viernes, 14 de abril de 2017

Estampas otoñales

Imagen
Tarde de otoño limeño, el sol se resiste a dejar de brillar y dar por terminado un verano que ha sido especialmente caluroso y cruel en muchas zonas del país. Un hombre mira su carro, puesto de cualquier manera al lado derecho de la pista. Una de las llantas de atrás está totalmente baja, y una llanta adicional yace en el suelo. Otro hombre que acompaña al primero le dice con tono de reproche: "se supone que la llanta de repuesto debe estar inflada y lista para cualquier emergencia".

Una pareja camina de la mano por la calle. En la mano libre, él lleva la correa de un perro pequeño que avanza a paso ligero que casi lo obliga a correr. Ella trata de mantener el ritmo que el perro le impone al hombre. Los dios ríen y luego miran a la mascota, que ha dejado en claro quién manda a quién.

Un niño señala con la mano un gato que duerme plácidamente en uno de los rincones de un parque miraflorino que se ha hecho famoso por albergar felinos por todos lados. El niño divisa otro gato más allá y también lo señala, luego ve que hay otro y otro. Al final opta por dejar de señalarlos y se deleita mirándolos de lejos, pasando de uno a otro con ojos traviesos y riendo a más no poder.

La carpa donde se reciben donaciones muestra cantidades enormes de paquetes, de cajas repletas de comida, de frazadas. Todo está empaquetado y embalado, listo para ser enviado a donde más se necesita. Al día siguiente, es evidente que son otros los innumerables paquetes que en horas llegarán a aliviar las necesidades en lugares donde durante días interminables el cielo no dejaba de mojarlo todo.

22 comentarios:

  1. Hola Gaby
    Como siempre disfrutando de tus relaros, éste es muy especial, en cuatro párrafos deleitas toda la travesía miraflorina que nos acontece en el día a día.
    Genial, como siempre.
    Saludos y paz en estos días de reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que están ahí, listos para quien quiera verlos.

      Eliminar
  2. a partir de tus lindas estampas otoñales parece que todo vuelve a la normalidad y me alegra saberlo...
    por aquí la primavera cálida ha entrado y se preparan las plantas a alegrar jardines y balcones con sus flores. Pero falta el agua, tal vez esta noche moje la tierra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se moje la tierra por esos lares, Chusa. Por acá, esperamos que no caiga agua del cielo por mucho tiempo.

      Eliminar
  3. Gracias por el 'paseo' por mi Lima.

    ResponderEliminar
  4. Me gustan tus estampas otoñales. Parece que ya el sol se cansó de brillar por aquí y comienza a anunciarse el otoño. Qué bueno que continúe el espíritu de ayuda y buena voluntad para los que aun sufren los efectos de este verano tormentoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ojalá se canse del todo y nos dé tregua, que ya fue suficiente.

      Eliminar
  5. Aí Outono, aqui Primavera.
    Feliz Páscoa, Gabriela.
    Beijo

    ResponderEliminar
  6. Nos alegramos de que haya dejado de llover de esa manera y de que la solidaridad "inunde" de ayuda esa carpa... Qué bien que llega el otoño, climaticamente hablando, a tu país, aquí poco a poco nos metemos de cabeza en otro tórrido verano...

    Un beso grande de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que lo peor ya pasó, es momento de poner el hombro para reconstruir y hacer que los afectados retomen la vida tan normal como sea posible, y hasta mejor si se puede.

      Eliminar
  7. Hola Gabriela! Que bien que haya dejado de llover por tu tierra. Aquí más que primavera, parece verano ya... y hacen falta las lluvias.
    La solidaridad en casos de catástrofes, nos hace pensar que el alma humana no está perdida del todo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí, tenemos un otoño que más parece verano también. Pero por las noches ya el calor está desapareciendo... ya era hora.

      Eliminar
  8. Menos mal que paró la lluvia.
    Que seria del humano sin ofrecer ayuda.
    Besitos muchos y gracias por estar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de los malos momentos es que se puede ver la disposición de quien quiere ayudar.

      Eliminar
  9. Olá Gabriela!
    Li seu texto relatando sobre a tragédia que ocorreu no teu País, devido ao mau tempo. Lamento muito! Felizmente a situação está se normalizando e voltando a paz e a esperança de dias melhores para as pessoas que foram atingidas. E, realmente, em momentos como este este, a solidariedade se faz necessária. Bom saber que ainda existem pessoas especiais que fazem a diferença no mundo.
    Um prazer visitar teu blog e parabéns pela ótima escrita.
    Grande abraço.
    Muita luz !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la bienvenida, Ilca.
      Pues sí, ahora lo que viene es retomar la vida diaria para todas las personas afectadas. Ojalá no tome mucho tiempo.
      Mucha luz también para ti.

      Eliminar
  10. Tu gran poder de observación, Gabriela, te permite ver lo que otros no logran hacer y llevar a tu alma pequeñas grandes cosas. Ganancia espiritual para ti...y tus lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esteban, aprecio mucho esas palabras. Me animan a seguir buscando estampas.

      Eliminar
  11. Me alegra que tus estampas traigan más tranquilidad y alejen las lluvias.
    Sigue observando y mirando bien Gabriela, así "vemos" a través de tus palabras.
    Buen fin de semama.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiré observando, Laura, no lo dudes.
      Buen fin de semana también para ti.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.