jueves, 18 de julio de 2013

Negocio seguro

Dicen que más vale tener un seguro y no necesitarlo que necesitar un seguro y no tenerlo. Pero lo cierto es que las empresas de seguros tratan a sus clientes, llamados asegurados, como si fueran extraños y no clientes.

Conozco el caso de alguien que paga puntualmente su seguro, varios miles de soles que cancela por anticipado. Su preocupación por estar al día en este pago no se debe solamente a que es una persona extremadamente cumplidora de sus obligaciones, sino porque tiene una dolencia crónica que hace que tener seguro le sea prácticamente imprescindible.

Resulta que precisamente por esa dolencia, necesitó adquirir un aparato que, si bien no era muy caro, le supuso un gasto inesperado. Lo pagó de su bolsillo con la idea de pedir el reembolso al seguro. Ya en ocasiones anteriores el seguro había cubierto sin necesidad de explicaciones otros gastos aun mayores referidos a su enfermedad, y por eso pensó que no sería un problema.

Vana ilusión.

Cuando intentó presentar los documentos referidos a la compra, acompañados del informe médico que explicada las razones por las que necesitaba este aparato, la respuesta fue "vamos a consultar, no nos llame, nosotros le llamaremos". Pasaron los días y las semanas sin recibir llamada alguna, hasta que decidió averiguar por su cuenta si el seguro ya tenía una respuesta y, sobre todo, cuál era.

Le dijeron que el seguro no cubría ese tipo de maquinaria. Que si bien el seguro conocía de su dolencia, que si bien en los años anteriores la habían reembolsado varios gastos relacionados con la enfermedad, que si bien muchos de esos gastos eran bastante mayores que el costo del aparato, que si bien el seguro estaba cancelado en su totalidad con anticipación más que suficiente, que si bien se trataba de un buen cliente... el seguro no le cubriría el pago del aparato.

Ni modo, se dijo, finalmente se trata de mi salud.

Este episodio que cuento es solamente un caso de los miles que deben circular por ahí. Seguro que todos conocemos alguna historia parecida.

38 comentarios:

  1. Olá,
    aqui as seguradoras não respeitam o cliente. Se precisar do seguro de uma carro em caso de roubo ou acidente, tem que entrar da justiça para segurar os direitos. Roubaram nosso carro, ele só devolveram uma parte do dinheiro, tivemos que esperar por dois anos para ajustiça nos dar o direito de receber o valor contratado. Imagina em caso de saúde a pessoa morre e não tem direitos.
    Bjos e tenha uma ótima semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos años en estas idas y venidas pueden acabar con la paciencia de cualquiera, Anajá.

      Eliminar
  2. Supongo que a lo que te refieres es a la obra social o pre paga como la llamamos por aquí. Es verdad cuando la necesitamos siempre ponen trabas, o hay que pagar cuando supuestamente debería ser gratis, ya que mensualmente se paga bastante.
    Besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que pagar o hacer tantos trámites que terminen ganando por cansancio de los usuarios, Norma.

      Eliminar
  3. Es desconsolante que algo asì ocurra y veo que es en todas partes...qué sensaciòn de impotencia...
    Espero que pases un agradable fin de semana Gabriela.
    Saludos desde Venecia
    chusa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la palabra, Chusa, impotencia. A eso agrégale que, si recurres al seguro, es porque tu salud no pasa precisamente por su mejor momento.

      Eliminar
  4. ¡Vaya vergüenza! ¿Entones para qué es necesario un seguro?
    Si se paga por un servicio que al final no se obtiene, ¿qué ventajas tiene contratar este servicio?

    ResponderEliminar
  5. Gabriela, aí como aqui, os seguros têm igual desempenho. Tudo fazem para captar clientes, mas quando chega a hora de cumprirem com as suas obrigações apenas criam dificuldades.
    Acho muito justa, muito pertinente a tua denúncia.
    Beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para captar son campeones en ofrecer ventajas y beneficios, Nina. A la hora que los necesitas, se acaba el amor.

      Eliminar
  6. Lamentablemente es muy fácil adquirir un seguro, pero es muy difícil que el seguro te reconozca algún pago. Siempre ponen pretextos para no pagar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los pretextos son de lo más indignantes, Acirema.

      Eliminar
  7. Aquí, en España, los seguros médicos son bastante buenos y normalmente cubren todos los tratamientos de sus clientes, pero sí es cierto que el tiempo de permanencia es muy importante y hay tratamientos específicos que tienen tiempo de carencia.
    Por ejemplo los embarazos tiene una carencia de un año y muchos tratamientos oncológicos tres y cinco años.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas restricciones son razonables, Dolega, pero hay de las otras también.
      Saludos desde Lima.

