lunes, 23 de junio de 2014

Complicarse la existencia

Es lógico que un idioma como el castellano, con tantos hablantes, tenga muchas variantes entre las personas que lo usan como medio de comunicación. Lo que no me parece muy lógico es que los hablantes de una zona empiecen a usar formas de hablar que no les son propias.

Desde que me acuerdo, en el Perú hemos dicho pelo, cara, remedios, irse, dormir. Eso era habitual, hasta hace algún tiempo.

Resulta que desde hace poco, los peruanos se lavan el cabello, se aplican crema en el rostro, toman medicinas o medicamentos, descansan y se retiran.

Tomemos por ejemplo este párrafo común y corriente:
Voy a cortarme el pelo y aprovechar en hacerme un tratamiento en la cara. De pasada voy a la farmacia a comprar los remedios que me faltan para tomarlos en la noche antes de irme a dormir.

Eso es cosa del pasado, pues ahora se diría:
Voy a cortarme el cabello y aprovechar el tema para hacerme un tratamiento en el rostro. De pasada voy a la farmacia por el tema de la a comprar el tema de los medicamentos que me faltan para tomarlos en la noche antes de retirarme a descansar.

Me gustaría preguntarle a alguien que ha cambiado su manera de hablar las razones del cambio. Me inclino a pensar que lo han escuchado en programas de televisión no producidos en el Perú o doblados en otros países y que consideran que eso los convierte en personas elegantes al hablar. O tal vez crean que es más sofisticado tener el cabello liso que tener el pelo lacio. O que es más digno de un ser humano trabajador descansar antes que dormir.

Es que estas personas son muy finas para hablar. No van al hospital a visitar a su papá recién operado. No, eso es demasiado plano. Ellos van al nosocomio a visitar su progenitor por el tema de una reciente intervención quirúrgica. No tienen su santo ni su cumpleaños donde esperan regalos y saludos, qué va, eso es algo que tienen los mortales comunes una vez al año. Estos seres signados por la fineza celebran su onomástico, y esperan el tema de sus presentes y congratulaciones. Y no se van ni renuncian, muy elegantes ellos, dan un paso al costado por un tema de dignidad.

Francamente...
----------
¡Bienvenido de vuelta, Cyrano!


40 comentarios:

  1. Los idiomas son lenguas vivas así que debemos acostumbrarnos a los cambios.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me intriga y me mueve a esas reflexiones es cuando los cambios no son evoluciones naturales, sino intentos de parecer más refinados.

      Eliminar
  2. Ahora, los que más "refinado" te hablan es porque algo te quieren vender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa sería una explicación bastante lógica, Coqui, pero lo cierto es que yo he escuchado estas maneras de hablar al paso, mientras camino por la calle.

      Eliminar
  3. Eso me recuerda mucho un cuento q siempre repetia mi mama y dice asi: una vez estando en Espańa vio en la vitrina una cartera muy bonita, entro y pidio a la vendedora el precio de la cartera de cuero marron que estaba en la vitrina a lo cual la vendedora le contesto , ud quiere saber el precio de " el bolso de piel color cafe que esta en el escaparate?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se llama riqueza idiomática. Espero que tu mamá haya podido comprar su cartera marrón a gusto.

      Eliminar
  4. Bueno, es difícil ir contra la corriente. Es cosa de modas y de momentos. La vida pasa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solamente es dificil, Acirema, es molesto y suena falso.

      Eliminar
  5. Si es una moda no durará, Gabriela.

    un beso!!!

    ResponderEliminar
  6. Gabriela, aprendi na Faculdade de Letras onde me formei, que o dicionário é um cemitério de palavras, o que significa que a língua é uma entidade viva em constante mutação.
    Seguramente que as modas momentaneas desaparecem, pero é impossível frenar a evolução, o cambio constante da língua.
    Creio que te referes a situações em que através da linguagem, as pessoas pretendem marcar uma posição social, o que me parece rídiculo.
    No estou segura de haber entendido perfectamente tu texto.
    Perdona se me equivoco.
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has entendido perfectamente, Nina, justamente me refiero a personas que creen que por usar palabras supuestamente más elegantes van a parecer más educadas.

      Eliminar
  7. Es curioso observar las variedades del castellano en diferentes zonas de España y de América y sus registros de uso. Por ej. en muchas zonas de España es corriente usar en el registro coloquial los términos cara, pelo, medicamentos. En términos formales y lenguaje escrito, en cambio, es frecuente leer rostro y cabello. Lo que dices en el ùltimo pàrrafo puede sonar màs pedante pero quizà en otras zonas linguìsticas no lo sea. Y es que hoy la televisiòn, las series tv, las telenovelas influyen mucho en las formas de expresiòn homogeneizando todo. Mientras sea aumentar sinònimos creo que es buena cosa, basta no olvidar lo propio por lo ajeno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces siento que no es solamente aumentar sinónimos, lo que no está mal porque implica aumento del vocabulario. La cosa es que hay personas que toman palabras que no son de uso corriente para ser más chic. Y además son manera de hablar que he oído por la calle, no en medios que calificaríamos como cultos.

      Eliminar
  8. Olá Gabi, bom dia! Me perdoe a demora em aparecer por aqui, a vida real anda me cobrando um pouco mais de cuidado, até o blog anda um bocadinho parado por isso...Pois sim minha querida, tudo muda, e muitas vezes para pior, escrever tudo abreviado e de uma maneira que para alguns parece mais muito mais fácil e bonito, isso enfeia o nosso idioma e sai fora do que é comum e normal...Belo post! Parabéns!
    Estava com saudades daqui...
    Receba meu abraço carinhoso
    Marilene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que pronto puedas retomar tus actividades diarias y tu blog, Marilene. Gracias por darte un tiempo para pasar por aquí.

