miércoles, 20 de marzo de 2013

Dormir en el cine

Que levante la mano quien nunca se ha quedado dormido en el cine. Creo que a todos nos ha pasado al menos una vez.

En mi caso, casi siempre se trata de una pequeña cabeceada, que por breves minutos me hace perder la ilación de la trama. Es que las condiciones son las propicias: el entorno está oscuro, hay un gran silencio y las voces de la película terminan sirviendo de arrullo, factores todos que se ven potenciados cuando la sesión de cine se da luego de una jornada de trabajo.

Hace algunos años, vi una película con Al Pacino, donde el bueno de Al cree recordar de manera muy confusa haber sido testigo de un asesinato. No lo recuerda bien, no está seguro porque todo ocurre mientras él experimenta un estado de duermevela producido no recuerdo por no sé qué factor, una fuerza física irresistible que lo inducía a dormir por largos periodos. Lo gracioso es que yo vi esa película a intervalos interrumpidos  también por un sueño profundo. Al ver los créditos finales, entendí totalmente la desazón del protagonista. Es lo único que entendí, porque de la trama no comprendí nada.

Alguna vez de las tantas que fui al cine con Gonzalo, nos pasamos la película riendo porque un señor sentado en la fila adelante de la nuestra se pasó las dos horas de proyección no solamente durmiendo, sino roncando a toda gana. Sus acompañantes, aparentemente su esposa e hija, no hicieron el más mínimo esfuerzo por arrancarlo de los brazos de Morfeo. Debían estar acostumbradas.

Cuando las luces se encendieron, el hombre se levantó de su asiento diciendo "no he visto nada". Nosotros los de la fila siguiente podíamos dar fe de esa declaración.

56 comentarios:

  1. Pues tendre que levantar ambas manos... culpable :(
    Y mejor no lo has podido decir, las condiciones son propicias, no las enumerare de nuevo, y peor aun luego de haber estado trabajando.
    Para mi es de lo mas frustrante, pues no tiene relacion con que la pelicula sea mala o lenta. Me ha pasado con peliculas buenisimas que moria por ver. En el momento que la cabeza empieza a caerse de lado, me reacomodo y muevo para despabilarme y evitar entregarme al sueño, pero ante el cansancio no es facil ganar la batalla. Me pasaba con tanta frecuencia que ahora pido a quien este conmigo que, en caso de verme durmiendo, me despierten.
    Yo llegue a llamarlo "la edad", una amiga aussie me dijo mas bien: "Silvana, tu cuerpo recibe señales, primero trabajas en la oficina, luego llegas a tu casa a seguir haciendo cosas, en cuanto vas al cine y te sientas = paras, tu cuerpo recibe el mensaje: tiempo de descanso y dormir.
    Creo que prefiero esta explicacion pues aun me siento una "pipiola". :) Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una muy buena explicación, Silvana, y muy lógica además.

      Eliminar
  2. Culpable!!!... y casi causa de divocio jajjaj Fuimos a ver James Bond hace un par de años atras - tienes que entender que mi esposo es fanatico #1 - y para el fue una ofensa el que yo haya caido en los brazos de morfeo por un rato largo. Cuando sacaron la mas reciente "sky fall" me dijo ni pienses que voy a ir contigo:) jajajaj
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ja, ja,ja
      Eso no habla muy bien de las películas del 007.

      Eliminar
  3. Ay! Gabrielita, yo me quede dormida una vez y dormi
    de principio a fin. Era un viernes por la noche,des-
    pues de un dia largo de trabajo. Mi esposo estaba es-
    perandome, para ir al cine a ver una pelicula italia-
    na, larguisima, de dos horas y media, no encontramos
    sitios y el decidio esperar para la function de no -
    che, separo las entradas y a esperar. Apenas entre,
    cai a dormer y desperte, cuando estaban pasando el
    reparto. JAAAAAAAAAAAAA. Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante comprensible que eso ocurra en una función de noche (y casi medianoche) es bastante, Consuelo.

      Eliminar
  4. En una época en que todos mis hijos eran pequeños, era una experta en dormirme en cualquier sitio sin que los demás lo notaran , o al menos eso creía yo. Me he dormido hasta en el espectáculo de una sala de fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el cansancio gana, ni la más fuerte música puede con él. Como decimos acá, hay gente a quienes no los despierta ni un temblor.

