miércoles, 16 de diciembre de 2009

Elecciones de miedo

Ya lo dije hace dos años: es una pesadilla circular que se repite cada año. Como para poner de mal humor a cualquiera más paciente que yo.
---------------------
María del Carmen, amiga de la familia desde hace muchos años, es una colega relativamente reciente. Empezó a estudiar Derecho cuando sus hijos ya eran grandes. Por eso, está acostumbrada a votar siempre con abogados menores que ella. Pero los amables voluntarios de ONPE no conocen ese detalle, y ella es bastante despistada. Por eso, cuando pidió que le dijeran dónde debía votar, y fue a dar a una mesa con abogados bastante mayores no le pareció raro. Creyó que este año habían organizado las mesas de acuerdo con la fecha de nacimiento.

Después de 90 minutos de estar en la cola le tocó su turno. Cuando entregó su carné al presidente de la mesa, casi perdió el sentido al oír las palabras "señora, usted no vota acá". Ya no le importó nada, se quiso ir sin importarle la multa por no votar. Pero un voluntario de ONPE, que la vio con el rostro desencajado la llevó a votar a la mesa que le correspondía. Ya sin colas, votó en menos de 15 minutos.

Regresó a su casa a las 2:00 pm. Había salido a las 10:00 am.
Otra amiga, a la que llamaré Úrsula, nos cuenta ella misma la odisea que pasaron ella y su hija:

Para mí fue realmente una aventura tortuosa. Debo haber estado en uno de los infiernos de Dante. Algo malo debo haber hecho, porque la experiencia tuvo visos de penitencia. Horrible!!!!!!!!!!!!

Llegué bien al colegio, luego de un conato de choque. Caminé como tres cuadras hasta llegar a la zona de las rejas o vallas plateadas que habían puesto cerrando la calle. Me recibió una banda de músicos, un show de capoeira y finalmente una tuna, con sus correspondientes ruidos todos mezclados entre sí, además de los gritos y hurras, vivas y demás de los seguidores o contratados de cada candidato (qué barbaridad .... 14!!!!).

Cuando logré abrirme paso entre ese espectáculo de nuestra vergüenza anual, una persona me jaló del brazo porque había pasado delante de un candidato (ni idea) y no le había dado la mano. Qué horror, como me la pude perder!!!!!! Reconozco que me volteó el hígado y respondí de mala gana que ella no tenía ningún derecho a jalonearme. Lo que sí fue fácil fue no aceptar ni un solo papelito de propaganda.

Caminé lo más rápido que pude (cuidando que mi hija no se me perdiera), entré al colegio y también fue fácil ubicar mi mesa. Una persona de ONPE me dio las indicaciones muy amablemente.

Subí al segundo piso para ubicar mi mesa y (música de "Psicosis" por favor) encontré una cola de más de 50 personas. La cola daba vuelta en "U". Paciencia y buen humor. Hora y 10 minutos después, pude votar pasando delante de la presidenta de mi mesa. Trabajaba a la velocidad de la tortuga (con perdón de las tortugas) y ya mostraba muy poco buen humor.

Para colmo, cuando ya estaba por entrar a votar, una señora (de aquellas a las que les encanta que le llamen "doctora") se acercó a mi hija que estaba junto a mí, a pedirle que le "vendiera" su cola, porque mi hija evidentemente no iba a votar. Lógico, no solo no iba a votar, sino que tampoco estaba "en" la cola, sino solo me acompañaba con gran cuota de estoicismo. Me indignó que se dirigira de frente a una niña con absoluta ignorancia de que la niña no podía estar allí sola (o es que habrá una nueva venta de negocio infantil de ir a las votaciones a vender colas?). Pues simplemente la cara de interrogante de mi hija era bárbara. Intervine para reclamarle a la señora que si tenía algo que decir era conmigo y no con mi hija y que hiciera su cola como todo el mundo porque cualquier cosa que pretendiera en contrario era de todas formas una falta de respeto a todos los que, detrás de mí, ya llevaban su buen tiempo haciendo cola, como mandan las mínimas normas de convivencia.

