lunes, 22 de abril de 2013

¡Ay de los cumplidos!

Suele pasar. O mejor dicho, me suele pasar que por cumplir una disposición u obligación cualquiera dentro del plazo fijado para hacerlo, termino perjudicada por ser fiel observadora de las fechas límites.

Llego a tiempo a un sitio, por no decir que llego temprano, y como son muy pocas las personas presentes a la hora fijada, la función no empieza porque hay que tener consideración con los que no han llegado y esperarlos. ¿Y a los que se esforzaron por llegar a tiempo, quién les tiene consideración?

Una vez, alguien que conozco cumplió con el pago adelantado de sus obligaciones. A comienzos del año pagó los doce meses de tributos municipales. Varios meses después, por un acuerdo de alcalde y regidores, hubo una rebaja en los porcentajes tributarios. El beneficio fue, ya se imaginan, para los que no habían pagado todavía. Los que cumplieron con sus obligaciones no recibieron ni el 1% del beneficio que recibieron los demorones.

Otra vez, un abogado que conozco fue a pagar por adelantado el año entero de sus cuotas profesionales, tal como lo hace entre enero y febrero de todos los años. Grande fue su sorpresa, y mayor su indignación, cuando encontró que a los abogados que tenían meses impagos del año anterior se les había condonado todo lo adeudado. Por supuesto, no hubo ningún descuento equivalente, ni proporcional, ni comparativo para los que habían pagado el año completo por adelantado.

Alguien me contó que una vez averiguó cómo hacer para cancelar una deuda que tenía por uso de la tarjeta de crédito de una tienda por departamentos. Había pactado el pago en seis cuotas, pero luego decidió cancelarlas antes de tiempo. Se encontró con que el sistema de la tienda solamente juntaba cuotas una vez vencidas, pero que era imposible juntarlas antes de su vencimiento, ni siquiera agregando los intereses que la tienda dejaría de percibir por el pago anticipado. La conclusión a la que llegó esta persona es que el sistema está concebido y pensado para que la tienda se proteja de los que no quieren pagar, no de los que honran sus deudas.

Me apuro en enviar por correo un documento imprescindible, envío que debe hacerse por correo certificado local. El monto de la certificación no es mucho, lo pago y me olvido del asunto. Pocos días después voy al correo para enviar otra cosa y veo el tremendo cartel que dice que esos envíos por correo certificado local ahora son libres de costo. Le hago el comentario a la señora que atiende al público, que mejor hubiera esperado para ahorrarme esas monedas. Su respuesta fue: "yo también".

Parafraseando a Breno, "!ay de los cumplidos!"


50 comentarios:

  1. Lamentablemente estas en lo cierto, me siento totalmente identificada con lo que escribes, tanto porque me han pasado casos similares como tambien porque le han ocurrido a amigos o familiares. Estos hechos parecen de Ripley que solo con leerlos duele. No cabe duda, todo esto esta al reves.
    Silvana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al menos se tratara de cubrir tanto a cumplidos como incumplidos, la cosa sería más tolerable.

      Eliminar
  2. Pues todo esto a mí también me enerva, ya que soy de la puntuales y cumplidora... no quiero ni enterarme... lo que faltaba!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que terminamos enterándonos siempre de los beneficios que tienen quienes no cumplen, Milena.

      Eliminar
  3. A mi me pasa lo mismo, pago adelantado para no hacer colas y luego me llega una boleta extra y tengo que perder tiempo nuevamente. Los que tienen tarjetas de crédito tienen más beneficios que los que pagamos al contado o con tarjeta de débito.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y eso que al pagar en efectivo la tienda también se ahorra tramitaciones para cobrarle a la tarjeta, Norma. Pero ni así.

      Eliminar
  4. Acá también suceden esos perdonazos a personas incumplidoras, como le pasó a mi empleada de la época que pagó todo slos dividendos de su casa a tiempo e inclusive por adelantado y después se enteró que a sus vecinos morosos por años les condonaron las deudas, intereses y no sé qué más. Es indignante y muy injusto.

