jueves, 19 de febrero de 2009

¿Era todo esto realmente necesario?

Hace algunos meses, mi empresa proveedora de cable anunció con bombos y platillos que empezaría a repartir en Lima los decodificadores con los que entraríamos a una nueva evolución. En un primer momento y con muy poca información a la mano me alegré pues estaba segura de estar a punto de recibir mejoras en mi servicio de cable. Mejoras que para mí se reducen a una sola: más canales.
Vana ilusión.
Efectivamente, comenzaron el reparto de los decodificadores hacia fines del año pasado. Anunciaban a qué zonas llegarían mediante comerciales en televisión, en radio y periódicos. Finalmente, le tocó el turno a Miraflores.
Primera dificultad: ¿y si llegaban en un momento en el que no había nadie en la casa? Felizmente llegaron un sábado en la mañana, con lo que la primera dificultad quedó superada.
La instalación de los decodificadores corre por cuenta del cliente. Casi nunca he tenido problemas con este tipo de procesos, más aun si tengo un buen manual a la mano y si además tengo la facilidad de llamar a la empresa proveedora de cable, por medio de un teléfono gratuito, en caso de dudas.

Entonces surgió la segunda dificultad. Desde siempre en la casa hemos usado VHS para grabar todo tipo de programas que dan en horarios inadecuados para poder verlos en horarios adecuados. El cable coaxial que trae la señal de cable a la casa estaba conectado al VHS, que por medio de otro cable se conectaba al televisor. Así está desde hace no sé cuánto tiempo. En las instrucciones no había mención a ese aparato cuasi decimonónico que se llama VHS. Entonces llamé por medio de la línea gratuita a preguntar qué hacer. El diálogo, después de la espera y las múltiples opciones que tuve que elegir, fue más o menos así:

– Señorita, buenos días. Acaban de entregarme mis decodificadores y al instalarlos me doy cuenta de algo: no dicen qué hacer en caso de tener conectado un VHS al televisor.
– ¿Un VHS? –con voz dubitativa.
– Si, un VHS –viendo que no iba a llegar a ningún sitio, seguí hablando–. Lo que quiero saber es cómo hago porque en las instrucciones no mencionan ningún VHS.
– Pero... ¿usted usa su VHS?
– Si lo uso, todos los días (si no, ¿cómo cree que hago para ver Magnum o NCIS?).
– ...
– Imagino que lo que debo hacer es conectar el cable del decodificador en la entrada al VHS y de ahí al televisor.
– Bueno..., hágalo como indica y si tiene alguna dificultad vuelva a llamarnos.
– OK, gracias señorita.
Entonces surgió la tercera dificultad, porque resulta que el cable coaxial tenía atornillado casi nueve años y estaba prácticamente imposible de desenroscar. Después de intentar por largo rato, me di por vencida y fui a pedir ayuda a Carlos, el muchacho que atiende en la ferretería del barrio. Me ofreció venir a la 1 pm, hora de su almuerzo, es decir, casi hora y media más tarde.
Para buena suerte, al poco rato llegó Gonzalo, que ya tenía sus decodificadores instalados desde hacía semanas. Estuvo intentando desenroscar el cable coaxial durante buen rato hasta que lo consiguió. No sé cómo hizo, pero entre los dos completamos la instalación del primer decodificador con éxito. Procedimos con el segundo, que fue un poco más fácil.
Cuando llegó Carlos, le pedí disculpas por no haberle avisado que ya había solucionado la dificultad.
Llamé de nuevo a la línea gratuita para que activaran los decodificadores, cosa que se hizo en cinco minutos... sin contar la espera ni todas las opciones que tuve que elegir para poder hablar con una operadora. Me advirtió la operadora que por el momento mi señal no sería digital, que debía esperar más o menos a mediados de febrero, que en ese periodo tendría algunos canales de prueba y que gozaría de todos los servicios en poco tiempo.
Así pasaron casi dos semanas. Un comercial repetido hasta la saciedad me decía que la manera de saber si ya contaba con la señal digital era que mi televisor captara solamente hasta el canal 74. Hasta que llegó el ansiado momento de "gozar de todos los servicios".
Enumero mis decepciones:
1. No hay más canales, son los de siempre, pero con otra numeración que voy a tener que aprenderme. En octubre ya habían cambiado totalmente el orden de los canales, y ahora los cambian de nuevo.
2. No puedo ver los canales que tienen las letras HD al lado de su nombre porque necesitan de otro decodificador. No gracias, los dos que me dieron fueron suficientes.
3. Hay muchos canales de audio, pero hasta donde sé, la televisión se ve, no se escucha. Si quiero música, pongo la radio. Además, no tengo acceso a esos canales. no sé por qué.
4. Ahora tengo cuatro aparatos de remoto: el televisor, el VHS, el DVD y el decodificador. El que manda sobre el decodificador está programado para que funcione con el televisor también, con lo que se supone puedo prescindir del control del televisor. Pero, ¿cómo hago para las funciones avanzadas? Yo me despierto con el televisor, previamente programado, porque siempre he creído que la tecnología debe facilitarnos la vida y no complicárnosla.
5. Encima de todo esto, he tenido que desconectar los cables rojo, amarillo y blanco del DVD porque mi televisor solamente tiene un juego de entrada/salida de estos cables. Esto quiere decir que cuando quiera ver algo por DVD (que no es con mucha frecuencia), tengo que sacar los cables del decodificador, poner los del DVD, ver la película, sacar los cables del DVD y poner los del decodificador.
6. Está también el hecho de que ahora mi VHS capta únicamente hasta el canal 74. Ya no podré grabar esa serie inglesa que me gusta tanto, New tricks, porque la dan en el canal 81 y me siento obligada a verla en vivo en un momento en el que no necesariamente tengo una hora para sentarme a ver televisión. Felizmente Magnum y NCIS se ven por los canales 68 y 19 respectivamente. Ya sé que hay aparatos de DVD que graban, pero hasta donde sé son bastante caros.
Entonces ahora tengo que:
  • Solamente puedo grabar hasta el canal 74.
  • Debo aprenderme otra vez la ubicación de todos los canales.
  • El control remoto, que es único para el TV y para el DECO, a veces no hace caso porque debe ser un poco temperamental.