      Eliminar
  5. Recuerdo haberme dormido viendo Oceans eleven... y eso que ponía toda mi intención en mantener los ojos abiertos¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha pasado también, Miriam, aunque no con Ocean´s Eleven.
      :D

      Eliminar
  6. Como no, yo creo que todos pasamos a los brazos de Morfeo en alguna ocasión. Bueno en casa mi mujer cae con cierta frecuencia rendida y cuando termina la película despierta y me dice ¡parece que me dormí!, ¿que pasó? y yo aprovecho para darle a la película mi toque especial, me invento la trama y ella se queda a veces pensando ¿será verdad? ya me va conociendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A eso le llamo yo una versión o adaptación libre, Fernando.

      Eliminar
  7. Jajaaa Gabriela, buenísimo... seguramente es como habría que ver esa película (la de Al Pacino), así medio durmiendo :D
    Me he puesto a pensar en si me he dormido alguna vez en el cine y no lo recuerdo... eso sí en casa, delante de la tele, como no sea una súper película, me suelo quedar siempre dormida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He llegado a creer eso, Milena: que la idea es ver la película entre las brumas del sueño para sentir lo que sintió el personaje de Pacino.

      Eliminar
  8. ¡Vaya! Pues creo que en esta ocasión no puedo levantar la mano. Nunca me he dormido en el cine, aunque la verdad es que tampoco me duermo en el sofá de casa viendo una película...

    Si no es en la cama, esta servidora no se duerme ni a tiros. También es cierto que si la película del cine no me gusta me levanto y me voy con viento fresco.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No recuerdo haber salido de una película a la mitad, Marta. Me las soplo completas cuando no me gustan para poder criticarla con argumentos.

      Eliminar
    2. Pero, ¿si te duermes es posible luego criticarla si no te ha gustado?

      Creo que lo mismo que yo por salirme a la mitad.

      Eliminar
    3. Si criticara una película que no he visto por dormir, sería por ejercer el (a veces muy sano) oficio de criticar solamente.
      :D

      Eliminar
    4. Totalmente de acuerdo contigo. Igual que si la criticase yo habiéndome salido sin verla entera
      XD

      ¡Un abrazo, Gabriela!

      Eliminar
  9. Me ha pasado no ver nada de alguna película. Una vez que fuimos al cine y yo realmente estaba tan cansada que me dormí de principio a fin, y al salir él me comentaba de tal o cual detalle, y yo tenía que decir, si, claro, pero no sabía ni de qué trataba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es válido con tal de evitar explicaciones, Acirema.

      Eliminar
  10. Yo también levanto la mano, no me he dormido hasta ahora nunca en el cine:))
    Lo de del señor roncando ya es el colmo, su mujer le podría haber movido de vez en cuando.
    Me ha hecho mucha gracia lo de Fernando Valle que le cuenta su versión a su mujer:))
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ronquidos fueron el aderezo de la película, Laura. Fue muy gracioso.

      Eliminar
  11. Has tenido mucha paciencia yo le hubiera pegado un carterazo!...jejeje!
    Besosss desde mi blog de NUTRICIÓN

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez si hubiera estado a mi costado, Norma, pero desde donde estaba, no me molestaba.

      Eliminar
  12. Jajajajajaj, Gabri, yo no puedo tirar la primera piedra, porque casi siempre me echo una cabezadita.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo, Campanilla, es una costumbre compartida.

      Eliminar
  13. En mi primer embarazo era entrar al cine y dormirme antes de que acabaran los títulos del principio.
    Mi marido decía que me dormía antes de saber como se llamaba la película. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso si que no me ha pasado nunca, Dolega. Espero que ahora llegues por lo menos a ver al famoso león de la Metro.

      Eliminar
  14. Já dormi no cinema, mas, o mais estranho foi ver um espectador que adormeceu tão profundamente que caiu da cadeira com causando grande alarido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso no lo he visto nunca, Nina, pero ciertamente no lo olvidaría.

      Eliminar
  15. en el cine nunca me he dormido... PALABRITA! pero 'el cine en casa'... jaja... MILES!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que se comenta acá, debes ser uno de los pocos que no ha dormido en el cine, Petdeloup.

      Eliminar
    2. será porque voy veces 5 contadas con una mano durante el año! jeje... y siempre voy a ver algo que realmente creo que me va a encantar!

      eso sí... si llevo a mi hermana pequeña y me tengo que tragar películas como 'Dos canguros muy maduros'... a punto de dormirme no, pero si de estrangular a la pequeña por elegir un película tan mala! jajaja... ;P

      Eliminar
    3. y perdona Gabriela, soy una maleducada, me llamo Teresa.
      un beso de domingo! :)

      Eliminar
    4. ¡Gracias, Teresa! Eso si, nada de maleducada.
      :D

      Eliminar
  16. Yo no me he dormido nunca, y aparte de la oscuridad, el arrullo no existe con los decibeles usados para mantenernos alertas, creo yo.

