jueves, 2 de junio de 2011

Y más perlitas

A riesgo de aburrir... más perlitas.

En portada y a todo color. Aunque a estas alturas, después de todo lo que se ha visto en esta serie de perlitas, un acento ausente parece ser una omisión perdonable. Parece nomás, porque de ninguna manera se puede permitir un error así. ¿Es que estos textos no pasan frente a los ojos de revisores antes de mandarlos a imprimir?
Siempre he sido muy básica para los colores. Azul, rojo, amarillo, verde, marrón, morado. Si quiero especificar, le agrego un adjetivo como claro, oscuro, etc. ¿Será por eso que no conozco ese color que han puesto al lado del morado? Porque no creo que se refieran al color malva. Definitivamente, debe ser otro color que no conozco.

¿No será que va a llegar? ¿Acaso se puede omitir la preposición solamente porque el verbo que está inmediatamente antes termina en A? Si el verbo estuviera en segunda persona del singular, es decir, si se dirigiera a un , ¿diríamos vas llegar? No, ¿no cierto? Señores del diario decano y su suplemento sabatino, creo que a estas alturas los puedo declarar un caso perdido.

Así es estimado cliente, antes de que lo consuman a usted (no sabemos quién), por favor cancele sus productos. No vaya a ser que a usted lo consuman y después no tengamos a quién cobrarle lo que usted consumió.

Más claro quedaría este mismo texto si dijera: "Estimado cliente: sírvase cancelar sus productos antes de consumirlos".

Las perlitas nunca dejan de sorprenderme.

---------------
1. A propósito de un post previo, una reflexión de Javier Marías. Coincido con todo lo que expresa en ese artículo.

2. Gracias, Abufares.

12 comentarios:

  1. Hola Gabriela, a veces pienso que lo hacen a propósito para llamar la atención pues hay cosas que son incomprensibles.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo que es acá, mi marido, que tiene una ortografía fuera de serie, no hay día en que no me destaque alguna perlita de nuestro decano, así es que te imaginarás el resto...incluyéndome a mi, por lo que te agradecería que me corrijas en cuanto me pilles errando.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, la costumbre hace que haya colores que se nombran con un ejemplo, no sé cómo decirlo, pero en Costa Rica hay un color "mora en leche", acá tenemos verde botella, verde almendra, verde manzana, marfil, café moro, concho de vino (por burdeos) etc.... Es una convención, pero sirve. Si vieras un catálogo de ropa en Alemania (son los que conozco) te marearías con los colores que nombran.

    ResponderEliminar
  4. Tus lindas perlitas, estan enlazadas formando un bello collar, que nos educa y enseña, por lo tanto, no aburren, entretienen.
    Uno de mis colores favoritos es el morado en todas sus gamas, hasta el lila clarito.
    El color malva, es un color muy bonito, que viene de una flor de ese nombre, pero que no tiene nada que ver con el morado, jajaja, has logrado hacerme reir con tus perlitas.
    Espero que el domingo, en la noche, pueda tener ganas de sonreir, espero que Dios ayude al el Perú.
    Cariños,
    Maricarmen.

    ResponderEliminar
  5. Gaby, malva, le he visto escrita con "v", y con "b", ¿cuál es la correcta, MALBA o MALVA?.
    Cariños,
    p.d. Como ya no sale "error en la página", espero que pueedas leer este comentario..

    ResponderEliminar
  6. Saludos de USA.
    Gabrielita linda. Me he reido, no te imaginas
    cuanto.Que van a ser aburridas tus perlitas y
    son muy divertidas y sobre todo muy educativas.
    Gabita, perdoname, yo siempre te molesto pre -
    guntandote estas cosas. Despues de los dos pun-
    tos, la palabra que sigue, no empieza con ma-
    yuscula? O es que ahora esta permitido escri-
    birla con minuscula? Te quiero mucho.
    Ah! Me olvidaba. Sabes que hasta ahora no pue-
    encontrar tu cartera azul; hay, pero no lo que
    tu quieres.Azul claro o oscuro, chica para col-
    gar al hombro, que quepa tu cell, monedero y
    documentos.Desde que te la prometi me entregue
    a la tarea y nada.Mira que parece un cuento.
    Love,
    Cotiti.

    ResponderEliminar
  7. Me hiciste dudar con el malba. Aunque en realidad estaba pensando en el peach melba.

    Si ya sé toda la vida hablando de comida ja ja ja

    ResponderEliminar
  8. Me encantaría que vinieras a RD de visita, pero nunca por favor, nunca mires los letreros te daría un ataque al corazón... es más, mejor no vengas, no quisiera perderte.

    ResponderEliminar
  9. A estas alturas puedo pensar que tu aformación tiene sentido, Chelo... porque hay cada perlita.

    Yo hago lo mismo a veces para distraerme, AleMamá. Y los colores con una especificación (con apellido, como leí en tu blog) me parecen más entendibles que el camello, camote, etc.

    Por lo menos te hice reír, Maricarmen.

    Es malva, Anónimo, con V.

    Gracias por buscar la cartera azul, Consuelo. Por lo menos puedo decir que no me pasó solamente a mí.

    Para mí el helado no es comida, Renzo. Es casi una experiencia religiosa, ja, ja.

    Y además lamentables, Cyrano.

    Mejor voy y no miro los carteles, Cheluca. Gracias por decir que no quieres perderme.

    ResponderEliminar
  10. Hola Gabriela
    Ya te lo dije en mi blog que tengo que darle las gracias por inspirarme a escribir de nuevo.
    En cuanto a mi maravillosa español, tengo que agradecer a mi primo Googlio para destruir el comando de base que tuve una vez :-)

    ResponderEliminar
  11. Gracias por venir, Abufares. Y por pedir la ayuda de tu primo Googlio. Yo tengo un primo Gogol que me ayuda también.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.