Esto me lleva a preguntarme: ¿era realmente necesario todo esto? Francamente, no le encuentro ventajas por ninguna parte y lo peor es que un cambio permanente. A ver si alguien me demuestra que estoy equivocada...

25 comentarios:

  1. Hola Gabriela:

    En mi barrio santiaguino también se padece con el sistema cable, pero por otros motivos. La empresa entrega los llamados Dbox a cambio de un pago, claro, que reemplazan a los antiguos decodificadores. Pero en la zona no son habilitables los Dbox, cosa que la empresa no entiende o nunca recuerda. De modo que nos cobran como si usasemos Dbox, nos mandan listas de canales en formato Dbox, pero mantengo la misma numeración previa porque la nueva solamente funciona vía Dbox. En suma, aunque en términos algo distintos, las empresas de cable hacen padecer a sus pacientes suscriptores... tanto en Perú como en Chile.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Lo peor de todo es que esta chanfaina solo durara uno o dos años, porque ya se vence el plazo para que los legisladores se manifiesten sobre la Televisión Digital (la de verdad) y elijan un modelo (americano, japones, europeo, etc...). Y eso se implementará en un año o dos y para entonces tendremos un "convertidos" mas como esta pasando en EEUU.
    https://www.dtv2009.gov/

    El decodificador de cablemagico es solo para reducir la cantidad de pirateria en favor de ellos

    ResponderEliminar
  3. A ver Gaby, te puedo contar cómo lo vivimos nosotros. Llegó la versión digital y efectivamente la imagen se veía mucho mejor pero igualmente sufrimos todas las alteraciones de los canales y también el de los cables del VHS y del DVD (he escuchado mucho que los que graban no son muy buenos aún y tienen corta vida, además el precio excesivo), entonces para solucionar el tema de los cables nos compramos un switcher, que no es nada caro y lo puedes tener a la vista porque es relativamente chico, y te soluciona ese problema ya que ahi va enchufado todo y simplemente con una tecla pasas de DVD a Tele y así sucesivamente.
    Besos y paciancia con tu tele digital.
    Katia

    ResponderEliminar
  4. Auch... que lata te dieron... pero veo que tuviste mucha ayuda.
    en fin lo bueno supera los baches

    ResponderEliminar
  5. Por lo que cuentan Esteban y Katia, el descalabro no se produjo solamente por estos barrios. No sé si esto me alienta o no, pero creo que el hecho de no estar sola en esto reconforta en parte el mal sabor.

    Voy a buscar ese switcher que mencionas, Katy.

    Lo mismo digo yo, Martín, no sé qué tanto apuro si todavía no definimos qué sistema de TV digital tendrá el Perú. Lógicamente, el apuro es que después de años hay competencia en la TV por cable.

    Si Carmen, la ayuda fue de lo mejor, e iprescindible además.