    El que sí se duerme es mi marido, y es cosa de su familia, parece, porque aparte de que no le gusta el cine, cuando ha ido por el-qué-dirán, se ha dormido, como en una espantosa peli de Pokemón en que todos los bichos esos chillaban más que Nazgul de Tolkien en medio del fragor de batallas sobrenaturales, y él, ¡roncando apaciblemente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida de vuelta, AleMamá.
      Pues a veces ni los exagerados decibeles me han impedido dar una pequeña cabeceada por un breve momento. Y es que cuando el cansancio gana, no hay cómo combatirlo.

      Eliminar
  17. Pues yo tampoco puedo levantar la mano y es que aunque me encanta el cine solemos ir a la sesiòn de noche y después de un dìa de trabajo, a veces, sobre todo cuando la peli es de super-acciòn y poca trama psicològica (le gustan a mi marido), paradòjicamente me duermo en esas escenas que no me gustan nada. En cambio, en las pelìculas que tienen un guiòn imbricado de misterio y conflictos psicològicos, estoy bien despierta, ...al menos creo, jeje...
    Te saludo Gabriela desde una Venecia lluviosa y frìa
    Chusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso, también depende de la película: si me gusta mucho, lo más probable es que la vea entera aunque esté muy cansada.

      Eliminar
  18. No tengo autoridad moral para juzgar, porque soy de los que se quedan dormidos en el cine y ante la tele, incluso en medio de un resumen de goles, lo que al despertar mi produce indignación contra mi mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero sinceramente que nunca te haya pasado mientras transmitías un partido, Esteban.

      Eliminar
  19. Lo confieso, yo también me he quedado dormida en el cine XD

    Amparo
    You Are The One

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Amparo!
      Únete al club de los dormilones cinematográficos, ja, ja.

      Eliminar
  20. Pues yo nunca me he dormido en el cine, la verdad. Ahora con las niñas, me resulta tan complicado ir al cine a ver una de mis pelis que soy muy selectiva y me suelen gustar mucho.

    Pero tampoco me he dormido de forma involuntaria viendo la televisión. Cuando algo no me gusta, directamente me quito las gafas y me hecho un sueñecito, pero totalmente consciente de que me voy a dormir. Eso sí, cuando me despierto quiero que Manolo me cuente todo lo que ha pasado... Y me contesta " Ahhhh, no te hubieras dormido...."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos, Manolo no te inventa una trama "a su medida", como cuenta Fernando en un comentario anterior, Laly.

      Eliminar
  21. Yo tampoco me he dormido nunca en el cine...jajajaja pero mi madre si!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Ainoa!
      Tu madre debe de estar muy cansada.
      :D

      Eliminar
  22. ya, el cine es como una "dimension desconocida" ja ja ja...algunos se duermen, otros se pierden en besos, otros desean irse al darse cuenta que no era lo que creian (yap me paso)....y otros se las pasan con el celular en mano! (lo peor)...
    Al final...como aquellas parejas que son toxicas....siempre acabamos regresando! ja ja ja
    besotes, feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que pasa, Patricia, que el cine termina siendo un poco tóxico. Los del celular en la mano, junto con los que comentan TODO, son la peor parte de ir al cine.

      Eliminar
  23. Isso é a vida estressante que faz agente dormir . Eu ria de minha tia que dormia olhando televisão, agora estou igual quando vejo me acordo toda dolorida. Dormi no sofá assistindo tv.
    Besos e tenha uma buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también reía de mi tía Angelita. Peor todavía, la despertaba cada vez que la veía cerrar los ojos.
      u.u

      Eliminar
  24. Yo levanto la mano , nunca me he dormido en el cine , serà que siempre fui a ver pelìculas entretenidas .
    Mi esposo si que se ha dormido cuando me acompaña a ver pelis romànticas .

    Jajaj da risa ver una persona que se duerme y todavìa ronca .

    Un beso , cuìdate

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pues, Nancy, una cosa es quedarse dormido discretamente y otra muy diferente ponerse a roncar sin ningún disimulo.

      Eliminar
  25. Creo que nunca me he quedado dormida en el cine, por lo menos, yo no lo recuerdo.
    Viendo una película en mi casa, sí, varias veces, sobre todo si estoy acostadita en mi sillón

    Recuerdo que mi ex novio se quedaba dormido en el cine, pero a mí me convenía, así no se fijaba como yo admiraba a los artistas guapos jijiji

    saludos Hilda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el sueño es demasiado, no hay mal sitio para dormir, Hilda

      Eliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.