domingo, 23 de noviembre de 2014

Se busca paciencia

Una noche cualquiera, cerca de las 9:00 p.m., das por terminada la jornada y te dispones a ver televisión. Qué decides ver es lo de menos, lo más probable es que a los 15 minutos el sueño te venza y no sepas en qué acaba el programa elegido.

Todo va muy bien hasta que de un momento a otro todo cambia. Lo único que ves es una pantalla azul y un cartel que se pasea mientras burlonamente te dice SIN SEÑAL. Sopesas tus opciones:
- Esperar pacientemente que todo se arregle. Total, así como se malogró repentinamente se solucionará de la misma manera.
- Apagar e irte a dormir.
- Llamar a hacer un reclamo.

Sin dejar de lado la primera opción, descartas la segunda opción, el sueño que apenas te dejaba abrir los ojos minutos antes ha desaparecido. Decides llamar a hacer un reclamo, cosa que nunca se sabe qué rumbo puede tomar.

Marcas el número y te contesta una grabación, que lo primero que te pide es que ingreses tu número de DNI "para brindarte una mejor atención". Digitas el número de tu documento de identificación y luego escuchas una serie de grabaciones llenas de advertencias, que te pueden grabar por tu seguridad, que ese número es solamente para reclamos y no para consultas, que si llamas de la zona Talycual tengas en cuenta que hay una avería masiva. Nada se aplica a ti, así que no te queda más que esperar a que alguien te atienda.

Por fin, se para la música y una voz de mujer te saluda:
- Buenas noches, le saluda Fulana de Tal. ¿En qué le puedo ayudar?
- Buenas noches, señorita. No tengo señal de cable desde hace diez minutos -omites mencionar que son exactamente los mismos diez minutos que tuviste que esperar hasta que una voz humana apareciera.
- Bien, ¿me puede dar su número de DNI?

¿Cómo? Lo primero que me pide la grabación es justamente eso, supuestamente para atenderme mejor. Ya, bueno pues, se lo das a la señorita Fulana de Tal.
- ¿Cuál es el problema?
- Se lo acabo de decir, no tengo señal de cable.
- ¿Qué ve en su pantalla?
- Un cartel que dice SIN SEÑAL.
- ¿En todos los canales? ¿También en el canal TVPerú? ¿Puede confirmar eso, por favor?

Pones el canal mencionado, cuyo número se supone debes conocer porque no te lo dicen. Nada, la misma pantalla azul con el cartel burlón.
- Tampoco hay señal ahí, señorita.
- Bien, entonces desenrosque el cable de su decodificad...
- No, eso no lo voy a hacer. Por favor, genere una orden de avería para que un técnico venga a reparar esto mañana.
- Es que debemos darle soporte en línea antes de generar la orden de avería.
- No voy a desenroscar ningún cable, señorita. Esta falla está pasando en dos televisores, no puede ser casualidad.
- ¿En el otro televisor tampoco se ve nada en el canal TVPéru?
- Señorita, no quiero ver el canal TVPerú. Yo estaba viendo otra cosa y no tengo intención de averiguar siquiera qué están dando en TVPerú-, tratando de mantener la poca paciencia que todavía te queda.
- ¿En el otro televisor han desenroscado el cable del decodificador?
- No señorita, y nadie va a desenroscar nada. Además, estoy viendo televisión sin el decodificador. ¿Por qué siempre es tan difícil conseguir que generen una orden de avería? ¿Por qué el afán de achacar al usuario el fallo?
- ...
- Señorita, por favor, genere una orden de avería.
- Está bien, anote el número por favor -notoriamente a regañadientes.

Buscas entre los canales locales, alguno tendrá una señal aunque sea mala. Encuentras un programa concurso, no es lo que hubieras elegido, pero peor es nada. Empiezas a verlo, con una imagen lluviosa y un ruido molesto que poco a poco dejas de percibir. Miras el reloj, ha pasado casi una hora desde que se fue la señal.

De repente, el programa deja de verse mal, la imagen es nítida. Cambias de canal, y confirmas que la señal de cable vuelve a gozar de buena salud. No sabes si tu llamada tuvo algo que ver o si simplemente el fallo se fue así como vino. Ya no importa, en verdad.

Se busca paciencia, porque compartida, la paciencia es más. ¿Más qué? Quién sabe.
-----------------
Les recomiendo leer este excelente artículo que me hizo llegar alguien que quiero mucho.

