jueves, 2 de octubre de 2008

Patrimonio preservado

Como ocurrió hace unos meses con el post Instrucciones de cómo NO tomarse fotos pasaporte, que traduje y publiqué en este blog, después de una nueva vuelta por Polandian encontré otro post que llamó mi atención: Diez edificios de Cracovia 100 años después. Previa autorización de Island, su autor, traduzco el post siguiente:

Un post de lunes sin complicaciones con énfasis en las imágenes antes que en la implacable prosa por la que somos conocidos (ejem).

Encontré un sitio fabuloso con montones de fotos de edificios de Cracovia tomadas en la última década del siglo XIX, así que me tomé este fin de semana para ver cómo son ahora (14 de setiembre de 2008).

1. Dom Popielów, ul.
Basztowa 1


Un agradable y sólido edificio, ha cambiado poco en cien años. El monumento de Cracovia a Rejtan está justo frente a este edificio.

2. Długa 8

Un pequeño y discreto edificio ahora con vecinos de gran hermano.

3. ul. Sławkowska 25


A la cabeza de una de las principales avenidas que llevan a Rynek Główny. Quien quiera que haya tomado la foto original medía 3 metros altura o estaba parado en un caballo.

4. Rynek Główny 4


Una fabulosa confección de una edificio que desde entonces ha sufrido la indignidad de convertirse en sede de un Hard Rock Café.

5. Esquina de ul. Karmelicka y Dunajewskiego


Situado en una de los cruces más ocupados en Cracovia, que va desde Karmelicka (mi barrio) a ul. Szewska, antigua vía de la ciudad. Nótese que ahora se puede caminar a través de la esquina del edificio en el primer piso, ahora convertido en acceso peatonal – me pregunto cuándo y cómo sucedió.

6. Dom Pod Pająkiem (Casa debajo de la araña), ul. Karmelickia 35


El edificio al final de mi calle. Difícil de fotografiar pues alguien, irreflexivamente, construyó toda una fila de edificios en el lado opuesto de la calle, con lo que se hizo imposible tener el punto de vista exacto. Vale la pena mirarlo, hay toda clase de arañas y referencias a telas de araña.

7. ul. Biskupia 2


Este edificio ha destacado acá antes como la estrella del Incidente de la Calle Łobzowska.

8. ul. Piłsudskiego 40


Escogí este debido a su estilo poco usual. Resulta que actualmente está atravesando por una renovación, y se le ha añadido un cuarto piso en algún punto de su historia.

9. Dom Zimlera, ul. Kurniki 3


Un edificio muy bien renovado muy recientemente cerca del nuevo y chispeante centro comercial Galeria Krakowska. Ahora es un conjunto de departamentos equipados con cocina, un restaurant, y un pub en el sótano.

10. ul. Karmelicka 37


Otro edificio al final de mi calle. Nótese el elegante revestimiento de mármol de los nuevos bancos inquilinos.

Soy culpable de este tipo de posts antes, aunque no en la misma escala.

Cracovia, la Capital Cultural Europea, es una de las ciudades más bellas de Europa. Recibe más visitas de turistas que ninguna otra ciudad polaca y ahí se unen lo más antiguo y lo moderno.

Island se ha dado el trabajito de pasearse por Cracovia, su ciudad adoptiva, tomando fotos desde el mismo lugar del que se tomaron las otras fotos, hace más de un siglo, para darnos la misma perspectiva y que la comparación sea fácil. A pesar de no haber estado nunca en Cracovia (espero conocerla algún día), es inevitable sentir una cierta simpatía por estas construcciones antiguas, que deben haber visto tanto a lo largo de estos más de cien años.

Después de leer este post de Island, se me quedó un gusto extraño. Mentalmente, comparé Cracovia con Lima, y con pena admití que en mi ciudad no hay grandes esfuerzos por preservar patrimonios antiguos: se demuelen casas señoriales para dar paso a modernos edificios. Dicen que es el precio a pagar en aras del progreso. Pero es inevitable sentir un toque de nostalgia por los tiempos idos. Como dice Neruda, nosotros los de entonces ya no somos los que fuimos. De igual manera, algunas ciudades de entonces ya no son lo que fueron. A veces, esos cambios son para bien... pero eso es algo que no siempre es cierto.

PD: pueden ver el roundup que Veronica Khokhlova ha publicado en Global Voices Online en inglés.

18 comentarios:

  1. Fíjate que en general en México todavía se rescatan muchos edificios y casas señoriales.
    Por otro lado, geniales las fotos, mmm, tengo que agregar Cracovia a la lista de ciudades europeas que me falta visitar!! ji ji

    saludos desde México. Hilda

    ResponderEliminar
  2. "en mi ciudad no hay grandes esfuerzos por preservar patrimonios antiguos: se demuelen casas señoriales para dar paso a modernos edificios",

    creo que es un problema americano... perdón, después de las palabras de Hilda, debo delimitar: un problema sudamericano generalizado.

    Parece que creen que es progreso demoler lo antiguo x construir en su lugar, edificios que gustarán sólo un par de lustros, en el mejor de los casos y después los encontrarán pasados de moda...

    Un abrazo, te colocaré un link!

    ResponderEliminar
  3. Thanks again for taking the trouble to translate my post.

    Krakow has been lucky in some ways. 50 years of communist rule left many of its buildings in a terrible condition, but on the other hand there was no money to demolish buildings and put new ones in their place. Now that Krakow is a World Heritage Site it has received a lot of money to renovate the historic center and I'm sure there are restrictions on what can be destroyed or changed.

