lunes, 28 de octubre de 2013

¡Pobre noviembre!

El otro día entré a un autoservicio a comprar algunas cosas sin importancia. No me imaginé lo que encontraría.

Desde que puse el pie dentro de la tienda percibí el inconfundible sonido de las típicas campanitas navideñas. Cuando miré hacia mi izquierda, detrás de la zona de las cajas, lo único que mis ojos lograron ver fueron árboles de Navidad, adornos para árboles de Navidad, muñecos de Papá Noel en todos los tamaños y colores, hombres de nieve, guirnaldas, tarjetas de saludo, papeles de regalo, cúpulas de las que cae la nieve cuando se les da la vuelta. En fin, Navidad por todas partes.

Pero, ¿qué pasa? Todavía estamos en octubre... ¿y ya nos están metiendo la Navidad por todos lados? Ya me dirán que es la época del año en que más se vende, pero claro que sí. ¡Si dura casi tres meses!

Nada haría más feliz a los comerciantes que pasar de la campaña de Fiestas Patrias, que en el Perú se celebran a fines de julio, a la Navidad. O sea, una campaña de agosto a diciembre, medio año de campaña navideña. Que hasta se sentiría más acorde con todo porque en julio en Lima sí hace el frío que en diciembre ya se fue.

Este es uno de los motivos por los que el Ebenezer Scrooge mezclado con el Grinch que andan agazapados en algún lugar de mi mente afloren con toda fuerza. Nos quieren hacer creer que es la época más feliz del año y se mira raro a quienes piensan diferente.

El más afectado es el pobre noviembre. Lo han dejado sin personalidad. A este paso, octubre es la próxima víctima.
-----------

Esta es la entrada número 300 de Seis de enero. Gracias por estar ahí.


44 comentarios:

  1. En Argentina no existe aun esa fiebre temprana, pero en Venezuela he visto las casas adornadas en rojo y verde en el mes de noviembre.
    Besoss
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta ese nombre. Norma, fiebre temprana. Muy acertado.

      Eliminar
  2. ¿Así que ya llego Navidad? Con razón dicen que el año se pasa muy rápido. Y muchas felicidades por el numero 300 de Seis de enero. Parece que fue ayer. Esperamos muchos muchísimos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todavía no llegó Navidad, Acirema. Falta poco menos de dos meses. Eso es lo que me llama la atención.

      Eliminar
  3. Aquí andan con la decoración de Halloween o Samuin aunque en algunos sitios ya he visto algún arbolito de Navidad.
    Mi hermana que vive en Londres dice que ya están poniendo luces por la calle y decoración en las tiendas, así que debe ser general.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Felicidades por las 300 entradas, tiene mucho mérito.
    Yo adoro la navidad, me encanta, la disfruto como ninguna época del año, pero en mi casa empieza la navidad el 8 de diciembre cuando se pone el arbol y termina el 1 de enero. Me da igual si las itendas ponen sus cosas en febrero. jajajaj
    Creo que lo unico que conseguirán es una saturación en el consumidor.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas son fechas absolutamente razonables para la Navidad, Dolega. Empezar en octubre me parece una exageración.

      Eliminar
  5. Que razón tienes amiga, a este paso el otoño no tendrá espacio. El consumismo no tiene corazón, perderemos la nostalgia y el color del otoño a favor de las luces navideñas y lo peor es que nos aceleramos en comprar la navidad como si nos la fueran a arrebatar.
    Bueno, siempre quedamos los románticos que nos gusta saborear cada cosa en su tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no sean una raza en extinción, Femando.

      Eliminar
  6. ya no debiera sorprenderme la afinidad en algunos temas con los amigos de Bloguilandia, pero tú con éste me has dejado pa'dentro, pues sin ponernos de acuerdo, hemos coincidido hasta en la mención de las fiestas patrias de cada país.

    No mencionas Halloween, pero tenes razón en lo que dices de la eterna campaña de Navidad de los comercios, y eso en todas partes.

    Acá se acaba "el 18" (de septiembre, fiesta nacional) y sacan las parrillas y las banderas para colocar lo de Navidad, y terminada esa, colocan los uniformes del colegio justo cuando se van de vacaciones.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá también, AleMamá, pasa la Navidad y los primeros diez días de enero venden cosas de playa. Después, ¡¡¡uniformes escolares y demás!!! Y las clases empiezan el 1 de marzo.

      Eliminar
  7. Sí pobre noviembreque nos lo tragamos. Así corre el tiempo, parece que los años tienen menos meses:((
    Por aquí también la anuncian ya, las luces y turrones están en las tiendas y el alumbrado no lo ponen porque hay que ahorrar, si no ya nos estaban iluminando.
    Recuerdo cuando navidad llegaba el día antes, con que ilusión la esperabamos, ahora nos bombardean dos meses antes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felizmente hay que ahorrar, Laura, sino el bombardeo es terrible.

      Eliminar
  8. Ay Gabrielita, eso mismo comentábamos Manolo y yo cuando vimos estanterías enteras llenas de turrones y mantecados en el supermercado. Un gravisimo problema para nuestros bolsillos, nuestra paciencia y nuestra operación bikini permanente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué me dices de eso, Laly, acá la Navidad coincide con el inicio del verano, ja, ja.

