar, lo que es fácil que pase, o si no se derrite bien, sabe terrible. La mantequilla derretida y el azúcar hacen una salsa espesa que cubre todas las papas. Según he visto, el plato se sirve con pato, que lo complementa muy bien según recuerdo.
Desde Kenia, Rossana nos describe lo que más le gusta de la tierra que la acoge desde hace poco más de un año:
Acá hay una carne muy rica, se llama nyama choma, que quiere decir literalmente carne asada. En efecto lo es pero el sabor es delicioso, se siente que la carne está aderezada, condimentada de alguna manera especial. Cuando una pregunta por la receta te dicen que es sólo carne a la parrilla y que sólo tiene sal pero por ahí me han dicho que primero hay que marinarla en jugo de limón al que le echan ajo, semillas de culantro en polvo, palillo, pimentón, una especie de curry que hay acá, sal y ¡quién sabe qué más! Se puede hacer con cualquier clase de carne, generalmente se come de res, de cabra, de cordero, de cerdo es riquísima (pero hay que buscarla en lugares no musulmanes). Lo curioso es que la carne queda muy oscurita -marrón oscuro/negro- pero no amarilla ni rojiza, como se podría pensar por los colores de los condimentos. Se sirve con chapati, que es un pan sin levadura -plano, como tortillas- que es hoy en día típico de Kenya pero de origen indio (la comunidad india acá es enorme y ha ejercido mucha influencia en la cultura). Aquí lo comen con ugali que es una especie de polenta pero hecha con harina de maíz blanco de manera que queda muy blanca y, para mi gusto, tiene sólo la textura de la polenta.
Paula, autora brasileña de Global Voices, residente de Londres, la encontré en el preciso instante en que escribía un post en su blog personal sobre su plato brasileño favorito. Copio acá la parte pertinente de ese post. Para ver la versión completa en inglés, entrar acá:
Coincidentemente, cuando me sentía como una diva cocinera al regresar a casa con mi abarás (aunque solamente estuviera ayudando a la tia Biza), recibí un e-mail de la compañera traductora de Global Voices Gabriela Garcia Calderon Orbe, desde el Perú, que está escribiendo un artículo sobre cocina internacional para su blog. Me pidió que le diera tres o cuatro líneas de mi comida favorita de Brasil. ¡Acá está, Gabriela!
Acarajé y abará son las más populares comidas al paso en mi tierra natal, Salvador, donde se les puede encontrar en cualquier esquina, aunque no es tan fácil de encontrar en otras partes de Brasil y es imposible de encontrar en Londres. Se hacen con la misma base: una masa de frejoles con ojito molito con cebolla y jengibre (kión) y fritos en aceite de palma (en el caso del acarajé) o envueltos en hojas de plátano hervidas y sal (abará). Se sirven con vatapá —una pasta con la textura de mantequilla de maní, hecha de maní, nueces de cajú, leche de coco, langostino ahumado, pan y, de nuevo, aceite de palma— tomates fresco y ensalada dulce de pimienta y langostino. ¡Poca gente la comería sin una fuerte buena pimienta malagueta! El sabor es muy característico, no se parece a nada que yo haya probado, y la comida me da mucha energía. Con mucha influencia de la comida africana, ambos platos se usan como ofrendas en los rituales de candomblé, pero comerlos es una obligación en Salvador, independientemente de la religión, clase social o preferencias de comida que se tengan, o época del año. Cuando estoy en Salvador, lo comería todos los días, y por lo general se encuentra una “baiana” cuyo estilo te gusta y te conviertes en su fiel cliente —o, como dirían algunos— adicto.
AbuFares, mi amigo tartusino que me sorprendió hace poco por medio de su blog, nos cuenta desde Siria sobre su plato favorito:
Wara’ Inab (hojas de parra rellenas) es ciertamente el producto de bandera de la cocina siria tartusina. Es de lejos la entrada más importantantes, ofrecida en ocasiones especiales y que toda la familia en cualquier momento. A todo el mundo le gusta las hojas de parra rellenas frescas y bien preparadas y enrolladas con arroz y carne de cordero picada con una suculenta porción de costillas de carnero y jugosos huesos encima, todo nadando en una salsa de deliciosa grasa, jugo de limón, especias y ajo. Wara’ Inab es un obra de arte culinaria y legítimamente se merece reconocimiento internacional como uno de los logros más significativos de la imaginación humana y determinación al crear un objet d’art comestible.
Más información de este plato en el blog de AbuFares, en este post.

