jueves, 7 de octubre de 2010

Domingo electoral

El domingo 3 de octubre, los peruanos elegimos a los alcaldes, regidores y presidentes municipales que asumirán sus nuevas funciones el 1 de enero de 2011.

La campaña ha sido realmente desgastante, disgustante y hartante. Al punto que existe mucho recelo sobre cómo será la campaña presidencial del próximo año.

Pero para eso falta.

Por lo pronto, ese domingo electoral me dejó un buen sabor. Tuve la idea de ir a votar relativamente temprano. A eso de las 10:30 am... por eso lo de relativamente temprano.

Experiencias pasadas me hacían temer largas colas y desorden. Por eso, me sorprendió no encontrar nada de eso. Todo lo contrario. Ubiqué mi mesa de sufragio muy rápido, gracias a un clarísimo cartel ubicado en la entrada del colegio. Llegué al salón donde estaba ubicada mi mesa. No había cola. Voté en menos de 2 minutos. De ahí fui al baño a tratar de limpiarme un poco la tinta indeleble con que nos manchan el dedo. Otra cosa sorprendente: el baño estaba limpio. Otros años... mejor no detallar cómo lo encontraba.

No sé cómo habrá sido con otras personas, pero al menos mi experiencia fue buena esta vez.

He sido miembro de mesa más de una vez. Es uno de los pocos sorteos en los que no me gusta ver mi nombre. Pero debo admitir que una vez en el sitio, la experiencia es aleccionadora. Hasta divertida por momentos. De todas maneras, considero que luego de tres veces como miembro de mesa, dos de ellas como presidenta (la primera en pleno tiempo en que los chicos malos hacían de las suyas), es momento de darles la oportunidad a otros.

El día estaba como me gusta: frío y húmedo. Decidí regresar caminando. La foto que acompaña este post es de mi camino de regreso, en la vía peatonal de la Av. José Pardo. Calles tranquilas, sin aglomeraciones.

Dos reflexiones finales y una alegría.

Los limeños nos hemos portado como si las elecciones solamente se refirieran a Lima. Casi nos hemos olvidado de que esto era un proceso a nivel nacional. No es nada justo para con los peruanos que viven fuera de la capital.

Es bueno siempre confirmar el lugar de votación. Esta vez fusionaron muchas mesas, y era muy fácil averiguarlo en la página web del ente rector de nuestras elecciones. Fue mi caso, pues mi mesa se había fusionado y terminó incluida en otra. Mucha gente no hizo la verificación. Se confió en eso de "voto en el sitio de siempre" y tremendo chasco se llevaron cuando no encontraron su mesa en el lugar de siempre. A esas alturas, ponerse a buscar es de locos.

Finalmente, el candidato de mi distrito no fue reelecto.
--------------
1. Les invito a leer mi post sobre el tema publicado en Global Voices, en inglés y en castellano.
2. Hoy me desperté con la primicia de que Mario Vargas Llosa es el Premio Nobel de Literatura 2010. Una excelente noticia para el Perú y la literatura en castellano en general. Ver mi post en Global Voices, en inglés y en castellano.

13 comentarios:

  1. DEMOS GRACIAS A QUE EN NUESTRO DISTRITO HUBO ORDEN...EN OTROS "DICE" IMPERÓ EL CAOS...ENCIMA OMISIÓN DE "CÉLULAS"...ESO ESCUCHÉ EN UNA RADIO MUY SINTONIZADA...PARA NO CREERLO.
    PENSÉ QUE SON CÉDULAS...¿SERÁ POR ESO QUE EXTRAVIARON ALGUNAS?...jeje.
    COMPARTO LA SATISFACCIÓN DE LA NO RELECCIÓN...ALGO BUENO DENTRO DE TANTO HARTAZGO.
    SALUDOS Y GRACIAS POR ACORDARTE DE ESTE TU HUMILDE ADMIRADOR.
    ANTONIO

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he tenido que ser jurado de votacion, me imagino que es una labora aburrida...pero creo que tambien toca cumplirle a la nacion.
    Un saludo desde Colombia.
    :)

    ResponderEliminar
  3. Por primera vez fui a votar después de almorzar, porque siempre dicen que a esa hora ya va poca gente. Pero parece que todo el mundo pensó lo mismo, pues había mucha gente, el tráfico estaba insoportable, según me contaron. Y por supuesto, una amiga mía, que ya se sabe quien es, se perdió cuando salía de votar. Menos mal que la encontraron.

