sábado, 12 de julio de 2008

En el mundo de los zurdos

Ver más sobre el tema en este post.

DIOS CREÓ UNOS CUANTOS SERES PERFECTOS...
LOS DEMÁS SON DIESTROS

Yo vivo en el mundo de los zurdos. Pertenezco a esa minoría que nació con el hemisferio derecho del cerebro como dominante, a diferencia de la mayoría diestra. Algunos señalan que el 10% de la población es zurda, otros dicen que somos el 8%. Sea como sea, somos una minoría.
Cuenta mi mamá que confirmó sus sospechas de mi preferencia por la mano izquierda cuando me dio una cuchara, que yo agarré ya saben con cuál mano. Ella vio su oportunidad de ver mi reacción y cambió la cuchara de una mano a la otra. Yo la regresé a la izquierda mientras le decía "no she pede". Tenía como dos años.
Irremediablemente zurda: confirmado.
En ningún momento de mi vida intentaron corregir el "error". Por el contrario, mis padres siempre me inculcaron que no debía permitir que nadie lo hiciera. Simplemente no puedo imaginar la agonía que deben haber pasado mis congéneres de generaciones pasadas cuando les amarraban la mano para escribir "correctamente". Mi tía Angelita, por ejemplo, me contaba cómo pasó por eso en su niñez.
Yo estoy orgullosa de ser zurda. Aunque no puedo negar que hay momentos en que es algo incómodo. Por ejemplo, cuando estaba en el colegio no podía entender por qué las planas en el famoso Pálmer me salían tan mal. Hasta los que tenían la peor letra del salón (lo digo sin mirar a nadie) podían hacerlas mejor que yo. Hace pocos años me di cuenta de que esto se debe a la inclinación de mi mano, totalmente opuesta a la de los diestros.
Igual me pasaba cuando cortaba cualquier cosa con tijera, porque nunca podía recortar por el borde. ¡Qué torpe me sentía! Años de frustraciones terminaron cuando por fin pude comprarme una tijera especial para zurdos... hace poco más de diez años, ya en mi vida adulta.
En la mesa, siempre busco sentarme al final para no chocar los codos con el vecino al momento de comer. Si no tengo cuidado al escribir, sobre todo si lo hago con plumón, mi mano va borrando lo que escribe. También va ensuciándose.
Y hay otras cosas, algunas muy simples desde el sentido de las inscripciones en los lapiceros y lápices (que están hechas para que se lean cuando se les agarra con la derecha) hasta la posición de las mirillas de las cámaras fotográficas, que están hechas para tomar fotos con el ojo derecho. Si, hasta en eso soy zurda.
Alguna vez leí que probablemente esta generación sea la primera que puede ser zurda sin presiones de ningún tipo, pero Marta me dijo que en Alemania todavía hay profesores, sobre todo en las áreas rurales, que siguen con la costumbre de corregir el hecho de preferir la mano izquierda. Nunca lo hubiera imaginado.
Pero no crean que solamente hay desventajas. A pesar de que prácticamente lo único que hago con la mano derecha es cortarme las uñas de la izquierda, siento que soy más hábil con la mano derecha de lo que muchos diestros son con la mano izquierda. Además, siempre he podido leer y escribir fácilmente de derecha a izquierda, algo que atribuyo al hecho de ser zurda.
A mí me encantaría equipar una habitación de una casa, o una casa completa, con todo hecho especialmente para zurdos. Y les demostraría a los diestros cómo es nuestra rutina todos los días, toda la vida.
Pero esto no es un buzón de quejas, ni quiero que se tome así. Somos un colectivo importante. Tenemos hasta nuestro Día Internacional de los Zurdos, el 13 de agosto... aunque imagino que lo de 13 debe ser en tono irónico.
----------------------
Foto tomada de la página web de Zurdo Boutique
PD: En Lima tenemos la Zurdo Tienda. Les invito a visitar su sitio web.