Taras, desde Ucrania, nos indica los platos tradicionales de su país que más le gustan:
Varenyky (masa guisada rellena), holubtsi (rollos de col), holodets (jalea de carne), borshch (sopa de betarraga), deruny (panqueques de papa).
Smachnoho! ¡Disfruten
!
Desde España, Úrsula nos cuenta que lo que más le gusta de la comida española es la paella, y comparte con nosotros el secreto de su sabor:
¡Lo prometido! (Mi plato favorito de la comida española es) la paella de verduras... Es rica, rica, rica.... y saludable...
Me encanta. Es simplemente espectacular. Y lo es más todavía si está hecha con amor.
Ese seria el ingrediente mágico de esta paella. Muchos abrazos.
Mariyah también tuvo doble trabajo, pues tuvo que pensar en sus platos favoritos de su natal Siria y de su segunda patria, Canadá, donde se encuentra actualmente:
Hay toda clase de platos elegantes, pero hay dos pilares básicos de mezza siria (o incluso del Medio Oriente) de los que nunca me canso: taboulleh y labneh. Taboulleh es una deliciosa ensalada de perejil mezclado con menta, cebolla, aceite de oliva, jugo de limón y bulghur. Es de lo más colorido, así como sabroso. Labneh es un queso suave hecho de yogurt y por lo general se sirve con aceite de oliva salpicado, un poco de menta y una pizca de sal. El taboulleh y el labneh se pueden comer con pan pita (un pan plano) - preferiblemente caliente.
Es un poco difícil definir la "cocina" canadiense. Mucha de la comida acá ha sido adoptada de los países de los pueblos que inmigraron. Sin embargo, uno de mis favoritos y que nunca había probado hasta que llegué es choclo. Agosto es el mes en que está disponible por todas partes y se asan choclos para celebrar. El maíz se cubre con mantequilla y sal, y se come directamente de su mazorca. Puede hervirse o asarse en una parrilla. ¡Es delicioso! No creo que sea un plato limitado a Canadá, pero a los canadienses les encanta!
Mariyah nos habla de un viejo y delicioso conocido para los peruanos: el choclo, que junto con una buena palta, puede acompañar y realzar el sabor de cualquier comida.

Ha sido un delicioso recorrido por las especialidades culinarias de países bastante diversos. Gracias a los que colaboraron conmigo en este post. Y a todos, bon appétit!

32 comentarios:

  1. Olá, Gabriela!
    Gostei muito deste post, porque sou muito curiosa em relação aos sabores.
    Quando estive no Peru, comi sempre muito bem, mas não estou segura de ter probado esse prato.
    Em Portugal come-se muito bem, privilegiando a cozinha mediterrânica. Muito peixe, especialmente bacalhau, muita fruta e verduras e também carne.
    Um dos meus pratos favoritos é Cozido à portuguesa, que,como o nome indica, é uma mescla de carnes, embutidos e verduras.
    Te deseo uma feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente no lo hayas probado, Nina, no creo que sea tan conocido como otras comidas que tenemos por acá. Ojalá vengas de nuevo para que puedas degustarlo.

      Eliminar
  2. ¡Qué interesante conocer la gastronomía de tantos países diferentes, Gabriel! Y que ganas de probarlos todos... De nuestro país, y en concreto del sur que es donde nosotras vivimos, resaltaríamos el gazpacho, una sopa de tomate y verduras muy fresca y perfecta para el tiempo que viene... Aunque nosotras lo tomamos todo el año.

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he probado gazpacho, pero lo he oído mencionar desde siempre. Aunque sopa fría no me da muchas ganas, creo lo comería caliente.

      Eliminar
  3. Leí esto después de haber comido, qué suerte tuve. Nunca comí tacacho, a ver si en mi próxima visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tuviste suerte, acabo de volver a leerlo y quiero probar todo lo que mencionan acá.

