lunes, 21 de marzo de 2016

Entrada terapéutica

En mi entrada anterior, titulada "Me saca de quicio", contaba algunas pocas, poquísimas, situaciones que me hacen perder la paciencia, que tampoco es mucha. Lo curioso es que casi todos quienes comentaron en esa entrada expresaron otras situaciones que les hacen perder la paciencia. Es decir, mi renegadera tuvo un fin terapéutico.

Las habilidosas blogueras de "Retro y con encanto" dijeron entre risas y hasta con picardía:
Coincidimos en muchas de esas cosas que te desesperan, Gabriela. Y es que no deja de ser una falta de consideración y de educación el hacer esperar a los demás sin razón... A esa señora de las monedas una de nosotras le hubiera soltado algo, seguro, jajajaja A nosotras nos saca de quicio la gente que arroja papeles al suelo como si nada, más de una vez le hemos dicho a alguno "perdone, se le ha caído eso al suelo...."
Nina, de "Mi pensamiento viaja", nos hace ver que en Portugal, desde donde escribe, y en muchos otros sitios por donde viaja, la situación no deja de ser frecuente:
Realmente son situaciones absurdas y muy irritantes. También ocurren aquí.
Norma, de "Siempre es primavera", mencionó algo que para mí es un misterio, pues no sé qué tanto pueden llevar algunas mujeres en tremendas y pesadas carteras:
A mi me saca de quicio las señoras que en el súper buscan "no se qué" en el fondo de su bolso o aquellas que tardan mucho tiempo haciendo su firma como si hubiera allí registro de ellas.
Desde Colombia, Madame Web del blog "La lógica de mi papá", mencionó algo que ya no sucede pues desde hace varios meses las entradas al cine vienen numeradas (y sí, es muy bueno tener un blog para desahogarse):
Yo estuve en cine en Lima y lo que mas me sorprendió es que no hay silleteria numerada para las funciones...o sea, a la furia para tener un buen puesto... o.O Es bueno tener un blog para desahogarse :D saludos
Sopa Azul cuenta lo que le molesta y nos deja una buena recomendación:
¡Menuda paciencia! A mí últimamente me saca de quicio la gente al volante. Nadie usa los intermitentes, no respetan los límites de velocidad, se pasan la raya continua, hacen gestos con las manos, etc... Respiremos hondo, Gabriela.
Esteban, autor del blog que lleva su nombre, cuenta algunas de las casi 5,500 cosas que lo sacan de quicio. Por cierto, a mí también me sacan de quicio las personas que tutean a un vendedor, aunque a veces sea una persona mayor:
Solidarizo contigo Gabriela. En mi caso me sacan de quicio 5439 otras cosas. Como las señoras de la misma edad de su "víctima" que tratan de tu a dependientes de cualquier negocio a sabiendas que ellos no le pueden contestar igual; o automovilistas que ocupan dos estacionamientos por desidia; o personas que mientras te atienden en cualquier lugar, arremeten y hacen preguntas sin esperar su turno, o...o...o... mil más.
Inma Luna, autora del blog "ॐ El blog de Inma_Luna ॐ", intenta dar una explicación a estas molestas situaciones:
Como para no sacar de quicio, y lo peor son esas personas que se hacen las indecisas, solo para llamar la atencion uffff, lo de la señora del super vamosssss.
Desde su lareira en Venecia, Chusa nos da su opinión de lo que la saca de quicio:
jajaja, Gabri, perdona pero tu entrada me ha hecho reìr de lo lindo, bueno porque no era yo la que estaba ahì en la cola, eh. A mi me ha pasado a menudo cuando estoy para comprar el billete de tren de corto recorrido y està a punto de llegar, voy con el tiempo justo y el de delante se pone a reservar con toda tranquilidad un billete largo recorrido y pregunta horarios, precios y con toda la calma, cosas que se pueden hacer desde casa on line, y los de detràs que nos lo comemos vivo, jaja...
Yvette, habitual lectora y comentarista de esta bitácora virtual, contó que le irrita algo que a mí también me saca de quicio:
Saca de la paciencia la frescura de la gente, igual pasa en los ómnibus donde el chofer es cobrador, y cuando suben los pasajeros en cola recién allí se ponen a buscar el monedero entre un montón de cosas para por fin con mucha frescura sacar la moneda y pagar. Creo que solo nos queda decir... ja... ja... ja.
Finalmente, Laura de "Así me gusta el mundo", menciona un lugar donde estas sitaciones se dan con demasiada frecuencia:
Cosas desquiciantes que están en todos sitios a la orden del día y nos pasan amenudo, sobre todo en la caja del super.
Anima en algo ver que no soy la única que pasa por situaciones que ponen a prueba la capacidad de aguante de cualquiera.
dsd.

14 comentarios:

  1. Como ves, Gabriela, este é quase um problema planetário, inseparável da condição humana.
    Beijinhos

    ResponderEliminar
  2. ¡En todos sitios cuecen habas, Gabriela!Pero es cierto, gracias a esta entrada todos nos hemos desahogado un poquito, que siempre viene bien. ¡Gracias por la oportunidad!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, hay muchas circunstancias que molestan y fastidian el día. Y no es malo desahogarse, por lo menos nos alivia del mal momento, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desahogarse nos hace sentir que no estamos solos, que hay cosas que a todos nos irritan.

      Eliminar
  4. Pues tu no sabes lo que me acordé hoy de ti.
    Fui a unas tiendas de ropas, y habia una cola impresionante en el probador, y una señora que iba como 3turnos antes, tenia casi media tienda entera para probarse. Se probaba un modelito salia al centro de los probadores a lucirse delante del gran espejo y de las que andabamos esperando... con una tranquilidad envidiable.
    Tocó mi turno, me fui a la caja pagué me fuí.
    Me encuentro una amiga y me dice ah ven conmigo que me hace falta una camisa, voy con ella, y 36 minutos justos despúes de haber estado en la tienda la señora seguia con su desfile. Y casi cuando mi amiga va a entrar a probarse , sale la mujer diciendo:
    No me voy a comprar nada, solo era para haceros esperar ....
    Argggggggggggggggg.
    LA chica de probadores decia, todos los dias igual...
    En fin de quicio no , sino lo siguiente.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y por qué la dejan entrar? Yo ya hubiera puesto su tremenda foto a la entrada de la tienda, con nombre y todo, y abajo en enormes letras rojas" PERSONA NON GRATA. Fin de la historia.

      Eliminar
  5. Lo que cuenta Inma es un caso patológico. La "dama" aquella debe haberse fugado del Hospital Psiquiátrico.
    Estoy de acuerdo con Gabriela y la foto a la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cosa empeora cuando en la tienda le dan cuerda, como decimos acá, Esteban. Yo, simplemente no la dejaría entrar.

      Eliminar
  6. Visto que en todo el mundo hay cosas que nos sacan a todos de quicio Gabriela :))
    Gracias por la mención
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ah jajaja muy bueno Gabri, todas nuestras quejas juntas, serà que somos quejicas jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que, en mayor o menor medida, todos lo somos un poco, Chusa.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.