17 comentarios:

  1. Que interesante, y verdad que es incomodo usar algo no hecho para la habilidad de uno, la vez pasada me sente en una carpeta para zurdos, y supongo es igual como tu cuando te sientas en una carpeta para diestros. Y tambien una vez use una tijera para zurdos, recontra incomodo. Felizmente hay sitios que ya se preocupan por ese pequeño detalle, y tambien los diseñadores industriales hacen objetos utiles para zurdos ademas de los de para diestros. Es que es un mercado importante y con la competencia actual, es logico que hagan cosas para zurdos, siempre van a tener un 10% de la poblacion dispuesto a comprar.

    ResponderEliminar
  2. Hola Gaby, tu sabes que mi esposo "era" zurdo, pero claro, el papá metió su cuchara y lo obligaba a usar la derecha diciéndole que con la izquierda no. Lo peor de todo es que a él le hicieron lo mismo cuando era chico, nunca entenderé por qué lo repitió....
    La cosa es que él agarra todo inmediatamente con la izquierda pero escribe con la derecha..y es cierto que tiene habilidad con las dos manos, más que los diestros.
    Besos,
    Katia

    ResponderEliminar
  3. Yo soy zurda. Mi abuela intentó "corregirme" para que no agarrara la cuchara con la mano izquierda. Eso lo consiguió. Ahora no soy capaz de tomar la cuchara con la izquierda. En el colegio no me dijeron nada por usar la mano izquierda, a las zurdas nos dejaban tranquilas.
    Lo peor es el manejo de instrumentos como abrelatas, cuchillos de sierra, tijeras... y encima los diestros nos llaman torpes. Todo está hecho para ellos, y lo entiendo, porque son la gran mayoría, pero a menudo nosotros nos sentimos torpes y no nos damos cuenta de que es es por eso, porque "navegamos contra corriente".
    Saludos
    Rosa

    ResponderEliminar
  4. Increiblemente mis 3 hijos son zurdos, ni Roberto ni yo somos zurdos, y nunca los hemos hecho sentir diferentes por ese hecho. Lo que si veo en común que tienen mucha habilidad y sensibiliad para el arte, asi que ahi me aprovecho yo poniendo a su alcance que desarrollen la música, pintura, etc.
    Un abrazo para ti
    Carla

    ResponderEliminar
  5. Oscar: parece que nadie se da cuenta de que somos un gran segmento de mercado que esta olvidado.

    Katy y Rosa: que bueno saber que, a pesar de forzarlos a usar la mano derecha (en el caso de Katia, a su esposo), pudieron desarrollar otras habilidades.

    Carla: no tenia idea de que tus tres hijos fueran zurdos. Debe ser bien loco estar en un medio en el que los diestros son minoria.

    ResponderEliminar
  6. Gaby, una vez más me regresas a mi infancia, pues como bien sabes también soy zurdo. Creo que los primeros "síntomas" son el clásico cambio de la cuchara, me pasó lo mismo. Mis padres hasta fueron al médico conmigo, felizmente me dejaron tranquilo, estaba destinado a pertenecer a ese 10%. Aprendí a escribir, sin voltear tanto la mano y el brazo, como regularmente hacemos los zurdos para evitar ensuciar el papel, por el contrario volteaba casi horizontalmente las hojas o el cuaderno. Recuerdo mucho que descubrí las carpetas para zurdos en la Universidad, fue un acontecimiento y de allí las arrastraba a cada clase que iba, pues como bien debes saber habían muy pocas. Estoy orgulloso de ser zurdo, debo confesar que espere con ilusión que alguno de mis hijos lo fuera, no me tocó, quiza en el futuro alguno de mis nietos...
    Cariños,
    Coco