      Eliminar
  4. Sin duda Gabriela que habría sido criminal leer tu post con el estómago vacío. Acerca del gazpacho, desde mi primera visita a España en el ya lejano 1982, lo hice uno de mis manjares predilectos, aunque sea sopa fría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sospecho que ese viaje tuvo relación con un mundial cuya mascota era una naranja y que fue el último en el que participó mi país.
      Habrá que probar el gazpacho, ya van dos recomendaciones.

      Eliminar
  5. Me gustó la lista de diferentes tipos de comida, sobre todo internacional, pero por mi parte me encanta la patarashca típica de Loreto, que por si no la conoces es pescado, solo con ajos, culantro y sal envuelto en hoja de bijao y asado al carbón. Es riquísima, sobre todo si es de bagre pues tiene pocas espinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante plato, Yvette. Había oído el nombre, pero no sabía cómo se preparaba.

      Eliminar
  6. Estoy de acuerdo, el tacacho es uno de los platos más exquisitos que existen, a mí me gusta con una salsa de cocona, cebolla y ají charapita. Delicioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le saco el ají, con todo lo demás estoy muy de acuerdo.

      Eliminar
    2. Me impresionan Gabriela tus conocimientos sobre mundiales de fútbol, pese a tu confesión de no gustarte mayormente esta actividad.Efectivamente aquella del 82 fue una gran selección peruana y era emocionante como todos los periodistas sudamericanos nos uníamos en suelo español en el aliento a todos los equipos de nuestras tierras.

      Eliminar
    3. Decir que no me gusta el fútbol es casi una defensa ante los malos resultados que siempre tiene el Perú, Esteban. De todas maneras, eso de que "el último mundial al que fue el Perú fue España 82" lo oímos repetir tanto que casi es parte de nuestro himno nacional, ja, ja.

      Eliminar
  7. Se me hizo la boca agua,jajajaj.... Besos

    ResponderEliminar
  8. Meus Deus! Que tanta coisa saborosa tem neste mundo.
    Adorei teu post. Comer é a melhora coisa da vida. Eu sou louca por um bom churrasco de carne bem gorda. O colesterol que reclama depois. hahha
    Bjos
    Tenha uma ótima semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un amigo mío decía que comida sin colesterol no es comida. Así que a disfrutar de ese buen churrasco sin problema, Anajá.

      Eliminar
  9. Completamente de acuerdo. El tacacho es el mejor plato del mundo!

    ResponderEliminar
  10. Gracias Gabriela ♥ . Más pronto o más tarde pero volveré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Wow Gabriela que interesante post has propuesto, con tanta variedad de comidas exquisitas de seguro, besote

    ResponderEliminar
  12. Hola Gabriela. TE cuento que en Argentina y sobre todo en mi provincia, Entre Ríos, la comida que sigue vigente y con más fuerza es: el asado !!! Tanto es así que tenemos la Fiesta Nacional del asado con cuero. En donde la carne se lleva a la parrilla literalmente con el cuero, se le arriman las brasas por debajo y encima se coloca una chapa y mas brasas. Es una verdadera exquisitez!!.
    Aparecida por estos lados, tomando un respiro del facebook que se apodera del tiempo libre. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese asado TIENE que ser una exquisitez, Tía Lelé, no lo dudo. Si hasta creo que puedo olerlo, ja, ja.
      PD: es una de las razones por las que huyo del libro con caras.

      Eliminar
  13. Qué bien has hecho en republicar esta magnìfica entrada Gabri. Desde luego volveré a leerte porque hay muchas interesantes informaciones del mundo en un plato, culinarias y lingüísticas. Y por cierto, me muero de hambre, voy a cenar ya jaja. Un abrazo hasta Lima
    P.D: mis platos italianos preferidos son primeros platos: pastas, ñoquis y lasañas; también verduras gratinadas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que después de esta lectura hayas cenado con más gusto, ja, ja.
      Tus platos italianos preferidos son los míos también.

      Eliminar
  14. No había leído el post anterior, este me encantó!
    beso desde Argentina

    ResponderEliminar
  15. Muy buen y amplio pots, sabes que? me dio hambre y eso que no puedo comer por mi operacion...
    De España uff mucho habria que decir de platos, un dia te vienes y los probamos.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acepto la propuesta con mucho gusto. Mejórate pronto para poder seguir leyéndonos.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.