      Eliminar
  9. Gabriela, não poderia estar mais de acordo!
    Guardo maravilhosas recordações do meu natal infantil .... maravilhosas.
    Ate que, de repente, o Natal se transformou neste circo hediondo, esta feira de consumismo que, realmente, me enche de angústia. Receio ter de consultar um psiquiatra ... e tu também!
    Este ano, felizmente, vou para Inglaterra, fugindo ao ataque, que lá, não me afeta.
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa angustia de la que hablas la sienten muchas personas, Nina.

      Eliminar
  10. Tienes mucha razon Gabita!Es para renegar. Eso se llama
    concientizacion. xoxoxoxoxo
    Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
  11. Claro que es válido el afán comercial, pero comparto con ustedes que se ha vuelto muy, muy exagerado. Como cristiano me sorprendo al ver que en las decoraciones de los centros comerciales se exalta esta celebración, cuando en realidad es en estos lugares donde justamente la solidaridad escasea más. Se puede percibir simplemente al ver que la decoración, al menos en Uruguay, se limita a la parte visible para los clientes, mientras que si hay algún espacio para un funcionario, ni siquiera tiene revoque en las paredes. ¡Abrazo fraterno! Gracias por estar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto contigo que es válido vender, Martín, pero creo que no es válido que la época sea SOLAMENTE para vender y comprar. Como bien dices, debemos dejar un espacio para la solidaridad.

      Eliminar
    2. Y el pobre octubre, también padece Halloween. Acá en Uruguay ahora los niños amenazan: ¡"caramelo o travesura"! ¡Lo que nos faltaba!

      Eliminar
    3. Nuestro octubre sufre de lo mismo, Martín. ¿Mal de muchos...?

      Eliminar
  12. A estas alturas sólo da risa...en mi FB publiqué una foto de un supermercado donde están las máscaras de Halloween y atrás los primeros árboles de navidad...OH MY God.
    Abrazos, linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a llegar a ver árboles de Navidad decorados con calabacitas de Halloween, Mary.

      Eliminar
  13. Un chiste que se repite en el mundo...máscaras de Halloween mezcladas con árbol de navidad...ya vienen las vacaciones y la entrada a clases de los niños...abrazos Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate ver árboles de Navidad, máscaras de Halloween y mochilas escolares, todo junto, de una vez, para ahorrar esfuerzos.

      Eliminar
  14. Consumismo puro, hasta lo màs bello de la Navidad se pierde como mercancìa. En Venecia hasta hoy se veìan por todas partes escaparates dedicados a los monstruos de Halloween (fiesta no autòctona) y dulces con formas de alegres calabazas; por unos dìas màs las pastelerìas exhibiràn el dulce local de San Martìn que es muy colorista y popular pero después llegarà irremediablemente toda la cachivacherìa de las fiestas natalicias. Claro que la nieve y los abetos de plàstico en los paìses tropicales crean un ambiente aun màs falso si cabe.
    Gracias Gabri por tus palabras en mi blog y por publicar con continuidad ya que es siempre muy agradable acercarse a esta ventana. Si no me ves con màs asiduidad no lo tomes como falta de interés, sino porque ùltimamente apenas enciendo mi ordenador.
    Feliz puente de noviembre amiga peruana y abrazos
    Chusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acá también era Halloween por todas partes, Chusa, hasta veías árboles de navidad adornados con calabazas. Sincretismo puro.

      Eliminar
  15. Gabriela, yo también siento que cada año las "campañas navideñas" empiezan antes, las tiendas hacen su "agosto" en esta época aunque uno termina bastante saturado no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco a poco, harán su agosto vendiendo artículos de Navidad, Soñadora.

      Eliminar
  16. Bueno, noviembre tiene el día de difuntos... y en India se celebra el Diwali ahora, el festival de las luces... pero lo terminan convirtiendo siempre en algo comercial...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tiene nada de malo que haya ventas con ocasión de una fecha, Milena. Lo malo es cuando la fecha solamente sirve para promover ventas.

      Eliminar
  17. Olá minha amiga! Gabriela é muito triste saber e ver como as coisas mudaram, comércio, dinheiro têm mais valor que o próprio Espirito Natalino...O aniversário de nascimento de Jesus Cristo. virou motivo de ganho material e com tanta antecedência que chega a assustar.
    Beijos com muito carinho
    Marilene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la parte que más lamento, Marilene, que en el afán de comprar y comprar nos hemos olvidado de la verdadera naturaleza de la fiesta.

      Eliminar
  18. É um exagero esta voracidade pelo natal. Três meses é muito tempo.

    ResponderEliminar
  19. Hola, acabo de descubrir tu blog a través de Marilene. Me llama la atención y me gusta esta entrada que has hecho. Pensaba que me estaba quedando sola en querer comenzar a preparar la Navidad en diciembre, pero...¡qué alivio!, veo que no me estoy volviendo loca.
    Encantada de leerte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Inmaculada.
      Para que veas que no estás sola. La Navidad debería empezar con la llegada del primer domingo de Adviento, hacerlo desde mediados de octubre está totalmente fuera de lugar.

      Eliminar
  20. por acá pasa lo mismo en julio ya hay los adornos de fiestas patrias de septiembre, en septiembre de halloween y día de muertos, en octubre de navidad, etc.

    Pobres meses, nunca pueden festejar lo que les corresponde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces siento que falta poco para que desde agosto tengamos los adornos navideños, Hilda.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.