      Eliminar
  9. Es increíble la diferencia de palabras y modismos que podemos encontrar en un mismo idioma. A mí me resulta curioso e interesante conocer esas diferencias, e incluso me divierten los distintos acentos (en el buen sentido, obvio). También me parece buenísimo ampliar el vocabulario con sinónimos, pero ¿cambiar mi forma de hablar para parecer más culta? ¡NOOOO! Ya tengo demasiado con tener que mejorar mi segundo idioma y esforzarme en aprender un tercero como para complicarme con un estilo chic en mi español que es y seguirá siendo "argentino", jiji.
    Me encantó el post :)
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me encanta comparar diferencias en el uso de algunas palabras de un sitio a otro. A veces hasta se puede ser muy grosero sin saberlo.
      Pues sí, hay gente que cambia su manera de hablar solamente por parecer más refinada, y no se dan cuenta de que se les nota forzados y falsos.

      Eliminar
  10. Eu chamo a essas mudanças da linguagem ou do falar de moderníces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Modernas o ajenas, Isa María, a veces hasta se notan fingidas.

      Eliminar
  11. Gabriela yo opino que los medios tiene mucho que ver con el cambio.
    Interesante…por lo menos están usando más palabra. Totalmente lo contrario a la escritura que cada día la cortan mas con la taquigrafía de textos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me olvido de ver el vaso medio lleno, Iela. Tienes toda la razón en tu apreciación.

      Eliminar
  12. Es interesante y enriquecedor leerte, sobre todo cuando planteas esta controversia de terminos apropiados en el castellano...o espanyol? en fin, creo que muchos paises van por el mismo camino, ingles de Estados Unidos o de Austrlia o del Reyno britanico....incluso aqui el malay de Indonesia o de Malasia......uf, es todo un lio....
    Me encanta leerte, gracias por tu amistad,
    besos, feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La diversidad de un idioma que se habla en muchos lugares distintos es muy interesante, Patricia. A veces, lo que es habitual allá es muy grosero allá.

      Eliminar
  13. Estoy contigo. A lo mejor soy muy antigua Gabriela.
    Sigo usando las palabras de toda la vida y no me acostumbro al nuevo vocabulario que se oye con tanta frecuencia hoy y muchos lo hablan quizás para parecer más modernos.

    Pasa lo mismo con el constante bombardeo que tenemos por todos lados de introducir palabras inglesas, que sin más remedio tenemos que traducir para saber que nos están contando.
    Buen domingo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Laura, no creo que seas antigua. Creo que son muchos los que quieren hacerse pasar por modernos.

      Eliminar
  14. No le veo problema a aumentar el vocabulario de hecho eso lo alabo, lo que importa, como dices, es que no suene forzado... Un abrazo, por el tema este de la amistad digo jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que cuando suena forzado, impostado, eso se nota y es hasta disonante.

      Eliminar
  15. Hola Gabri, aquí estoy de nuevo, poniéndome al día...

    Los términos cabellos y rostro los suelo observar en situaciones relacionadas con la publicidad y literarias. En España por ejemplo sí utilizamos el término medicinas o medicamentos y la palabra "remedios" se emplea para soluciones caseras o de medicina alternativa.
    Lo que no me cuadra de ninguna manera es el eufemismo "ir a descansar" por dormir. Dormir es dormir y descansar, descansar. Yo me siento y estiro mis piernecitas viendo la tele o leyendo un libro o paro las tareas de la tarde y me tomo un cafetito para descansar, pero me acuesto para dormir, y eso tiene como consecuencia el descanso.
    Y esto último creo que puede venir ocasionado por la necesidad actual de ser permanentemente productivos, que parece delito reconocer que nos gusta dormir... Pues yo lo reivindico... Me encanta dormir y, afortunadamente, mis niñas ya me dejan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino igual que tú, Laly, no es lo mismo descansar que dormir. Y para que veas que es un uso ridículo, también usan descansar para referirse al reposo nocturno, o sea, a dormir.
      Huachaferías, diríamos en el Perú.

      Eliminar
  16. Amei vir conhecer teu blog, as opiniões são diversificadas com relação aos idiomas. Mas quero aproveitar tudo que você posta, quem sabe uma brasileira começa a falar o espanhol por aqui.

    Beijos

    Tânia Camargo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Tania!
      Espero realmente que este blog te sirva para aprender el castellano.

      Eliminar
  17. Está bien, Gabriela, usar de vez en cuando palabras alternativas para no redundar, sobre todo al escribir, pero concuerdo que en el uso diario se exagera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se exagera y se llega a usos nada naturales, Esteban. Algunos comentaristas de fútbol de por acá, ahora que está de moda, son ejemplos de lo que NO se debe hacer.

      Eliminar
  18. Estoy de acuerdo con tus reflexiones, bien está ampliar el vocabulario, pero emplear otras palabras para parecer más chic, me parece absurdo.
    Tambien coincido con nuestra querida Laly, en lo de " descansar" ó " dormir "
    Como decimos por aquí: al pan pan y al vino vino. Así que tu entrada me parece muy acertada.

    Besitosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al pan pan y al vino vino, muy cierto, Golosengus. Siempre habrá quienes crean que es muy chic hablar en difícil.

      Eliminar
  19. Jajaja Gabriela tal cual , a medida que te iba leyendo mas me daba risa , no sabes como me cuesta adaptarme a la forma de hablar en España ... para peor hay una palabra en particular que me cuesta porque en Uruguay se usa como mala palabra . Con nuestros nietos nos tenemos que acostumbrar . Un beso , cuìdate y buen inicio de semana .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo saber cuál es esa palabra, Nancy. Si es la que creo, acá tampoco es mala palabra, pero prefiero evitarla.
      Gracias, igual para ustedes.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.