    ResponderEliminar
  4. Hola querida Gaby,

    Yo tambien estuve con mucha suerte, mi mesa no tenía cola, y sali rápido, pero como bien recuerda Lina, la que se perdió como siempre fuí yo, entré por una puerta y sali por la purta opuesta a la que entré, estaba perdida para mi hijo que me llevó a votar, le parecía increíble que su madre se hubiera perdido, mi nuera tenía mi cartera con el celular, por lo tanto me llamaba y sonaba junto a ella, yo no tenía como decirles que no se preocuparan que los esperaba en la puerta de salida del colegio donde me tocó votar, al fin me encontraron y no se quedó sin madre y mi nuera sin suegra,jajaja.

    Yo también he sido muchas veces miembro de mesa, y personera de Mario Vargas llosa en la primera y segunda vuelta, y recordando a Mario, nuestro Premio Novel de Leratura, te invito a ti a tus múltiples lectores a leer mi post de hoy sobre él.

    Con mucho cariño,

    Tu madrina, "la desorientada"

    ResponderEliminar
  5. Gaby; Gracias a Dios, fuiste "relati-
    vamente temprano" Quiza mas tarde hu-
    bieras encontrado mucha gente.Yo fui
    una vez presidenta de mesa en un co-
    legio; fue terrible, despues fui per-
    sonera de Vargas Llosa en USA.Tambien
    fue terrible y asi, no solamente en
    el Peru pasan estas cosas, bueno fe -
    lizmente Miraflores tiene otro alcal-
    de.Esperemos que las cosas mejoren en
    nuestro pais.Te quiero.Consuelo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Gabriela:
    Te felicito por el merecido Nobel para tu compatriota. Ya era hora.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  7. Ja ja ja "es el único sorteo en el que no me gusta ver ni nombre"

    Totalmente de acuerdo contigo Gabriela. Yo también voté a esa hora y tuve la suerte de que en mi mesa sólo había una persona esperando.

    Pero vi que habían otras aulas donde las colas estaban peor que para comprar entradas de concierto. Ufff...

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Gabriela:
    En las elecciones siempre hay algún pequeño incidente... pero espero que ese domingo haya sido un día correcto. Felicidades por el Premio Nobel.
    Cordiales saludos,
    Luis

    ResponderEliminar
  9. Siempre zafé de ser miembro de mesa, siempre fué tranquilo y sin colas y eso que nunca llegaba tan temprano como tú. Este año no voté porque cambié DNI y con eso dirección de Bs As, pero leyendo las noticias vi que había mucha gente que se quejaba de caos, imagino que es porque, como bien dices, iban confiados sin averiguar antes.
    Me sorprendió saber que te gustan los días fríos y húmedos... el frío lo soporto..la humedad NOO jaja

    ResponderEliminar
  10. ¡Aquí vengo a felicitarte por lo fluído de las elecciones para el que vota! otra cosa desanima a votar y es necesario pra la democracia.

    Yo soy una predicadora del derecho y deber de votar. Me sublevan las personas que se quejan y no votan. No tienen derecho, pienso.

    Un beso muy grande. Ya ganará tu candidato

    ResponderEliminar
  11. Hola!
    Todo bueno para vuestro pueblo.
    Abrazos Peru

    ResponderEliminar
  12. Lo más importante de lo que escribes, es que dejas ver que votar es de alguna manera importante.

    Acá en Colombia el voto no es obligatorio por lo que a veces la flojera del día domingo es el argumetno de muchos para no ir a sufragar. Incluso, alguna vez escuché de personas fallecidas cuyo voto aparecía registrado sin explicación alguna (porque se supone que uno presenta DNI, no?)

    Que bueno que tu experiencia esta vez fue buena y lo consignaste. A veces solo nos quejamos. Cierto?

    Saludos y que las elecciones traigan muchas cosas positivas,

    Cati

    ResponderEliminar
  13. Si, ojalá ese orden del domingo se repita en las elecciones que se nos vienen, Antonio.

    Es un poco aburrido por ratos, Madame Web, pero también tiene momentos divertidos.

    Pobre tu amiga, felizmente la encontraron, Lina.

    Al leer el comentario anterior al tuyo, Maricarmen, ya sabía que eras tú, ja, ja.

    Ojalá mejore todo por acá, Consuelo. En verdad, ya es hora.

    Gracias por los buenos deseos, Esteban.

    A veces es mi mesa es la que está como para entradas de concierto, Renzo. Por una vez, me tocó la cola fácil. Que se repita.

    Al menos para mí, Luis, todo salió bien el domingo. Gracias por la felicitación.

    Creo que muchas de esas confusiones fueron por confiarse, Katia.

    Acá no hay opción, AleMamá: votas o pagas una multa. No es muy alta, pero de todas maneras, a nadie le gusta pagar por gusto.

    Bienvenido, David. Y gracias.

    Si Cati, a veces solamente nos quejamos... sobre todo alguien con mi poca paciencia, ja, ja.

    ResponderEliminar

Gracias por leerme... y más aun por dejarme tu tarjeta de visita. Nunca sabemos hasta dónde nos puede llevar la blogósfera.