viernes, 20 de marzo de 2015

¿Por qué uno escribe?

El otro día me hicieron leer un artículo cuya frase final me gustó mucho. Lo leyó también otra persona, a quien inspiró a escribir el texto que copio a continuación.
------------------
"A veces preguntan por qué uno escribe. Supongo que por cosas como esas", decía una frase de un artículo del diario El País. Un artículo sobre un recuerdo de infancia. Inevitablemente recordé algo que pasó hace muchos... muchos años.

Viajaba con mi madre en un viejo barco de vapor por el río Amazonas. Estaba muy oscuro pero el calor me hizo salir del camarote y en la cubierta me encontré con la señora Luzmila, la madre del comandante del vapor.

Yo tenía 12 años y mucha fantasía en la cabeza. La señora estaba sentada en una mecedora y abrigada con un chal. El barco avanzaba por el inmenso río cuando la señora comenzó a contarme una historia, su historia.

"Nos conocimos en Tanger, en una fiesta de la embajada. Salimos a la terraza y ahí estaban las casas puntiagudas y al final el mar Mediterráneo. Luego bailamos hasta el amanecer. Y así empezó todo", suspiró la señora. Luego volteó la cabeza y se quedó dormida.

Yo miraba el río que se abría al paso del vapor. Todo estaba negro como ala de cuervo. Es cierto que nunca está más oscuro que antes de amanecer. Poco a poco un resquicio de claridad comenzó a iluminar el cielo. Los colores empujaban el velo negro y todo comenzó a revivir.

Estaba viendo, por primera vez en mi vida, un amanecer. En un viejo barco de vapor, sobre el río Amazonas. Me senté en un banquito al lado de la mecedora de doña Luzmila. Seguramente me dormí también, y así terminó el encuentro.

Han pasado muchos años. Pero quedaron en mi cabeza para siempre una historia de amor en una terraza sobre los techos puntiagudos de Tanger, a orillas del mar Mediterráneo, en medio del amanecer que iluminaba las aguas oscuras por donde navegaba un viejo barco de vapor sobre el río Amazonas.

42 comentarios:

  1. Me encantó lo que has escrito, muy dulce, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Abril. El texto en verdad no es mío, pero también me parece muy dulce.

      Eliminar
    2. Olvidé decirte que tienes una sorpresa en mi blog, correeee

      Eliminar
  2. Eso es lo malo de los tiempos que corren... parece que uno tenga que andar explicándolo todo.

    Uno escribe por mil razones y a la vez por ninguna y, en definitiva, uno se pone a escribir principalmente porque quiere escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea solamente cosa de los tiempos que corren, Holden. Fíjate que a lo largo de la vida, siempre hay una preguntita: ¿quieres más a tu mamá o a tu papá? ¿Qué vas a estudiar cuando termines el colegio? ¿Dónde vas a trabajar? ¿Cuándo te casas? ¿Cuándo tienes un hijo? ¿Cuándo tienes otro hijo?
      La lista sigue.

      Eliminar
  3. Cuando la idea tiene vida propia y te desborda, ahí escribes. Escribir pujando no es escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la cosa sale cuando está lista, cuando no hay que empujarla, solamente "darle voz".

      Eliminar
  4. Por qué uno escribe? Creo que porque sientes la necesidad de compartir lo que tienes dentro, un recuerdo, una historia sin importancia que te dejó huella. Por eso uno escribe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Historia que empieza a ser importante en el momento que deja huella. Puede ser un acontecimiento o un segundo en nuestras vida, lo importante es que trasciende.

      Eliminar
  5. Uno escribe por vocación, porque lo ha hecho toda la vida. El tener ganas de escribir no basta, hay que tener armas elementales para que el otro te comprenda.
    Besos Gabriela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, Norma. Si el texto está mal escrito, nadie lo va a entender y la lectura tiene que ser un placer sin esfuerzo.

      Eliminar
  6. Que bonita historia, que recuerdo inolvidable. No se por que lo habrá escrito la autora, pero me alegra que lo haya hecho, asi he podido vivirlo yo tambien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno verte por acá, María Jesús, comentándolo todo. Me alegra que te haya gustado esa historia fluvial y amazónica.