    ResponderEliminar
  6. A pesar de entender como te sientes, no deja de llamarme la atencion como algo puede ser no tan positivo o muy positivo segun el momento en que uno vive.
    El primer año y medio, luego de mi llegada a Australia, no tuvimos cable. Te imaginaras que luego de casi 20 años (mas o menos) de haber tenido TV por Cable, lo extrañaba horrores sin importar que la TV australiana fuera buena, pero eso de tener 5 canales me parecia tan poco. Asi que cuando estuvimos en posicion de afrontar el gasto, feliz de la vida me contacte con la Cia. de cable. Llegaron a mi casa con la novedad del Dbox, el cual ni sabia existia. Para resumir, y luego de conseguir el famoso switcher que tambien te recomiendo, mi reaccion al decodificador fue todo lo contrario. No te dire q quede maravillada, pero si me encanto eso de poder programar para que me avise cuando empezara un programa mientras veo otro canal, tambien poder moverme sin cambiar de canal para ver que dan en otros, y, aunque solo lo he visto en algunos canales de musica y deportes, el tener la alternativa de elegir cual partido o programa ver en un mismo canal, segun las alternativas que te ofrecen.
    Es cierto, eso de radio por TV, tampoco ha ido conmigo pues nunca los oigo. Y el control remoto si es medio temperamental, tambien es cierto, pero aprentando uno de los botones, vuelve a la vida. Creo que se llama TV guide, pero no se si tendremos lo mismo.
    Al final, mi conclusion es que uno se termina acostumbrando a todo. Yo hasta llegue a acostumbrarme a tener 5 canales, claro q a la primera oportunidad volvi a mi TV por cable. Pero ahora que lo tengo extraño ver esos canales australianos que ya no tengo oportunidad de ver por haber perdido posesion de la TV. Antes no era tan interesante para mis hijos porque el horario para chicos era limitado, pero ahora con Disney Channel, Discovery, Animal Planet, Nickelodeon entre otros, hay que hacer turno y a eso sumale que trabajo y aqui no hay empleada de servicio que te ayude, o sea mi tiempo libre es limitado, pero no me quejo porque ya me acostumbre.
    Me alargue mucho, besos.
    Silvana

    ResponderEliminar
  7. Extiéndete nomás, Silvana, que este espacio es compartido.
    Lo que pasa con el sistema que hay acá es que creo (ojo, creo nomás) que no tiene esas funciones maravillosas de grabar en vivo. Si así fuera, no me importaría nada todo el rollo del VHS. Ese sistema que comentas lo tiene la competencia, pero es más caro que el que yo tengo.
    A todo se acostumbra uno, es cierto, pero lo que no entiendo es el apuro de cambiar las cosas y terminar haciéndolo a la mala. Los perjudicados somos nosotros, los que alimentamos a las empresas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Ay Gabriela, que malo en verdad y creeme que te entiendo:
    1.- Mi televisión solo tiene también un juego de entrada y salida de cables
    2.- Mi VHS se murió en diciembre y no he podido encontrar ninguna que me permita grabar mis programas de la televisión. Afortunadamente encontré donde ver Dr. House en el internet pero ahora o me desvelo viendo algo o me quedo con las ganas, ya no puedo grabarlo!!! buaaaaa!!

    Y si pregunto a alguien por alguna VHS que tenga conexión para grabar programas de la TV, me miran como si fuera Vilma de los Picapiedra!!

    Así que leyendo tu post; no contrataré ningún servicio de calbe que me ofrezcan decodificadores!!! no vaya a ser que en México les de por eso je je.

    Muuy bueno tu post!!! saludos. Hilda

    ResponderEliminar
  9. Gaby para ver los canales de audio tienes que apretar el boton especial del control del decodificador, es uno de los 4 que estan abajo.

    un beso

    Gonzalo

    ResponderEliminar
  10. Sinceramente, Hilda, espero que puedas solucionar el problema de tu VHS. Me anima ver que no soy la única que sigue usando ese aparato a diario.

    ResponderEliminar
  11. Verte por acá es una sorpresa, Gonzalo. Te cuento que justo hoy descubrí cómo ver los canales de audio...lo malo fue que después no me quería hacer caso para salir de ahí.
    Pero ver una pantalla negra y escuchar música no me provoca mucho.
    Ven más seguido.
    xD

    ResponderEliminar
  12. Viste esto? http://www.elcomercio.com.pe/ediciononline/HTML/2008-09-03/tivo-y-directv-desarrollaran-nuevo-decodificador-grabador.html

    ya es de hace un tiempito y no se nada más.

    ResponderEliminar
  13. Al principio fue una verdadera pesadilla, todo lo conocido hasta el momento se complicó de una forma increíble. Pero ya lo entendí, ahora sé como prender y manejar el famoso aparatito. Pero lo malo, lo pésimo, es que ya no puedo grabar en mi viejo VHS mis series preferidas, Morse y Lewis, que dan en horas imposibles de ver, ya que solo se puede grabar hasta el canal 74. Buscaré en Polvos Azules a ver si hay suerte.

    ResponderEliminar
  14. Me he quedado traumada con los problemas de los famosos DECODIFICADORES, yo todavía no los conecto, sin avisar previamente los trajeron hace una semana, yo les dije que el titular era mi esposo y que estaba de viaje y que yo no sabía como conectarlos, me contestó el que los trajo: "lo siento mucho, tiene que recibirlos y conectarlos dentro de las 48 horas de lo contrario no se activan", los dejó y also vuelo.

