jueves, 7 de julio de 2011

Perlitas decanas

Pues si, más perlitas. Por pura casualidad, todas del diario decano y su suplemento sabatino. Esta vez si que hicieron méritos y como el esfuerzo hay que premiarlo, viene esta muestra dedicada exclusivamente a ellos.
¿No será que la pregunta debió ser has tenido? HAS, con S. De la versión en línea del diario decano. Hace poco los declaré caso perdido, y esto solamente sirve para reafirmar esa opinión.

Seguramente por consenso general se darán cuenta del origen de esta perlita. En primera página de la edición en línea de ya saben quién. Creánlo, doy fe de ello.
Otra más de la revista sabatina del abonado de estas perlitas. Seguramente se refieren a alguien que está de visita en una de las islas rasas, arenosas, frecuentemente anegadizas y cubiertas en gran parte de mangle, muy comunes en el mar de las Antillas y en el Golfo de México. No creo que hayan querido decir pisa callos, porque no puedo creer que se equivoquen tanto, tanto.

No es cierto. No solamente lo puedo creer, lo creo. Sí se equivocan tanto, tanto y más todavía.
¿Entendieron algo de este titular? Yo no.
--------------
Un consejo para aquellos que han adoptado esa nueva forma de hablar tan inclusiva. Por dar un ejemplo, si se va a decir "todos los peruanos y peruanas", mi modesta opinión es que se debería decir "todos los peruanos y todas las peruanas". Y así con todos los sustantivos con sus respectivos adjetivos. Cuando se adopta un estilo, hay que guardar una cierta coherencia. Al menos es lo que creo. ¡Felizmente los verbos no tienen géneros! Imagino lo que durarían algunos discursos.

14 comentarios:

  1. Pucha Gaby, ya me da miedo opinar en este blog. No vaya a ser que un día aparezca publicado como una perlita virtual.

    ResponderEliminar
  2. Gabriela: tu como profeszora de lenjua i
    literratura ubieras cido terrible.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay mi amor! ¡Qué dolor, qué dolor! Dolor de ojos y de estómago me da ver los periódicos...
    En todos los países. Aquí te darías vida mi querida Gabriela... O quizás te dé un ataque... Reitero, quisiera conocerte en persona pero mejor no vengas!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Las faltas de ortografía son terribles, pero peor, a mi juicio, es que se equivoquen en el contenido. Ayer en la B-6 hablaban del CAMP (el evento de marketing del año) como que estaba terminando... ¡y recién es la semana próxima! En la volada del titular estaba correcto y en el texto se hablaba en tiempo pasado. ¡Un horror! ¿Qué pasa con los editores, además de los correctores?

    ResponderEliminar
  5. Saludos de USA.
    Gabita. Que horror! Que crimen! Es increi-
    ble. Te quiero mucho.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
  6. Me siento dando examen cuando me lees, jeje, pero nunca me has corregido, y temo que en un post reciente dejé una falta de ortografía orque no pude despejar la duda. Lo peor es que ya no recuerdo dónde ni qué fue.

    Es una bendición tener buena memoria ortográfica.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¿saldría mi comentario anterior? me quedé con la duda pues me pidío poner una palabreja de esas y no había ninguna. Le dí salida y se fue, pero no sé a donde.

    ResponderEliminar
  8. El decano ya debe tenerte miedo...

    ResponderEliminar
  9. LLa beo que en lo de la Hortografia no Haguantaz vromas .

    Ahora si en serio, no tolero al periodista que no sabe escribir.No solo es descuido, eso es ignorancia supina.

    ResponderEliminar
  10. La notable lingüista Martha Hildebrandt dice que un congresista no tiene obligación de hablar o escribir bien el castellano, y hasta puede ser analfabeta, porque no es un requisito para postular a ese cargo. Pero un periodista sí está obligado a utilizar no solo bien, sino perfectamente el idioma, porque es su herramienta de trabajo.

    ResponderEliminar
  11. Comenta cuando quieras, Martín, y sin miedo.
    ;)

    No, Cyrano, no se trata de ser terrible. Se trata de que un periodista debe saber escribir y no cometer errores tan gruesos como estos. Así como no perdonaríamos que un carpintero no supiera usar un martillo, es imperdonable que un periodista confunda HAZ con HAS. Y no es excusa decir que son los practicantes los que cumplen esta labor.

    Dolor de ojos, Cheluca, eso es justamente. A mí también me encantaría conocerte. No es imposible, ¿no?

    Todo eso cabe dentro de la categoría de perlitas, Ana Cé. Si una cosa de estas pasa delante de tantos ojos, no entiendo cómo ninguno de esos ojos advierten las metidas de pata.

    Por eso pongo las fotos, Consuelo, porque sé que es increíble.

    No te sientas que das examen, AleMamá. Y como ves, salió tu comentario.

    La solución es que empiecen a corregirse y dejen de tener miedo, Virginia.

    Totalmente de acuerdo, Cyrano.

    Doña Martha no se distingue precisamente por su simpatía, pero nadie puede negar que en esto tiene razón, Anónimo.

    ResponderEliminar
  12. Ya no quiero que entres a mi blog. No vaya a ser que encuentres perlitas.

    JA JA JA.

    PS: G. te debo una inmensa por lo del W. Y ya sé muy bien cómo pagártela.

    ResponderEliminar
  13. Las perlitas del diario decano, no son de ahora, la que yo vi en página completa llevada por el profesor cuando estudiaba periodismo, era un error de leyenda de unas fotografías.
    Había salido elegida Mis Perú, una chica muy linda, y ese mismo día una famosa yegua ganó una carrera en el hipódromo y fue premiada con medalla de oro, nuestro querido decano puso debajo de la foto de la Mis Perú, "hermosa yegua ganó la carrera en primer lugar", y en la foto de la yegua ganadora decía, "guapísima flamante Mis Perú". Las fotos no eran pequeñas, sino bastante grandes, !figurate la cara que habrá puesto la chica al ver su nombre en una yegua, jajaja, no es broma, lo vimos todos los del salón y esa página pasó de mano en mano.
    Antes no se diagramaba en computadora, todo era a mano y en las antiguas rotativas.
    Han pasado muchos años y el decano sigue igual.
    Cariños,
    Maricarmen

    ResponderEliminar
  14. Qué vamos a hacer, Renzo. Yo quiero seguir leyendo sobre tus recomendaciones, listas negras y cuándo y cuándo no ir con las expectativas altas.
    Esas últimas líneas de tu comentario... :S ja, ja.

    Lo que cuentas es verdaderamente increíble, Maricarmen. Además con fotos grandes.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.