    ResponderEliminar
  7. Coco: yo también fui feliz en la universidad cuando descubrí las carpetas para zurdos. Lo único malo es que eran poquitas y estaban solamente en los salones del primer piso. Aún así, era lo máximo escribir cómodamente, aunque fuera muy de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado leer esta entrada.
    Mi niña tiene 3 años... y es zurda desde que nació... jajaja... desde el primer momento que pudo asir algo con la mano... utilizó la izquierda.
    Por supuesto wtrataré de encontrarle tijeras y carpetas especiales...
    Muchos besos
    Hilda

    ResponderEliminar
  9. Bienvenida Hilda.
    Trata de comprarle a tu hijita todo lo que vaya necesitando. Cualquier zurdo que conozcas te podra decir que nos sentimos muy torpes por vivir adaptandonos a utensilios no hechos para nosotros.

    ResponderEliminar
  10. En cuanto a lo zurda, tu sabes que pertenzco al 8% de los zurdos, fuí de las que amarraban la mano izquierda para que escribiera con la derecha, pero yo muy viva, en el colegio escribía con la derecha y en mi casa con la izquierda, por lo tanto me convertí en ambidiestra, y terminé escribiendo muy bien con ambas manos., lamentablemente se me cruzó el "SENTIDO DE ORIENTACIÓN", y esto último tiene miles de anécdotas, que sería largo enumerar.

    La última fue cuando me fracturé el brazo izquierdo, el médico que me atendió me dijo. ! QUE SUERTE TIENE DE QUE SEA EL BRAZO IZQUIERDO!, ya te puedes imaginar la cara que puso cuando le dije DOCTOR YO SOY ZURDA.

    Bueno como conclusión te diré que mi nieta Alejandra es zurda, yo creo que las zurdas somos personas increibles, fabulosas, muy inteligentes y fuera de serie.
    !QUE HUMILDE SOY!

    ResponderEliminar
  11. Todos conocemos muy bien de tus cruces con la derecha-izquierda y viceversa... dignos de todos un blog, no solamente de un post.
    En la casa soy la única zurda, nadie por aquí con quien compartir las "aventuras" de vivir en este exclusivo mundo de los zurdos.

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos, un saludo desde Costa Rica. Soy zurdo, pero he sentido descraciadamente que el mundo no esta hecho para nosotros y nos tenemos que adaptar. Yo desde que estuve en la escuela no podia usar las tijeras, hasta que tuve que llegar a un punto de optener la habilidad para poder cortar. Ahora ya grande a mis 26 años he visto que existen tijeras para zurdos, fue algo increible para mi ver esto.. pero que pasa siento que tengo mas habilidad para cortar con la derecha que con la izquierda... es una cuestion de costumbre.

    ResponderEliminar
  13. Bienvenido José Pablo.
    Admiro esa capacidad de adaptación. Yo nunca pude hacer las cosas cotidianas con la mano derecha, en verdad nunca se me hizo necesario. De alguna manera lograba hacerlo todo con la izquierda, como con la tijera. Cortaba mal, me salía del borde y siempre pensaba que era fruto de la torpeza. Hasta que me di cuenta de que es por lo difícil que es hacer las cosas "al otro lado".
    Pero como dices, es cuestión de costumbre.

    ResponderEliminar
  14. Excelente!!!! Me encantó leer et publicación del año pasado, me sentí totalmente identificada y me imagino que muchos zurdos tb cuando la leyeron.

    ResponderEliminar
  15. Me dió mucho gusto leer este blog, pues mi nena es zurda, y gracias a Dios cuando entro al jardín, no tuvo ninguna discriminacíon, yo siempre la he apoyado y me siento muy orgullosa de ser madre de una nena zurda que me ha enseñado muchas cosas, aunque en la escuela que está ahora me dijeron que iba a tener problemas porq no toma el dictado rápido,pienso y creo que esto tambien le pasa a los diestros, al que no le gusta escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las lindas palabras.
      Coincido contigo en que no tomar rápido el dictado no tiene nada que ver ser zurdo. Debe ser, como dices, que a algunos nos les gusta escribir a mano... menos en estos tiempos computarizados.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.