Ya con los pies destrozados, llegué al carro donde un "guachimán" perfectamente uniformado me dijo que la "tarifa" de parqueo eran S/. 5.=. No me parecieron adecuadas ni sus formas ni su tarifa, pero ya estaba taaaaaaaaaaaaaaaannnnnn agotada que no tenía fuerzas ni ánimo para cuestionar nada.

Si no fuera por los S/. 200.= de multa, no lo repito.

Estos son apenas dos testimonios de los miles de abogados colegiados en Lima. No hay más que agregar.

14 comentarios:

  1. COMÚN...NORMAL...EL SISTEMA LO PUEDE TODO...EL PODER EMBELECE...
    HUBO QUIEN ME COMENTÓ QUE DARÍA TODO POR SER CANDIDATO...SOLO QUE LE FALTABA RELACIONARSE MEJOR...OTRO VICIO DEL SISTEMA.
    OTRO PARA TU LIBRO...HAY "DOCTORES"...PORQUE NO SON SOLO LICENCIADOS...NOOOO...DOCTORES QUE GUARDAN COLA PARA SUS AMIGUETES "COLEGAS" Y SE ZURRAN EN LOS QUE ESTAMOS A LA ESPERA DE CUMPLIR CON NUESTRO PRINCIPIO PROFESIONAL...EN POCAS PALABRAS "LES LLEGA ALTAMENTE TODO Y TODOS".
    LA PREGUNTA SERÍA QUÉ HACER?...COMO AHORA SE SUELE DECIR PARA TODO "NADA"...SOLO BAILAR AL RITMO DE LOS QUE SÍ PUEDEN.
    ESPERO HABER HECHO BIEN EN MARCAR LO QUE MARQUÉ...ESPEREMOS CON LA "SANTA PACIENCIA" LO QUE SE NOS VIENE.
    LLEGARÁ EL DÍA EN QUE DEJEMOS DE SER SOBERVIOS?...NO LO DIGO POR "NADA", SOLO ES UN COMENTARIO APARTE.
    SIN OTRO PARTICULAR QUEDO DE USTED MI QUERIDA COLEGA...PENDIENTE DE SU PRÓXIMA CREACIÓN LITERARIA.
    SALUDOS,
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  2. La pesadilla de la votación del CAL, es para escribir un libro "de Terror", es increible ver en un lugar donde se supone que todos los que están "SON ABOGADOS", y por lo tanto con cieto grado de educación, se vea y escuche tantas barbaridades, dicen palabrotas que ofenden a las damas presentes y niños que acompañan a sus padres.
    En la segunda vuelta vi asombrada como quitaban de la mano "un libro DE LA CONSTITUCIÓN DEL PERÚ", que un candidato regalaba como propaganda, y lo tiraban al suelo y lo pisaban, no pensaban "que era un libro y que además era La Constitución del Perú", no pude ver semejante barbarie y les dije, !como es posible que un abogado tire la Constitución y que además la pisotee!, que se puede esperar de los demás ciudadanos que ven ese ejemplo de los Abogados.
    Lo sucedido con tu amiga Úrsula es realmente una aventura, odisea o como quiera llamarla pero muy bien explicada.
    Mi Odisea la cuentas muy bien, te felicito por tu post., sería fabuloso que fuera leido por los de la Nueva Junta Directiva, tendrían material para cambiar muchas cosas, y sobre todo "EDUCAR A LOS AGREMIADOS",no solo como todos proponen "Actualizarlos en su labor profesional", se necesita darles clases de "Educación y Respeto a las personas".
    Bueno hasta nuestra odisea del próximo año.
    Cariños,
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  3. La verdad que si yo fuera de las organizadoras de las elecciones, no tendria cara para mirar a ninguno de mis colegas abogados. Que verguenza!!!!
    Me repito Grabriela, siento mucho que tengas que pasar por algo asi, mas aun en esta era del tan mentado avance tecnologico.
    Mas besitos,
    Silvana

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela:
    Es triste que ocurran cosas así, pero parece que esta generación que nos toca vivir está perdiendo los sentidos cívicos más humanos y sociales.
    Unas elecciones democráticas habría de servir para buscar entre todos los mejores candidatos y la mejor estructura social y política de un país.
    Recibe un cordial saludo,
    Luis

    ResponderEliminar
  5. QUE HORROR , PASAR POR TODO ESO PORQUE TE MULTAN SI NO LO HACES .