    Cariños, Gaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que la mala costumbre es ubicua, AleMamá.

      Eliminar
  5. En este caso soy de los malos :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mal, muy mal, aunque por lo menos eres honesto.
      o.O

      Eliminar
    2. Hola Grielita! Este problema, no es Nuevo;
      pareceria que siempre pasa, desde tiempos
      muy remotos. A mi me paso, corri al banco
      de la nacion a pagar unos impuestos y los
      pocos dias, esas deudas,fueron condonadas.
      Yo no recibi ni un medio de vuelta.Siempre
      los incumplidos seran los ganadores. Que pe-
      na! Te quiero.
      Cotiti.

      Eliminar
    3. Pica, rabia y pena es lo que siento cuando me entero de estas cosas, Consuelo. Comparto tu frustración.

      Eliminar
  6. Ay Gabri¡ así pasa desde que el mundo se inventó. Ganas dan, muchas veces, de ser incumplidores... Besitos alados cariño.

    ResponderEliminar
  7. Uf, te entiendo perfectamente, sólo la vez que falla quien siempre cumple, es la ocasión en la que se producen consecuencias nefastas, la vida es así, grrrr. Si te digo que yo una vez pagué mi cuota de autónoma a través del banco, y la seguridad social me sancionó por culpa del banco, y quien no paga...le dan plazo, grrr, y más grrrr

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la bienvenida, Pángala.
      Lo que más molesta es que, a pesar de un historial impecable, la sanción jamás la pasan por alto.

      Eliminar
  8. Sabe aquele abraço bem gostoso??
    Pois é esse que vim te deixar.
    Aqui deixo meu imenso carinho
    por você.
    Que seja nossa amizade
    a mais infinito que houver.
    Uma Noite linda e abençoado.
    Beijos no coração.
    Carinhos na Alma.
    Evanir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida por acá, Evanir. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  9. brrrfff... los tontos siempre tienen suerte, bueno no... en este caso los tontos son los pobres cumplidores! :S
    qué rabia me dan estas cosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y a nadie le gusta estar entre los tontos, Teresa.

      Eliminar
  10. Pero a mi, en la Municipalidad de mi distrito (Miraflores para que todos se enteren), me llamaron para informarme que por pagar los arbitrios de todo el año, tengo derecho a varios servicios para la casa, atención médica de emergencia y médicos a doicilio a bajo costo. Así que, votaré por el mismo señor para alcalde, la próxima vez. A veces no se cuecen habas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por fin algo bueno para los cumplidos! Esa si es que es una buena noticia, Anónimo.

      Eliminar
  11. Totalmente de aucerdo. El sistema está pensado para los que no cumplen y no pagan.
    A nosotros nos pasó en nuestra casa. Pagamos las obras de las calles, el asfaltado, el alcantarillado y todo lo demás, que fue un auténtico dineral y al cabo de los años, perdonaron a los que no pagaron un céntimo y todavía estamos esperando a que el municipiio nos devuelva aunque sea para una cocacola.
    Una verguenza.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vergüenza que se convierte en indignación, Dolega. Ojalá les devuelvan para una Coca Cola tamaño grande.

      Eliminar
  12. Gabriela, parece que, em alguns casos, o crime compensa.
    É demasiado injusto!
    Beijo

    ResponderEliminar
  13. Totalmente cierto y eso da rabia .
    A mi me paso con una tarjeta de crèdito , page la ùltima cuota antes de termino , al año me viene que debìa esa cuota y obvio con los recargos correspondientes .... yo tengo la contancia de guardar los recibos de pago durante dos años y justo lo tenìa , si no ya tenia que pagar un monto muy grande .

    Un beso , cuìdate .
    Nancy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felizmente tenías el comprobante del pago, Nancy.

      Eliminar
  14. ¡Uf! No sabes como te entiendo....
    Para mi lo peor es comprobar que siempre son los mismos... Y que, encima, les da igual.

