sábado, 17 de diciembre de 2011

El tamborilero

El camino que lleva a Belén
baja hasta el valle que la nieve cubrió
Los pastorcillos quieren ver a su rey,
le traen regalos en su humilde zurrón
ropopopón, ropopopón, ropopopón.
Ha nacido en un portal de Belén
el niño Dios.
Yo quisiera poner a tus pies
algún presente que te agrade, señor.
Mas tú ya sabes que soy pobre también
y no poseo más que un viejo tambor
ropopopón, ropopopón, ropopopón.
En tu honor frente al portal tocaré, con mi tambor.
El camino que lleva a Belén
yo voy marcando con mi viejo tambor.
Nada mejor hay que te pueda ofrecer
su ronco acento es un canto de amor
ropopopón, ropopopón, ropopopón
Cuando Dios me vio tocando ante él, me sonrió.

Cada vez que escucho este conocido villancico navideño recuerdo una historia que ocurrió hace años, cuando estudiaba francés.

El grupo estaba compuesto de una serie de alborotados adolescentes y una cantidad casi igual de adultos. Cuando lo miro en retrospectiva, la algarabía que armábamos en el salón debe haber sido más que molesta para los grandes que se veían obligados a compartir la clase con nosotros.

Una de las alumnas del grupito estudiaba en un colegio donde enseñaban francés. Asistía a las clases como un refuerzo a lo aprendido en el colegio. Probablemente no sería una alumna muy destacada si necesitaba refuerzos. Pero todos los demás la teníamos casi como central de consultas, pensando que sus conocimientos eran mayores a los del resto.

Un día, nuestro profesor nos dejó solos en el salón por unos minutos. Nos pidió que en su ausencia escucháramos una canción y que tratáramos de sacarle la letra. Dejó la canción puesta y salió. Los primeros acordes eran inconfundibles: todos reconocimos al tamborilero que se iba a Belén. Y nuestra certeza se vio confirmada cuando la alumna del colegio francés prácticamente nos dictó la letra línea por línea.

Al rato regresó el profesor. Nos preguntó si habíamos cumplido con la tarea, y en coro todos le hicimos un desordenado resumen de la canción. El profe debe haberse aguantado las ganas de reír... o de llorar, no sé. Es que la letra en francés es muy diferente. No habla de Belén, ni del niño Dios. Tal vez el único punto en común sea la presencia de un pequeño tamborilero.

Por el camino parapampampam
va un pequeño tamborilero parapampampam.
Siente su corazón que late parapampampam,
al ritmo de sus pasos
parapampampam, rapampampam, rapampampam.
¡Oh! pequeño niño pamrapampam, ¿a dónde vas?
Ayer mi padre pamrapampam
Siguió el tambor... El tambor de los soldados...
Y yo me voy al cielo...
Quiero ofrecer, para su regreso, mi tambor.
Todos los ángeles... tomaron sus bellos tambores...
Y dijeron al niño... "Tu padre está de vuelta..."
Y el niño despertó... sobre su tambor.

¡A todos, mis mejores deseos de una feliz Navidad!
-------------
Si tienes problemas para dejar comentarios en este blog, usa el boton rojo de la esquina superior derecha donde dice EMAIL ME!, deja ahí tu comentario, y yo me encargaré de hacer que salga en su debido lugar. Gracias y perdona la molestia. También lo puedes usar para comunicarte conmigo.

25 comentarios:

  1. Saludos de USA.
    Gabrielita querida, Es muy tierna y bonita tu
    entrada; Quien no conoce, el tamborilero. es
    una linda cancion de navidad.. Me diverti mu-
    chisimo con tu relato en la clase de frances.
    Tambien te deseo muchisimas felicidades en es-
    tas fiestas de amor y de union. Un abrazo apre-
    tado. Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
  2. Querida Gaby,
    Cuando inicié la lectura de tu post, me gustó que ponías el lindo villancico del Tamborilero, que hacía tiempo no escuchaba, al continuar la lectura, supe que la historia estaba en la confunción que se presenta al traducir literalente algo de otro idioma al castellano.
    A mi me sucedió en el exámen final de inglés en la facultad de derecho, tenía que decir de memoría sobre un tema legal, lo redacté en castellano y con un diccinrio de inglés traduje mi trabajo, y lo aprendí de memoria, palabra por palabra,era corto, al final el profesor se rió y me dijo ¿sabe lo que ha dicho?, si, le contesté y se lo dije en castellano, volvió a reir y me contestó, no es lo que dijo en inglés. Me di cuenta que la traducción literal no es lo correcto, jajaja.
    Muy bueno,me divertí con tu tamborilero francés.