    Hace como 20 años atrás en unas votaciones en mi país paso lo mismo pasabamos horas para votar , con un día de calor horrible , la gente se desmayaba en la cola ; el motivo tb, era porque te multaban.

    Cuando yo tuve a mi segundo hijo justo era fecha de votaciones y no pude ir , con certificado de que estaba internada igual tuve que pagar la multa .

    Un beso , cuidate .
    Nancy

    ResponderEliminar
  6. A veces, lo último que queda son ganas de tener santa paciencia, Antonio. Porque ni santa ni paciencia...

    Habría que empezar por educar a los candidatos, María del Carmen. ¿Qué culpa tendrán los pobres vecinos que han tenido que aguantar toda esa bulla de la votación? Y ni hablar de la basura.

    Exact, Silvana, todo esto debería ser impensable en un mundo supuestamente "informatizado".

    Unas elecciones así serían ideales, Luis, acá y en cualquier parte del mundo.

    En realidad, si no fuera por la multa tan alta, Nancy, creo que (casi) nadie iría a votar.

    ResponderEliminar
  7. Curioso... cuanto menos. Elecciones, solo para abogados. Obligatorias. Multas...
    Curioso...cuanto menos...

    ResponderEliminar
  8. Me deja impresionada lo de las multas y como el "protocolo" termina convirtiéndose casi que en una tortura. Que impresión!

    Saludos,

    Cati.

    ResponderEliminar
  9. Que relato por Dios!!!!!
    Banda de músicos, un show de capoeira y finalmente una tuna????
    Me gustaría ver las caras de los genios de esas huachafadas. Por favor!!
    Y de cuando acá hay que rendirle pleitecía a los candidatos?? ¿que son el Papa? La otra que pretende comparle la cola a una niña!!! Jaaa que país que tenemos Gaby!!
    Acá no creas que no pasa nada..suceden cosas lógicamente, pero nunca vi números artísticos ni que había que chuparle las medias a nadie.
    PLOP!

    ResponderEliminar
  10. Hola Orientador. Son elecciones exclusivas para abogados porque son para elegir a nuestro decano y otras autoridades. Que en puridad no son obligatorias, pero el costo de la multa las convierten en obligatorias.

    No te lo imaginas, Cati. Es todo un espectáculo.

    Por eso. Katy, es que Úrsula se refiere a este trámite como la vergüenza anual. Es una vergüenza. Desde dos días antes, la sola idea de tener que ir a votar agota la paciencia (tampoco es que sea abundante). Varios abogados me han dicho más o menos lo mismo.

    ResponderEliminar
  11. Saludos de USA.
    Ay!Gabielita, no sabes como me he reido jaaaaaaa, con
    lo de Maricarmen, jaaaaa.Ella siempre fue muy despis-
    tada.La historia de tu amiga Ursula; es increible,que
    pena, que las cosas sigan igual, o peor que, hace 25
    anos. Es una tragicomedia! Parece ser que hay muchos
    paises,en los que, suceden cosas similares. Muy bien
    dado el nombre que le dio Ursula."La verguenza anual'
    Me encanto tu entrada! Te quiero.
    Cotiti.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que veas que su nombre de "elecciones de miedo" está bien puesto", Consuelo.

      Eliminar
  12. Increíble que no empiecen de una vez con la votación on line. Igual debería ser para presidentes y alcaldes. Por lo que cuentas, esta situacion se pone peor cada año. Nadie puede poner orden?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una cosa espantosa, Acirema, una verdadera pesadilla.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.