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que les da igual, Marta, si al final les van a perdonar la tardanza.
      Gracias por pasar por acá.

      Eliminar
  15. Hola amiga, que razón tienes, en mi querido país, España, nuestro gobierno premió esta año pasado a los que defraudaron al fisco y se llevaron a paraísos fiscales el dinero, le hizo pagar un 10% y los que declaramos puntualmente pagamos del 25% al 30%. Está claro que el mundo es para los caraduras y sus amigos, "hoy por ti mañana por mi".
    Besos y sigue siendo puntual, igual nos encontramos algún día esperando, a no se quien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los últimos tiempos, he comprobado casi lo mismo que dices: el mundo es de los tramposos, lo que es una lástima.
      Gracias por venir por acá.

      Eliminar
  16. Siempre se aprovechanlos mismos, los que estamos al día y cumplimos nunca obtenemos ningún beneficio.
    En España hay demasiados "chorizos" beneficiandose sin ningún pudor, y están en la calle como si nada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo que en España llaman chorizos, en el Perú llamamos choros, Laura. Me causa gracia este tipo de palabras que nadie sabe de dónde salen pero que todo el mundo usa.

      Eliminar
    2. Te dejo este enlace porqu yo tampoco lo sabía:))
      http://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/por-que-a-los-ladrones-se-les-llama-chorizos/
      Un beso.

      Eliminar
    3. Qué interesante, Laura. Acá se les dice choros, y al verbo robar es chorear. Parece que van por ahí, ¿no?

      Eliminar
  17. Disseste uma grande verdade. Aqui ocorre o mesmo sistema. Aqueles que não pagam corretamente suas contas ao final ganham anistiam e prazo para quitarem seus débitos. Isso é revoltante. O certo então é não agarmos nossas contas no prazo correto. Outro dia falava com um amigo, sobre a omissão dos bons. Quem está no poder hoje em dia? Não são pessoas boas e de sucesso são pessoas que viram na maquina pública um jeito de enriquecer rapidamente. Esse assunto vai longe. Meu marido e meus dois filhos também são advogados e vejo eles comentarem absurdos sobre os maus pagadores.
    Bjos e tenha um ótimo fim de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una triste realidad que, por lo visto, es internacional. Y como bien dices, son situaciones absurdas.
      Buen fin de semana también.

      Eliminar
  18. Iba a comentar lo mismo que Fernando Valle, así que lo suscribo completamente. Y que sea igual en todas partes es desmoralizante...

    Besitos Gabriela, que pases un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Laly, acá no funciona esto de mal de muchos, consuelo de tontos. Es muy desalentador.

      Eliminar
  19. Mñas o menos lo que se ha dado en llamar "LA CULTURA DEL PELOTAZO"

    FELIZ SEMANA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Pilar.
      O la cultura del vivazo o avivato.

      Eliminar
  20. Yo he observado casos similares en la comunidad de vecinos, están tres o cuatro meses sin pagar los gastos de la conservación y limpieza y luego se cambian de domicilio, y lo hacen adrede lo de no pagar, sabiendo que se irán grrr

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peores son los casos en que los vecinos que no pagan siguen viviendo en el edificio de lo más campantes. Como decimos acá, con ellos no es.
      Grrr...

      Eliminar
  21. En toda esta historia, estamos muy hermanados peruanos y chilenos, Gabriela. Acá pasa exactamente lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felizmente estamos hermanados en cosas buenas también, Esteban.

      Eliminar
  22. Casi nunca se cumple con los cumplidoos, querida Gabriela.

    ResponderEliminar
  23. Es lamentable que los morosos tengan tanta consideracion. Por que si aplicamos la teoria de justos por pecadores, como que esta fuera de lugar.
    Sera que es un mensaje del mas haya para que no seas puntual??? Nose hay que considerar todas las posibilidades. Un abrazo amiga;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todo se reduce a que la ley del mínimo esfuerzo es la que prevalece, Iela.

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.