      Eliminar
  8. Yo tendria para contar algunas , pero, serian muy
    largas. Asi son los seguros. Muy real tu entrada.
    Te quiero.
    Cotiti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así son y parece que poco o nada se puede hacer, Consuelo.

      Eliminar
  9. Gabriela, una vez más comprobamos que "ellos" siempre llevan las de ganar y que no hay reclamo ni queja que valga. Uno ha de bailar con su propio pañuelo, salvo cuando ellos decidan que no.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O que por alguna razón "ellos" se conviertan en "nosotros" tristes y comunes mortales, Soñadora.

      Eliminar
  10. Vayaaa...En todos sitios cuecen habas!!
    Siempre llevan las de ganar...Y lo malo es que no se puede hacer nada más que aguantarse!!
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajo y agua, como le oí decir alguna vez a Paquita en Cuéntame cómo pasó, Laura.

      Eliminar
  11. Hola Gabriela,

    llevo muchos años disfrutando de un seguro médico y nunca he tenido ningún problema, si bien es cierto, que tampoco hemos padecido ninguna dolencia fuera de las muy muy habitual. Ni tampoco con la sanidad pública he de decir.

    Pero si recuerdo algo que me comentó una compañera del trabajo cuando su hermana estaba ingresada de urgencias en un hospital privado con un problema muy grave de riñón y en un estado muy avanzado de embarazo. Llaman de administración del hospital a la propia enferma a media mañana para decirle que a las 13:00 horas debía abandonar el hospital porque su compañía no cubría el tratamiento al que debía someterse...

    Todo fue un error y se pudo solucionar.

    Es posible que legalmente el hospital tuviera derecho a plantear la cuestión, pero no deja de ponerme los pelos de punta... Sobre todo el hecho de que no tuvieran la intención de ponerse en contacto ellos mismos con la aseguradora para solucionar el problema antes de comunicarlo a la enferma. Creo que a veces, lo que legalmente resulta correcto, entra en completa contradicción con la humanidad y el sentido común.

    Y después de la parrafada un besazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero la aceptan en el hospital y después le dicen que se tiene que ir. Ni gota de solidaridad, Laly.
      Siempre es refrescante leer tus comentarios. Disfruta de tus vacaciones.

      Eliminar
  12. Oi minha querida amiga Gabriela, estou passando rapidinho para te desejar "UM LINDO E FELIZ DIA DO AMIGO"...Volto depois para comentar o seu post.
    Amigos são flores plantadas ao longo do nosso
    caminho para que saibamos encontrar
    primavera o ano todo.
    (Letícia Thompson)
    Beijos com todo o meu carinho ღ˘◡˘ღ
    Marilene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marilene, que pases un lindo fin de semana.

      Eliminar
  13. La mayorìa de de los contratos tiene la letra chica con ella se cubren , son de terror.

    Un beso , cuìdate y feliz inicio de semana .
    Nancy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente en un tamaño más legible, nadie firmaría, Nancy.
      Por otro lado, ya no sé cómo comentar en tu blog, pero siempre lo leo.

      Eliminar
  14. Los seguros son como los congresistas.

    ¿Adivina por qué?

    Ja ja ja

    ResponderEliminar
  15. Olá amiga Gabriela, bom dia! Todos somos necessitados de ter um convênio medico,porque a saúde publica é um caos, mas poucos podem pagar. Paga-se uma fortuna para que se tenha um pouco mais de socorro pronto nos momentos da doença...mas realmente quando precisamos da volta do que pagamos e que vemos a burocracia e o descaso com os consumidores.Socorro pra quem pedir.
    Beijos com muito carinho
    Marilene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decían en el Chapulín Colorado: "y ahora, ¿quién podrá defendernos?" A veces me da ganas de decir lo mismo.

      Eliminar
  16. Podría haber pasado en Chile. No sería el primer caso.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido de vuelta, Esteban.
      Lo más lamentable es que tampoco sería el último.

      Eliminar
  17. Creo que es un problema general, ocurre en todos los países, una cosa es cobrar y otra es prestar el servicio, siempre es más escueto que lo que uno cree que ha contratado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno verte de vuelta, María Jesús.
      O más escuetos de lo que a uno le ofrecen al contratar.

      Eliminar
  18. Parabéns, Gabriela, pelo bebé recém nascido. Desejo-lhe as maiores felicidades.
    beijo

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.