36 comentarios:

  1. Bueno, hay que tener demasiada paciencia para lidiar con esa compañía. Nunca te creen y te tratan como si estuvieras hablando tonterías e inventando todo. Felizmente el servicio regresó pronto. PACIENCIA por favor. PACIENCIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca te creen, todo es tu culpa, ellos jamás se equivocan. Ponen a prueba la paciencia de cualquiera.

      Eliminar
  2. ...y menos mal que el problema lo has arreglado o no vía telefónica, imagínate si al día siguiente hubieras tenido que ir a solucionarlo personalmente por la oficina del cable.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí que es una pesadilla de las peores, Norma. Si llamar es mi último recurso, ir hasta allá es casi la pena máxima.

      Eliminar
  3. Si a la desgracia le gusta la compania, tienes para escoger. Asi pasa con todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en todos sitios es igual... pero no es gran consuelo.

      Eliminar
  4. Hola amiga, solo nos queda tener paciencia, y luego estas empresas se pavonean de ser y estar a la última en tecnología, de ser punteros en eficiencia y nos dicen que lo importante eres tú, el cliente. Cuanto tienen que aprender... es un mal que adolecen todas estas empresas que prestan servicios vía remoto, y que siempre el usuario sufre sin poder hacer nada.
    ¡Paciencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí pues, su lema es "trabajando para usted", pero a la hora de la hora, parece que es lo que menos importa.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. No sé si es buena noticia, Nina, pero por lo menos sé que no estamos solos.

      Eliminar
  6. No estais solos Gabriela, en España pasa igual, es desesperante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María Jesús, es una lástima que compartamos este aspecto tan lamentable.

      Eliminar
  7. ¡Muy buena historia! Como dicen, "mal de muchos...", yo voto por eliminar las contestadoras automáticas y la música de espera en los llamados por reclamos.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te apoyo en ese voto, Martín. Lo peor es cuando te hacen sentir un ignorante total porque "no sabes" hacer funcionar los aparatos.

      Eliminar
  8. Esos números de telefóno donde sale la musiquita si que son para quitar la paciencia como muchas de las operadoras que nos atienden... lo mejor es preguntar a los vecinos y esperar a que vuelva la señal;))
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen maquinitas hablando casi sin pensar. Me pregunto cómo será la capacitación de estas chicas.

      Eliminar
  9. La modernidad nos ha llevado a esos extremos indefinidos del "marque uno" "marque dos", aunque parece que en este caso tras la grabación, una dama "en vivo" tampoco te solucionó nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es cuando la opción que buscamos es la que viene después de "marque nueve".

      Eliminar
  10. Bueno, finalmente se arregló... en algo hay que entretenerse : /

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena manera de verlo, Milena. Trataré de tenerla en cuenta en alguna otra circunstancia similar... ojalá muy lejana.

      Eliminar
  11. La paciencia es una virtud, y desde luego tú, la tienes.
    Me ha encantado el articulo al que nos has llevado. Y la historia de S , espero yo tambien que vuelvan las mariposas y le encuentren libre ... jijii.
    GRACIAS por tus buenos deseos.

    Besitosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, yo no tengo paciencia, Golosengus. O tengo muy, muy poca, lo que pasa es que a veces no queda más remedio que aguantarse (ajos y agua, ja, ja).

      Eliminar
  12. Ah! Cuentame , tambien es una de mis series favoritas.

    ResponderEliminar
  13. Veo que, aunque estamos lejos, este tema de resolución de incidencias funciona exactamente igual. Santa Paciencia es lo que necesitamos. Espero que la avería quedara solucionada definitivamente y te mando un beso enorme y cargado de paciencia y buena energía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos esa vez, todo quedó solucionado. Espero que pase mucho tiempo antes de que llegue la próxima.

      Eliminar
  14. Oi Gabi,
    Vejo que por ai tens o mesmo problema que temos aqui.
    Nada se resolve e perdemos um tempo danado ao telefone.
    Ainda bem que o teu problema foi resolvido...Haja paciência!
    Beijos com carinho
    Marilene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, que haya paciencia, Marilene, aunque a veces debamos buscarla con lupa.

      Eliminar
  15. Ahhhh, eso me ha estado pasando estos días atrás con la conexión a internet y no he perdido la paciencia de puritito agotamiento que tenía a esa hora.

    POr fin se ha solucionado todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cambio a mí, el cansancio hace que la paciencia sea un bien esquivo, ja, ja. Qué bueno que ya esté solucionado.

      Eliminar
  16. a mí me pasa cuando escribo a yahoo soporte, me dan cada respuesta que es para jalarse los cabellitos. jejeje

    menos mal tu problema se solucionó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he optado por resolver mis dudas con el correo por mi cuenta. A esos soportes no los soporto, ja, ja.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.