    Although it's nice that many of these buildings are still there 100 years later, most Polish people don't want to live in them – they are cold, the windows are old and drafty, and the plumbing doesn't work. Given a choice, the people living in these buildings would probably prefer to move to brand new apartments in the suburbs.

    ResponderEliminar
  4. Thank you for this interesting post, Gabriela and Island1!

    In Ukraine, there was a famous Polish-Ukrainian architect, Leszek Dezydery Władysław Horodecki, whose masterpieces made him immortal in Kyiv.

    Saludos desde Ucrania!

    ResponderEliminar
  5. Traduzco el comentario de Island:

    Gracias otra vez por darte el trabajo de traducir mi post.

    Cracovia ha tenido suerte de alguna manera. 50 años de gobierno comunista dejaron a muchos de sus edificios en una condición terrible, pero de otro lado no había dinero para demoler las construcciones y poner nuevas en su lugar. Ahora que Cracovia es un Patrimonio Cultural ha recibido mucho dinero para renovar el centro histórico y estoy seguro de que hay restricciones acerca de lo que puede ser destruido o cambiado.

    A pesar de que es agradable que muchos de estos edificios sigan acá 100 años después, la mayoría de polacos no quiere vivir en ellos – son fríos, las ventanas son viejas y dejan pasar el aire y las plomerías no funcionan. Si les dieran la oportunidad, la gente que vive en estos edificios probablemente prefería mudarse a departamentos nuevos en los barrios de las afueras.

    ResponderEliminar
  6. Bonito e interesante.
    A propo: ¿no sera Patrimonio preservado?

    ResponderEliminar
  7. Hilda: Yo tengo a Cracovia, Varsovia y Praga entre las ciudades europeas que me falta visitar. En verdad, me falta todas las ciudades europeas, je, je.

    Marta: lo peor de esta costumbre es que lo que construyen en lugar de casas antiguas son edificaciones que muchas veces no guardan armonía con las demás del alrededor.

    Thank you, Island. I'll keep visiting your blog.

    Taras: thanks for dropping by. I'll look fot that architect you metioned.

    ResponderEliminar
  8. Ver esas fotos me hace pensar en todo lo que tenemos en Lima, olvidado y desperdiciado, recuerdos y vivencias de tantos años luminosos. Pero con mucho interés, decisión y esfuerzo (además de dinero, claro) podría resurgir ese pasado esplenderoso de una Lima que ya se fue... aunque quizá no del todo.

    ResponderEliminar
  9. Eduardo: GRACIAS por la corrección. Ya está correctamente escrito.
    :S

    ResponderEliminar
  10. Thought I'd return the favour by visiting you and was hugely pleased to read your blog. I love old buildings too and used to spend time working to save them from demolition.

    Thanks for the many lovely comments you've left with me, you've really made my day! And thanks for taking the time to translate my post for Global Voices.
    I wanted to tell you, I write about my family for catharsis. I didn't always have the best relationship with them and it's only in the last ten years that we've found some middle ground. Often I have to plumb my memories for the good things but this is what I prefer to think about instead of all the bad moments. Life is too short to dwell on all the negative things that happen, we need to always look towards the sunshine so that the shadows may fall behind.

    Thanks again!

    ResponderEliminar
  11. Como me gusta ver este tipo de fotografías en donde se comparan los mismos lugares, o como en este caso, las mismas construcciones luego de muchos años. Es terrible cuando se destruyen pero también cuando se dejan abandonadas y después ya no hay forma de repararlo.
    Buenos Aires es una ciudad plagada de construcciones antiguas por donde se la mire, muchísimas hermosas y en perfecto estado de conservación, otras que no tanto y otras que la misma gente destruye en manifestaciones o incluso algunas tomadas por inmigrantes ilegales que las dejan convertidas en un basural para cuando se logran recuperar.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Katia: esa fue una de las cosas que mas me llamó la atención de Buenos Aires. Vi tantas construcciones de antigua data, tan bien conservadas, que por momentos me sentía transportada a otra década. Lo más sorprendente es que muchos de esos edificios conservan unos ascensores de estilo antiguo, de los que uno tiene que correr la reja para que empiecen a funcionar.
    Qué pena que no todos puedan mantenerse en ese casi perfecto estado de conservación.

    ResponderEliminar
  13. Sii jajaja los ascensores son todo un tema...mis sobrinos cuando vinieron la primera vez se quedaban parados esperando que se cierren solas y nada.. además hay muchos realmente tan antiguos, como jaulas que vas viendo todos los pisos...y funcionan.

    ResponderEliminar
  14. Que fotos te parecen mas pintorescas en general, las antiguas o las actuales?

    ResponderEliminar
  15. Hola Marcos: bienvenido a Seis de enero.
    Respondiendo tu pregunta, las fotos antiguas me parecen más pintorescas. No es que las nuevas no tengan su encanto, sino que siento que es lo que tenemos a la mano. Es cosa de ir a pararse delante del edificio en cuestión y ver el presente, tanto en foto como en la realidad.
    El pasado representado bidimensionalmente siempre despierta mi curiosidad. Ese gustito por los años que se fueron, que no viví por cuestiones cronológicas y ese preguntarme "¿cómo habrá sido todo en ese entonces?", me dejan un sabor muy especial.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  16. Como dice Marta, eso de echar abajo edificios históricos es una mala "praxis" generalizada, que no escapa a Santiago y a Chile en general.

    Gran nota, Gabriela, que me ha hecho recordar en su esencia esa Lima de ensueño.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Esteban. Lima tiene todavía rincones encantadores, que por ahí pueden sorprendernos todavía.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.