    !! FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO 2012 CON MUCHA SALUD Y ÉXITO EN TU TRABAJO !!.

    Cariños,
    Maricarmen

    ResponderEliminar
  3. Gabrielaaaa... como te quiero!!!
    Todas las navidades en mi casa suena este villancico cantado por Raphael, desde que era pequeña... lo escuchaba con mis padres,que ya no están... y luego con "mis niños" y seguimos con él.
    Me iré a la cama con una gran sonrisa gracias a tí.
    Eso espero del 2012. Recuperarnos de la pérdida que hemos tenido. Y que el día 31 que es la boda de mi hijo pasemos un buen día aunque recordaremos mucho a los que ya no están con nosotros.
    Mis mejores deseos para tí y los tuyos para estas fiestas!!
    Un beso muy grande. Laura


    http://youtu.be/AQbMT7FbEsk

    ResponderEliminar
  4. Hola Gabriela,

    que gracia me ha hecho leer esta entrada tuya. Me imagino la carita del profe, yo me habría partido de risa. Más de una vez nos hemos visto en situaciones parecidas, los idiomas se prestán mucho a esto.

    Y la voz de nuestro Raphael cantando este villancico, maravillosa...

    Te mando un abrazo fortísimo desde estas tierras, que pases unas felices navidades y que este nuevo año te traiga sólo cosas buenas.

    ResponderEliminar
  5. Buena historia de un profe muy pedagogo.

    Ese villancico me hace parar los pelos de un modo especial, ¡es precioso!

    ResponderEliminar
  6. Un abrazo cordial desde España Gabriela. Curiosamente hemos coincidido en el tema del post, aunque yo sin anécdota :)

    ResponderEliminar
  7. Mas de una hemos vivido una historia muy similar a la que cuentas con los idiomas.
    Un precioso villancico. Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  8. Jaja.. que bonito tu post... que pases una linda navidad http://seisdeenero.blogspot.com/2011/12/el-tamborilero.html

    Luis Fernando Goytisolo (profe de francés en la década de los 80)
    http://divandeotto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. ...y que tu pases una linda navidad, ropopopon ropopopon
    y un mejor año, ropopopon ropopopon.

    ResponderEliminar
  10. Justamente porque todos conocemos la canción es que dimos por sentado que la letra era igual en la versión francesa, Consuelo. ¡Tremendo chasco!

    Es un peligro traducir palabra por palabra, Maricarmen. Quién sabe lo que podemos terminar diciendo.

    Gracias Laurita. Qué linda. Vas a ver que tu mamá va a estar en el matrimonio de su nieto.

    Carita de frustración o de quién sabe qué, Laly. Habrá que preguntarle.

    Y la versión francesa es muy tierna, AleMamá. Gracias por pasar por acá con lo ocupada que estás.

    Bienvenida, Tinta. Ahora me paso por tu blog.

    Feliz Navidad, Chelo.

    Gracias, Otto/Luis Fernando.

    No dudo que tu Navidad será más que linda, Cyrano, y que tu inicio de 2012 será inolvidable.

    ResponderEliminar
  11. Querida Gabriela,apenas enciendo el ordenador estos dìas solo para controlar el correo, pero ahora he curioseado unos minutos y me acerco a tu espacio donde encuentro tu bonito post del Tamborilero. Te diré que este villancico consigue hacerme saltar las làgrimas cuando lo escucho pues me recuerda las Navidades que pasaba de pequeña en España con mis hermanos y mis padres (mi padre ahora ya no està y siempre cantaba esta canciòn con nosotros). Gracias por esta evocaciòn y te deseo todo lo mejor para esta Navidad y mucha suerte y salud para el venidero 2012.
    Un abrazo
    Chusa

    ResponderEliminar
  12. Hola Gabriela,

    ¡Muchos saludos!
    Esta era una de las contadas canciones que escuchaba de Raphael... Y a qué se deberá que hicieran un arreglo así en la versión española... me pica la curiosidad!

