miércoles, 26 de octubre de 2016

Algo gracioso sucedió en el teatro

Imagen
La semana pasada fui al teatro. La obra era una comedia, y estuvo bastante buena. Pero lo que voy a contar acá ocurrió antes de la función.

Llegué suficientemente temprano y me encontré ahí con las dos amigas con las que había quedado en días anteriores. Previsoramente, decidí ir al baño para disfrutar de la obra con toda tranquilidad.

Este es un teatro chico, por lo que tiene solamente dos baños, uno para mujeres y el otro para hombres. Cuando llegué, una mujer joven estaba esperando su turno, pero el baño se desocupó a los pocos segundos y ella entró.

Mientras mentalmente expresaba mi deseo de que no se tomara una eternidad, se puso en fila detrás de mí otra mujer, que se dispuso a esperar su turno, como debe hacerse civilizadamente en todas las filas del mundo. Grande fue mi sorpresa cuando la vi que empezaba a tocar insistentemente la puerta del baño, lo yo interpreté como una señal para que la persona que estaba dentro se apurara.

Me volteé y le dije:
- Casi acaba de entrar una chica- para que supiera que no se trataba de un uso abusivo del único baño de mujeres.
- Ya sé, es mi hermana la que está adentro y la quiero fastidiar- me contestó, con cara divertida.

Yo me reí simplemente. En ese preciso momento, se abrió la puerta del baño y emergió quien hasta ese momento lo estaba ocupando. Cuando me miró directamente a los ojos, yo dije levantando las manos a manera de defensa:
- ¡Yo no fui!- y no pude contener la risa.
- Ya sé- dijo mientras su mirada pasó a quien estaba atrás de mí-. Desde adentro reconocí tu voz.

Las tres nos reímos. Entonces, rápidamente entré al baño tratando de demorarme lo menos posible. No fuera que, en su afán de entrar, quien ahora era primera de la fila me tocara la puerta con la misma insistencia con que había tocado para apurar a su hermana momentos antes.

Salí sin contratiempos ni golpes inoportunos a la puerta y procedí a ubicar mi asiento en el teatro y a disfrutar de la obra dominical.

25 comentarios:

  1. Ainda bem que tudo se esclareceu! Foi apenas uma brincadeira.
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Nina, felizmente todo era una broma y terminó bien.

      Eliminar
  2. Realmente gracioso y sirvió para entretenerte mientras estabas en la cola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo, me pasó algo diferente a los acontecimientos rutinarios.

      Eliminar
  3. FELIZMENTE NO PASÓ A MAYORES.
    SI NO LA BROMA PASARÍA A OTROS NIVELES.
    AL MENOS HAY PERSONAS QUE SABEN ALEGRAR LOS MOMENTOS DE ESPERA.
    SALUDOS;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese fue el agradable resultado colateral del incidente, Christopher, porque creo que la intención de la apurada era fastidiar a su hermana.

      Eliminar
  4. Un incidente gracioso que parecía propio de una escena teatral. Bromas entre hermanas no faltan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso esta vez fue que la broma involucró a terceros ajenos que presenciaron todo por pura casualidad.

      Eliminar
  5. Una buena broma entre hermanas que te incumbió sin comerlo ni beberlo, Gabriela. Ojalá la vida estuviera siempre llena de esas pequeñas chanzas sin más.

    Besos mil de las dos y feliz fin de semana.

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin comerlo ni beberlo, pero felizmente sí lo disfruté.

      Eliminar
  6. Menos mal que solo era broma entre hermanas.

    Gracias por pasar por mi blog y comentar.

    ResponderEliminar
  7. Asì ya comenzaste a situarte en la situaciòn còmica que requerìa la obra, e imagino que disfrutàsteis de la tarde de teatro. A mì también me encanta ir
    Un abrazo, Gabri!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una buena función y todo comenzó con un buen momento.

      Eliminar
  8. Sigo asombrado Gabriela, por tu facilidad para recoger y "literalizar" situaciones tan simples.Es una vena muy especial y atípica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esteban. Viniendo de un narrador profesional esas palabras me suenan a inmerecido halago.

      Eliminar
  9. La verdad que me parece una entretenida espera.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente, estas dos hermanas me la hicieron divertida.

      Eliminar
  10. Estuviste entretenida, Gabriela. Jejeje Todas las esperas deberían ser divertidas para que fueran menos "esperas"

    ResponderEliminar
  11. Al menos la corta espera fue divertida. Hay veces que esas colas son interminables.
    Buen domingo Gabriela.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si será telepatía Gabri...tan lejos y tan cerca �� intercambiábamos los comentarios a la vez.
      Besos de nuevo amiga.

      Eliminar
    2. Es lo lindo del mundo de los blogueros, siempre estamos cerca, a pesar de las aparentes distancias.

      Eliminar
  12. menos mal era una broma, me ha tocado pedirles a personas que respeten la fila y tenido que soportar sus comentarios sarcásticos y burlescos por querer respetar un orden justo, ni modo, sigo haciéndolo jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hago eso de pedir que se respete la cola, Hilda. Me he peleado con personas en la fila de los supermercados que con toda frescura dicen: "pero si yo estoy ahí hace rato". ¡Eso me irrita!

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.