      Eliminar
  7. Yo creo que uno escribe porque es una forma de inventar el mundo cada día...Un relato muy tierno Gabriela.

    Siii,,,estoy tratando de ver si vuelvo a mi rutina bloguera. Por lo menos una vez al mes. Gracias por siempre darme animo bloguero :)
    Un abrazo
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inventar el mundo y darle una forma propia, Iela.
      Siempre es un placer leerte y ver tus coloridas fotos.

      Eliminar
  8. Un placer aterrizar y conocer tu blog

    Yo escribo por puro placer

    ResponderEliminar
  9. Concordo. Há episódios que permanecem intocáveis na nossa memória. Eu possuo alguns. Sei que muitas vezes escrevo motivada por eles, ainda que, a eles não faça referência porque são meus e são íntimos.
    Bom fim de semana e feliz primavera/outono!
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, Nina. Y esos episodios pueden ser grandes o durar apenas segundos. Lo importante es que nos dejaron alguna huella.

      Eliminar
  10. Por historias asì vale la pena escribir, para que no se olviden o mueran con quien las conserva en su memoria. Pero sobre todo cuando estàn tan bien contadas como ésta, para deleitar al que las lee. No es suficiente, Gabri?
    Feliz equinoccio :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es más que suficiente, Chusa. De verdad, poco más se puede pedir.

      Eliminar
  11. Escribimos para comunicarnos y saber que escriben los demás;))
    Si fue el primero no lo olvidarás. Como nos gusta ver como sale y se oculta el sol.
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y para saber qué piensan también, Laura. ¿Será por eso que recibir comentarios, aunque sea discrepantes, es siempre satisfactorio?

      Eliminar
    2. También por eso ;))
      Buena semana.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Aquí queda escrito un precioso relato... me encantó : )

    ResponderEliminar
  13. Que por qué uno escribe? Pues porque te bulle la cabeza, te bailan las palabras, te golpean las ideas. Como si tuvieras algo atravesado en la garganta y si no toses te ahogas. Simplemente porque quieres, escribes o escribes. Mejor si te leen, mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, se escribe para sacar eso que nos va dando vueltas por dentro, para que no nos ahogue. Claro, si te leen, mejor. Y si comentan, mucho mejor.

      Eliminar
  14. Supongo que cada persona que escribe tendrá su motivo o necesidad, para mi es necesidad me libera y es como mi medicina.
    Tu historia preciosa.
    BESITO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También digo tener un blog puede llegar a ser terapéutico, Inma Luna.

      Eliminar
  15. Nuestra imaginación, recuerdos, necesidades de expresión nos llevan a escribir, comunicar porque al menos yo explotaría¡¡¡,
    jejejeje, gusto en conocerte,

    Besos Gabriela

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gusto en conocerte también, Tramos.
      Todo eso, ya sea que nos lean o no, es lo que mueve a escribir.

      Eliminar
  16. Hola,.te acabo de conocer¿quieres que nos sigamos por GFC? me encantaría,te espero en:
    http://sonymingoss.blogspot.com.es/

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, gracias por la vistia.
      Saludos desde Lima.

      Eliminar
  17. Que preciosa mezcla: Tánger, el Amazonas... Lugares tan lejanos entre sí pero igualmente bellos y exóticos. He disfrutado con este relato que nos ha trasladado a tu infancia, que bueno que hayas compartido ese recuerdo.
    Muchos besos y feliz otoño (aquí primavera).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tánger, el Amazonas, dos lugares tan diferenrtes unidos en este relato tan lelno de nostalgia.

      Eliminar
  18. Es una linda historia, apreciada Gabriela.
    En mi caso, escribir es una necesidad de espíritu desde mi lejana infancia, cuando en las clases que en Chile llamaban "de composición" daba rienda a mi fantasía. ¿Por qué? Hasta hoy lo desconozco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la educación actual, sobre todo de los primeros años de primaria, debería enfatizar la composición. Serviría para que nuestros nativos digitales se dieran cuenta de lo que es escribir de verdad, no limitados a 140 caracteres en pantallas apenas más grandes que la palma de una mano.

      Eliminar
  19. Será acaso que uno siempre encuentra algo que contar? Me siento contenta de estar de vuelta entre los amigos blogueros! Fue una necesidad volver!

    Saludos,

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.