jueves, 6 de febrero de 2014

Cuestión de perspectiva

Dije en cuestión
- ¿De verdad somos el Primo Grande y yo?
- Sí, claro ─le contestas a la Niña, que muy atenta mira el dije que te regaló en Navidad una persona querida.
- Pero el Primo Grande y yo no somos del mismo tamaño.
- No, pero como yo los quiero igual, en mi corazón son del mismo tamaño.

La Niña escucha la explicación y por la expresión de su cara, sospechas que no ha quedado del todo satisfecha. Aun así, no hace más preguntas. Al menos, por el momento.

Algunos días después, estás con el Primo Grande y la Niña y la oyes preguntarle:
- ¿Has visto que acá estamos los dos, pero del mismo tamaño?
- Sí, pero solamente parece que somos del mismo tamaño. En verdad lo que pasa es que yo estoy más atrás que tú. Es una cuestión de perspectiva.

Es la explicación del Primo Grande. Quizá recuerda los tiempos en que las preguntas las hacía él, o quizá sea que tampoco le gusta que las preguntas infantiles queden sin respuesta. Como sea, la Niña lo mira con cara de curiosidad enorme:
- ¿Qué es pers..., pers...?
- Perspectiva. Es que cuando las cosas están lejos parece que son más chicas de lo que en verdad son. Mira esto.

Y la llama a su lado. Le señala una silla que hay a lo lejos.
- ¿Ves esa silla?
- Sí.
- Ya, pon tu mano así─ y pone el pulgar y el índice como formando una C─, y encaja la silla en este espacio. ¿Alcanzas a ver toda la silla?
- Sí─ dice la Niña, la cara iluminada, como si empezara a entender.
- La silla no es de este tamaño en verdad. Si te acercas, vas a ver cómo, con cada paso, la silla va a "crecer" y no va a entrar en esta medida de tu mano. Si te alejas, la silla se achica y vuelve a ser de ese tamañito. Lo mismo pasa con esa figura que soy yo, como estoy más lejos, parece que somos del mismo tamaño.

La Niña mira al Primo Grande, vuelve a mirar a la silla que está un poco más lejos y regresa los ojos al Primo Grande. Tú lo has visto todo, no has dicho nada. No podrías haberlo hecho mejor.

A los pocos días, la Niña señala tu dije y afirma muy segura:
- Solamente parece que fuéramos del mismo tamaño. En verdad, el Primo Grande está más atrás.
--------

Estas perlitas están peor que las que aparecen en este blog con demasiada frecuencia.

20 comentarios:

  1. Buenìsima la explicaciòn de Primo Grande, preciosa la anécdota con los tres protagonistas y el dije. De verdad me encantò. Saludos Gabriela querida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que uno de los protagonistas es más un mudo testigo que verdadero participante, Chusa.

      Eliminar
  2. Esa niña nunca olvidará la lección, sobre todo porque la recibió de alguien que la quiere mucho. Bonita historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez el Primo Grande tampoco lo olvide, Acirema.

      Eliminar
  3. Qué bueno... presenciar esa escena debe de ser delicioso...

    ResponderEliminar
  4. Tudo na vida é uma questão de perspectiva e essa menina, seguramente, compreendeu o conceito.
    beijo

    ResponderEliminar
  5. Una explicaciín estupenda!! Ninguno de los dos la olvidará. El primo grande contará siempre esta bonita anécdota con la niña.
    Hoy aprendí una palabra nueva " Dije" aquí se llama colgante.
    Buen fin de semana Gabriela.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también aprendo muchas palabras nuevas al leer blogs de autores de otros países, Laura. Es lo bueno de hablar un idioma tan rico.

      Eliminar
  6. ¡Qué lindo Gabriela!
    Y que inteligente por parte del primo grande hablarle a la pequeña con esa propiedad. Los niños entienden mucho más y mejor de lo que nos podemos imaginar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay cosas que aprendí de muy chica que nunca se me han olvidado, Laly. Seguro pasará igual con la Niña.

      Eliminar
  7. En verdad que los niños son muy inteligentes , cada dìa nos sorprenden .
    Las perlitas me sirven a mi para no comerterlas .
    Lo del pasaporte es muy cierto .Que pronto estrenes el pasaporte . Acà hay un solo lugar para el pasaporte .
    Muy lindo el regalo de navidad .!!

    Un beso , cuìdate y feliz inicio de semana .
    Nancy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy cruzando los dedos para estrenar el pasaporte rápido, Nancy. Saludos desde Lima.

      Eliminar
  8. Una historia muy bonita, Gabriela!

    Un besillo

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.