    ResponderEliminar
  13. Sobre el Tamborilero, fue muy gracioso el anecdota, pues me imagino la cara de la chica que se la sabia en frances, cuando noto que la letra no era una traduccion exacta e incluso ni parecida. Te contare que esta cancion navideña es una de mis favoritas, en la Medalla la cantabamos los del coro y el hermano de un amigo se unia ese dia para tocar el tambor y lo hacia de maravilla, sentia mucha emocion cuando escuchaba el retumbar del tambor. Siempre me encanto. Pero bueno, me es dificil decir cual es mi cancion de navidad favorita.

    ResponderEliminar
  14. ja ja!

    Voy a ver si en algún momento me bajo la letra en francés.

    Gracias por referescarnos la vida con tus historias y tus ocurrencias, por recordarnos que es bueno curiosear en los recuerdos y en las cosas nuevas.

    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  15. La traducción del tamborilero no será de Navidad, pero yo la encuentro hermosa... tiene sentido por lo que sentimos en estos días.

    ResponderEliminar
  16. Me encanta ese villancico... (con la letra en español por supuesto, que es la que conozco)
    Un besote y felicidades para el próximo año que se acerca, y que la navidad siempre esté presente en tu corazón.
    Con todo cariño!

    ResponderEliminar
  17. Habrá querido renunciar, el pobre, jaja. Bueno, todos los ciclos que fuimos sus alumnas habrá querido renunciar. Cuántos ciclos fueron??

    ResponderEliminar
  18. Gaby, ¡Un abrazo!, que este 2012 nos sigas alegrando los días con tus relatos y que nos crucemos en alguno de los reencuentros de la promo de los que seguro seguiremos siendo "infatlables" :)

    ResponderEliminar
  19. Si hablamos de villancicos, el que siempre me viene a la memoria:
    Niño Manuelito que te puedo dar (bis)
    Rosas y claveles para deshojar (bis)
    Taralala taralalala...

    Canción que cantaba y danzaba la tía Angelita con sus sobrinos nietos, delante del niño Jesús grande que tenemos en la casa, herencia de la bisabuelita.

    ResponderEliminar
  20. Hola Gabriela:

    Peor es cuando algunas películas mal traducidas pierden todo su encanto.

    Cariños y felicidades.

    ResponderEliminar
  21. Hola Gaby, buen post. Me hiciste recordar que cuando salió Halleluya con Il Divo, me gustó tanto la letra que fui a buscar la letra de Halleluya en inglés, que es tema de la película Shrek. Tremendo fiasco jejeje, prefiero obviamente la de Il Divo.

    Saludos. Hilda

    ResponderEliminar
  22. La Navidad tiene mucho de evocación, Chusa. Me alegra haberte traído recuerdos de tu papá y de navidades pasadas.

    Cómo saberlo, ¿no Cris? Dos versiones tan diferentes entre sí.

    Nunca, Silvana hasta que leí tu comentario, se me ocurrió pensar en lo que esta alumna habrá sentido cuando vio que la letra real no tenía nada que ver con lo que ella nos dijo. Yo me hubiera sentido fatal.

    Esa ocurrencia no es tan mía, Renata, pero valía la pena compartirla.

    Comienza triste y mejora al final, Anónimo.

    Gracias, Cheluca. Que todo les vaya lindo en estos días y siempre. Saludos a Camila y que sigan disfrutando de la Navidad.

    Creo que el profe tenía paciencia de joyero, Kitty. De otra manera no se explica que nos aguantara ya no sé cuántos ciclos. Como cuatro creo.

    Ten la certeza, Coqui, nos veremos en uno de esos esos (des)encuentros.

    Lo máximo la tía Angelita, Virginia.

    En eso coincido totalmente contigo, Esteban. A veces por una palabrita el encanto del original se pierde completamente.

    Un fiasco tan grande como el del pobre profesor, Hilda.

    ResponderEliminar
  23. Gagrielaaaa...Un beso muy grande y que pases una buena noche!!

    ResponderEliminar
  24. Jajaja, imagino la cara del profesor con su famosa traducción!
    Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  25. Gracias Laurita. Espero que haya sido una linda Navidad para ti.

    Debe haber sido una decepción tremenda, Soñadora. O tal vez se lo esperaba, quién sabe.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.