martes, 22 de diciembre de 2009

Obra escolar

Ahí estábamos, en la puerta del auditorio, esperando para ver una obra escolar casi como cierre del año. Conversaciones triviales, las de siempre: el clima que no se decide a cambiar de una vez, los cumpleaños que se acercan, el tráfico que empeora como siempre en diciembre.
Se abren las puertas. Entramos. Escogemos sitio. Esperamos que se levante el telón.
Aparece el primer personaje. Vemos a un quinceañero bastante conocido vestido de adulto, pero un momento después solamente veo a un hombre que regresa a la buhardilla donde se ocultó con su familia durante más de dos años. Está apesadumbrado, le duele el alma. Desolación es la palabra que describe el momento. Según él, ya no le queda nada porque ha perdido todo lo que más amaba. Quiere quemar todo lo que queda del pasado e irse lejos. Sus amigos, a los que no ve desde hace tres años, le muestran un pequeño cuaderno. Ese cuaderno que su hija menor llamaba Kitty, y donde apuntó diligentemente todo lo que pasaron dentro de esa pequeña buhardilla durante dos años.
Leí esa misma obra cuando estaba en el colegio. Vi la película. Una de las varias que han hecho sobre este famosísimo diario. A estas alturas, ya no me importa ni me da risa ver a todos esos muchachos interpretando a hombres y mujeres por igual. Ya no noto que usan pelucas, ni ellos parecen sentir vergüenza por usarlas. A pesar de saber lo que sigue, a pesar de conocer el final, hasta esa noche de teatro escolar, nunca me había puesto en los zapatos de las personas que vivieron lo que esta adolescente cuenta en su diario. Por primera vez me doy cuenta de que querían sobrevivir sin saber qué les esperaría después. ¿Después de qué? De la guerra y sus (¿)reglas(?), que los habían obligado a esconderse sin saber qué pasaría en el minuto siguiente.
Y así vemos que pasan los días y los meses. Que todos tratan de mantener la calma en esas condiciones extremas. De vivir normalmente. Es evidente que no siempre lo logran, pero tratan y lo hacen lo mejor que pueden.
Finalmente, llega el momento en que los soldados tocan con insistencia las puertas. De manera brutal. Irrumpen a la mala. Los personajes miran con terror. Nadie en el público se ríe. Supongo que también han dejado de ver a ocho muchachos disfrazados y están viendo a ocho personas aterrorizadas ante la incertidumbre del futuro inmediato. Una voz en off cuenta que les concedieron cinco minutos para prepararse antes de partir, y a pesar de su miedo, en esos cinco minutos, la dueña del diario se las arregló para contar lo que pasaba en ese preciso momento.
Porque a pesar de todo, creo que la gente es verdaderamente buena de corazón.

Espero que la gente no la haya defraudado, aunque ella ya no haya estado aquí para verlo.

PD: a todos, una feliz Navidad y que 2010 sea mejor que 2009 en todos los aspectos.

12 comentarios:

  1. La obra de teatro que narras, me recuerda los horrores que vivieron miles de jóvenes durante la guerra civil española y en la época de los nasis, no dices el título, yo lo más cercano que tengo en el recuerdo es las dos series españolas que veo: "Amar en Tiempos Revueltos", y "Cuéntame cómo pasó", "El Diario de Anna Frank", y "Periodistas de la Resistencia", ¿Cuál representaron?.
    Es bueno recordar lo que núnca más debe suceder.
    !FELIZ NAVIDAD QUERIDA AHIJADA, COLEGA Y SOBRINA DE CARIÑO,ESPERO VOLTEAR LA PÁGINA DE MI VIDA EN MUCHAS COSAS EN EL 2010!.Trataré de pensar en mis seres queridos que están a mi lado, para ser más fuerte.
    Cariños,
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabriela:
    Coincido con lo expresado por derechofamilia-páginas libres...
    Una feliz Nochebuena!
    Cordiales saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  3. RECUERDOS QUE NO SE DEBEN PERDER, ESO ES LO QUE MÁS IMPORTA.
    SIEMPRE AGRADECIDO POR CONSIDERARME ENTRE TUS FIELES ADMIRADORES LECTORES.
    DESEO DE CORAZÓN QUE TENGAS UNA HERMOSA NOCHE BUENA, EN TORNO A TU HERMOSA FAMILIA Y QUE EL AÑO 2010 SEA PORTADOR DE MEJORES LOGROS PERSONALES Y PROFESIONALES.
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  4. Me recuerda al "Diario de Anna Frank".

    Para todos los que niegan el Holocausto, como el cuestionado líder de Irán, espero que la vida les dé lo que merecen.

    Un apunte: comparar la guerra civil española con la II guerra mundial es como mezclar "Churras" con "Merinas".

    Las series actuales españolas no reflejan muy bien la realidad; gente buena y mala hubo en los dos bandos, por mucho que algunos se afanen en demonizar a los partidarios del bando nacional. Desgraciadamente, fue una guerra entre hermanos y la herida la seguimos teniendo abierta. Una lástima... yo he crecido en el seno de dos familias que reflejan muy bien las "dos Españas": la roja y la azul.

    Ainsss!!! qué rollo solté!

    Felices fiestas!!!!

    ResponderEliminar
  5. Feliz Año a tí también, querida Gabriela. La Navidad ya pasó... Espero que la pasaras estupendamente. Un abrazo desde España.

    ResponderEliminar
  6. Eso María del Carmen, que nunca más debe suceder. En ningún sitio.

    Gracias por los buenos deseos a Luis, Taras, Julio y DasGretchen.

    No hay problema, Rosa, rosae, eres bienvenida de soltar tu rollo cuando quieras. Eso es parte de este blog también: botar lo que nos tiene rumiando.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Da gusto que en las obras escolares hagan cosas como éstas y no siempre las mismas superficiales.
    ¡¡Felíz 2010 Gaby!!
    Pronto nos veremos!!
    Katy

    ResponderEliminar
  8. Deseo que la paz secuestre tu vida, el amor inunde tu alma y la felicidad se refleje en tu cara, te deseo, de corazón todo lo bueno que te mereces.!!!
    Feliz Año 2010!!!

    Un beso ,cuidate , con cariño.
    Nancy

    ResponderEliminar
  9. Al alzar la copa de brindis familiar, estarás presente !!!!!
    .
    Te deseo comiences con mucho ánimo el año que se inicia.
    .
    Y que se vayan concretando tus esperanzas latentes.
    .
    Y.....para el bien de todos UN BUEN AÑO 2010!!!!!
    .
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Si Gabi las guerras son odiosas. Yo vivi la Pos Guerra y tambien fueron años muy duros. Me da mucho miedo este mundo tan materialista, el afan por la riqueza siempre acaba mal.
    Felicidades por tu cumpleaños desde España.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.