    Yo no sabía que hacer, llame a Cable Mágico y los conté el problema, después de tenerme media hora sin respuesta, me dijeron que el jueves entre 8:00 a.m. y 2:00 p.m., mandarían un técnico para que los conectara, de esto hace más de una semana, y aún no le veo la cara. Llamé a mi hijo para consultarle que debía hacer, y me contestó que eso de las 48 horas era falso, que él lo tenía 10 días y que aún no tenía tiempo de conectarlo y no pasaba nada.

    Después de leer lo que dices que sucede con el famoso aparatito, lo siento mucho, yo no lo quiero tener, estoy feliz con los canales que tengo que son hasta el 94, yo grabo en mi VHS, y otras veces grabo y veo otro programa al mismo tiempo, no tengo ningún problema, lo lamentable es que mi televisor está conectado al mismo Cable Mágico del principal, tengo que saber si puede uno tener el famoso aparato super moderno que causa problemas y el otro quedarse en la antigüedad, ¿podrá ser así?.

    ResponderEliminar
  15. Casi no veo tele. Prefiero leer o estar en el computador.

    En nuestra empresa de cable han hecho algo similar: quitaron canales "culturales" (se suponía que TODA la TV era con algún fin así, ¿no?) y en compensación, porque la ley del consumidor se los ha exigido antes de que les caigan querellas, podemos pedir el decodificador famoso para verlos, pero hay que hacer un trámite y luego, igual que tú, instalarlo.
    ¡Vaya cosa!
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Estoy cruzando los dedos, Juan, a ver si cumplen eso del decodificador que graba.
    :D

    Acá no se alienta la piratería, Lina... aunque si no hay más remedio.

    Yo te diría, Maricarmen, que dejaras un TV a la antigua y el otro a la moderna. Lo ideal sería que no hubieran quitado la señal del canal 74 en adelante para dejar a los que quieran seguir con su sistema de siempre.

    Quitar los canales culturales me parece un atropello, Alemamá. A mí me encanta el History Channel (que ahora se llama History nomás). Lo extrañaría mucho si me lo quitaran.

    ResponderEliminar
  17. Ja ja ja
    Felizmente vivo en un pasaje. Ojalá nunca lleguen con los decodificadores.

    Esa es tragedia de vivir bajo el monopolio de Telefónica...

    ResponderEliminar
  18. Tal vez tu pasaje se salve de la entrega del decodificador, Renzo, pero lo malo es que igualito te van a cortar la señal de TV a partir del canal 75... con o sin decodificador.
    Como bien dices, es la desgracia de vivir bajo este monopolio.

    ResponderEliminar
  19. sin duda una terrible historia, con un final, no muy feliz... un saludo grande!

    ResponderEliminar
  20. Gaby mi memoria se ve que es frágil o se está dañando...pero mi esposo me recordó que a nosotros tampoco nos instaló nadie el deco....es más, tuvo que ir él personalmente con el anterior en perfecto estado a devolverlo para canjearlo por el digital...que tul? sientete afortunada :)

    ResponderEliminar
  21. Final nada feliz, Marta, nada feliz de verdad.

    ja, ja... Bueno Katy, entonces debo estar contenta porque me trajeron a mi casa el aparatito que me ha dejado sin ver televisión. Involución es lo que me ha pasado a mí.

    ResponderEliminar
  22. Acá en España tb cambian la modalidad y debes tener un codificador , no tengo ni pálida idea como funciona , porque debes tener una antena tb especial .
    Un beso , cuidate .
    Abunany

    ResponderEliminar
  23. Felizmente Abunany, acá no se ha hablando de una antena. Me lo imagino y me da escalofríos.

    ResponderEliminar
  24. Bueno Gaby, yo esperé a ver si mejoraba la señal y la veo igual de mala, la compresion digital es horrorosa, solo se ve bien la señal HD que se paga extra y se compra un deco especial que cuesta como 860 soles, no se si este es el que tambien graba, es cuestion de que preguntes. El formato digital que hablan es para television digital terrestre que no tiene nada que ver con el cable.
    Y espero que escojan la version japonesa para asi poder ver TV en los celulares, psps, pcs y etc... como los vi en japón.

    ResponderEliminar
  25. Hasta ahora no entiendo dónde está la evolución, Óscar. Esto para mí tiene tiene E de ensarte, o más bien debería ser involución porque me han hecho retroceder 25 años, al tiempo en que no existían los sistemas para grabar.
    Y encima tienen el cuajo de aumentar las tarifas porque ahora "gozo de un televisión totalmente digital", dudoso beneficio que no pedí sino que me impusieron.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.